Economía y política

Afirman que De Vido sacó tres cajas fuertes de su departamento antes de un allanamiento en 2016

Así lo denunció el encargado del edificio donde vivía el ex ministro de Planificación, que además  aseguró que las bóvedas habían ingresado dentro de su vivienda aproximadamente en 2006 y estuvieron allí durante “unos diez años atrás”.
Afirman que De Vido sacó tres cajas fuertes de su departamento antes de un allanamiento en 2016

10/09/2018 | 09:26

El portero del edificio donde vivía el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, antes de ser trasladado al penal de Ezeiza lo acusó, entre otras cosas, de haber sacado de su departamento “tres enormes cajas fuertes”, justo antes del allanamiento que se realizó el 24 de junio de 2016.

El testimonio del encargado de la torre ubicada en Avenida Libertador al 2200 aseguró que las bóvedas habían ingresado dentro de su vivienda aproximadamente en 2006 y estuvieron allí durante “unos diez años atrás”.

La caja fuerte grande era como de dos metros y medio de altura y un metro y medio de ancho, como la que tienen los bancos. Y las otras dos cajas eran más chicas. Tendrían un alto de un metro. Los que se encargaban de subir las cajas no eran de la custodia. Era personal especializado en este tema porque tenían unos cinturones de seguridad enormes para transportar las cajas. En especial la grande. Las tres cajas se subieron por la escalera”, dice el expediente respecto del modo en el que fueron ingresadas las cajas.

Si bien el portero del edificio no declaró como testigo de identidad reservada, el informe que presentó anoche La Cornisa no quiso hacer trascender su nombre ya que el encargado teme que lo despidan y hasta que lo maten.

El declarante explicó que todos los encargados tenían problemas con los custodios de De Vido. En especial con el jefe de los custodios, el principal Fabián Alberto González.

“Primero andaba con un Fiat 1 de un modelo viejo y luego, al poco tiempo, ya andaba con una camioneta impresionante. El problema con el declarante es que no les dejaba hacer lo que querían. Por ejemplo, entrar cuatro o cinco coches en la cochera cuando De Vido tenía solo dos cocheras de su propiedad. Además lo que implicaban que estuvieran ocho o diez custodias permanentemente en el lugar que no se comportaban de manera educada”.