Deportes

Boca y River no se sacaron ventaja y todo se define en el Monumental

Por  PABLO HECKER

El empate 2-2, dejó a los "millonarios" mucho mejor perfilados y favoritos con vistas a la definición de la gran Superfinal que se jugará en quince días
Boca y River no se sacaron ventaja y todo se define en el Monumental

12/11/2018 | 00:17

Boca y River empataron 2-2 en el marco de una vibrante primera final de la Copa Libertadores. El encuentro se disputó en la Bombonera con la presencia de 51.000 espectadores.

El local abrió el marcador a los 33 minutos por intermedio de Ramón Ábila, tras un doble remate dentro del área que no pudo contener Franco Armani. Sin embargo, River empató dos minutos más tarde a través de Lucas Pratto, tras una distracción de la defensa local.

Antes del cierre de un primer tiempo con dominio cambiante, el equipo xeneize volvió a ponerse en ventaja a los 45 minutos gracias a un remate de cabeza de Darío Benedetto, quien había ingresado debido a la lesión de Cristian Pavón.

En el segundo tiempo, River empató nuevamente a los 60 minutos con un gol de Carlos Izquierdoz en contra, después de un envío de Gonzalo "Pity" Martínez sobre el área local.

Boca contó con la oportunidad para llevarse la victoria a los 90 minutos a través de Benedetto, tras una escapada de Carlos Tévez, pero el arquero "millonario" mantuvo el 2-2 en el marcador con una gran atajada.

"¡Vamos! Todavía no estamos muertos", arengó Carlos Tevez a sus compañeros en el campo de juego, luego de una igualdad que golpeó fuerte a los locales.

"La sensación es positiva, porque el equipo no se quedó en la adversidad", dijo el capitán millonario Jonatan Maidana. "Vinimos a buscar una victoria, pero no nos vamos disconformes. Vamos a hacer el esfuerzo para que la Copa quede en casa", agregó.

En cuanto al árbitro chileno Roberto Tobar, condujo el partido cobrando en las divididas lo que era menos comprometido, algo que lo llevó a errar en algunos fallos menores.

De su lado tuvo que los futbolistas se cuidaron con los golpes fuertes y que prácticamente no hubo jugadas polémicas ni hubo que recurrir al VAR.

La final entre Boca y River es la primera entre dos equipos de un mismo país en la principal competencia del fútbol sudamericano, desde que comenzó a jugarse en 1960, por lo que ha captado la atención mundial.

Con estos enfrentamientos es la tercera vez que ambas entidades se juegan en una final, después del triunfo de Boca en el torneo Nacional de 1976 y la victoria de River en la Supercopa Argentina de este año.

El club xeneize busca el séptimo trofeo continental de su historia, luego de los títulos conseguidos en 1977, 1978, 2000, 2001, 2003 y 2007. Mientras que los de Núñez fueron campeones en 1986, 1996 y 2015.

La revancha está programada para el sábado 24 de este mes en el estadio Monumental, con una fecha FIFA en el medio.