Economía y política

AFIP ya obliga a deducir los hijos al 50% por padre en Ganancias: cómo impacta en el bolsillo

Por DOLORES OLVEIRA
La AFIP puso operativo el cambio de criterio en su página de Internet. La medida es retroactiva al 1 de enero de este año y se perderán beneficios.
AFIP ya obliga a deducir los hijos al 50% por padre en Ganancias: cómo impacta en el bolsillo

05/09/2018 | 10:28

La AFIP puso operativa la modificación de la interpretación que impuso sobre cómo deben deducirse los hijos en el Impuesto a las Ganancias, que implicará pérdidas para muchas personas. Es que hasta ahora ambos padres podían deducir 100% de este ítem, y ahora sólo podrán hacerlo en un 50% en forma retroactiva al 1 de enero pasado..

En el aplicativo Siradig, que incluye las deducciones de empleados en relación de dependencia del Impuesto a las Ganancias, el sistema de la AFIP dice:

"En el caso de Hijos/as, Hijastros/as, si la deducción le corresponde a ambos padres,

cada uno de ellos sólo podrá computarse el 50%"

Históricamente, ambos cónyuges pueden deducir, como "carga de familia" a los hijos. Ya sea que estuvieran casados, separados o divorciados, si los dos trabajaban, cada uno podía descontarse de su Impuesto a las Ganancias el 100% del importe que correspondiera cada año por su hijo, recordó Ezequiel Passarelli, de la consultora SCI.

Desde este año, a raíz de una interpretación que hizo la AFIP de una reforma de la ley del Impuesto a las Ganancias que, en realidad, tuvo vigencia desde el 1° de enero del 2017, cambia radicalmente esta cuestión y los contribuyentes deberán optar por alguna de las siguientes alternativas, enumeró Passarelli:

- Solo uno de ellos deduce al hijo en un 100% de su impuesto.

- Los dos lo deducen, pero, en un 50% cada uno.

El cambio surge porque dicha reforma cuando expresa quién se podrá tomar al hijo como carga de familia, modificó la expresión "los parientes más cercanos", por "el pariente más cercano".

De esa forma, la AFIP "aprovechó" este cambio (plural por singular) e interpretó, con vigencia desde el 2018 (aunque la ley tiene vigencia desde el 2017), que solo uno de ellos podría computarse la deducción; o bien los dos, pero ya no al 100%, sino en un 50% cada uno.

Es así que, la AFIP modificó el sistema y los empleados con hijos deberán optar por una de esas dos alternativas, ingresando con CUIT y Clave Fiscal a la página de Internet de AFIP, mediante el servicio "Siradig – Trabajador" y enviándole en forma electrónica a cada empleador el Formulario 572 de AFIP, puntualizó Passarelli.

Cuánto pierde el contribuyente con el cambio

La deducción por hijo en 2018 asciende a $ 31.461,09. Por lo cual, como máximo, a aquellos empleados que están en la escala más alta del impuesto (35%), les implicará un impuesto adicional de $ 11.011,38, dado que este cambio aplica de forma retroactiva a enero del 2018, calculó Passarelli.

El Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Capital Federal emitió un informe exponiendo su diferencia conceptual con la AFIP, titulado "exceso reglamentario en la resolución AFIP E-4286 respecto a la deducción por hijo".

La esencia de la crítica radica en que, en realidad, no se puede definir quién es el más cercano: ¿el padre o la madre? (en el caso de parejas heterosexuales). Los dos tienen el mismo grado de cercanía. Los dos son "el pariente más cercano".

Adicionalmente, resulta muy curioso el tiempo que se tomó el Organismo Fiscal para emitir esta interpretación y cambiar de criterio, opinó Passarelli.

Esta reforma se produjo con el dictado de la ley 27.346, que fue publicada el 27 de diciembre del 2016, con vigencia desde el 1° de enero del 2017.

Seguramente será un tema que se terminará definiendo en la Justicia, ante diferencias de criterios por parte de personas que pretendan continuar con la interpretación que, desde siempre, existe en torno a esta cuestión, adelantó Passarelli.

Con la Ley 27.346 se pasó, además, de poder deducirse a los hijos hasta los 24 años a poder hacerlo hasta los 18 años, reduciéndose significativamente la posibilidad de reducir el impuesto para los padres, concluyó el especialista.