Economía y política

Analistas estiman que a partir de ahora habrá menor caída de ventas minoristas

Por  CARLOS BOYADJIAN

Las estimaciones iniciales preveían una caída del consumo del 2 o 3% en el año, pero ahora se espera una contración mayor. Cob todo, proyectan que las ventas tendrían un mejor segundo semestre
Analistas estiman que a partir de ahora habrá menor caída de ventas minoristas

18/07/2019 | 20:12

La foto actual del consumo muestra cierta recuperación, a partir de medidas específicas de impulso y también un cambio en las expectativas de los consumidores, por noticias favorables que provienen de la macro. En rigor, hay una desaceleración de la caída en varios sectores, pero lo que nadie discute es que el año terminará en contracción.

"Habíamos hecho un pronóstico de entre 2 y 3% negativa y para que se dé ese número tenemos que esperar que los próximos seis meses el consumo dé flat (estable) o un poco positivo, porque de lo contrario, no va a mejorar ese 7,2% negativo que tenemos acumulado al primer semestre", señaló Osvaldo Del Río, titular de Scentia, especializada en consumo masivo.

El último relevamiento de la consultora indica que en junio el consumo masivo se desplomó 8,4% en términos interanuales, y totaliza 7,2% en el período enero-junio. Por otra parte, sostiene que en los primeros meses de 2018 la variación de los salarios igualaba a la inflación, con mejoras en el consumo y un nivel más alto de confianza del consumidor.

Sin embargo, "desde junio de 2018 hacia adelante observamos brechas similares o superiores a las que se indican en 2016, con un deterioro mes a mes del Indice de Confianza del Consumidor (ICC)".

En este contexto, según la consultora el programa Precios Esenciales registró un incremento del 112% en volúmenes desde su fecha de lanzamiento, en abril pasado, hasta junio. En prospectiva, Del Río aseguró que "lo que va a pasar en julio es que tendría que empezar a notarse una desaceleración de la caída".

Según su visión, eso se dará por dos razones, en primer lugar, porque tiene que mantenerse el proceso de desaceleración de la inflación, lo que va a hacer que las paritarias juegue un poco a favor del consumo y por otro lado, porque todos los meses, de julio a diciembre de 2018 fueron muy negativos, lo que supone una baja base de comparación.

Desde el sector empresarial también hay expectativas positivas. Mario Grinman, secretario de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) se manifestó "moderadamente optimista" de cara al futuro y atribuyó esta mirada al "hecho que se haya aquietado el tipo de cambio y la inflación pareciera que encontró un camino de baja, aunque es muy gradual".

Por su parte, Facundo Aragón, gerente Comercial de Nielsen, advirtió que en los distintos índices de confianza que elaboran las consultoras "se observa un freno en la caída del consumo". Esto se traduce en que mucha gente, "de alguna manera, ve que lo peor ya pasó por la inflación a la baja y la mejora del salario por paritarias".

Hacia adelante, se espera que conforme avance el año, y mientras se mantengan los factores que impulsaron una mejora coyuntural, la caída debería ir disminuyendo. "Lo que no esperamos -precisó Aragón- es que haya una recuperación del consumo masivo de acá hasta fin de año, los números van a seguir en rojo pero a tasas mejores que lo que estábamos viendo ahora".