Columnistas

Una alimentación equilibrada y personalizada

Por LAURA ROMANO

Licenciada en Nutrición (MN 5992). Directora de Integral Nutrición.

Una alimentación equilibrada y personalizada
LAURA ROMANO
22/10/2019 | 18:13

Las malas conductas en la alimentación están favoreciendo la prevalencia del sobrepeso y la obesidad y esta problemática nos ha llevado a dejar de lado el carácter multifactorial que la favorece para dar lugar a ciertas herramientas destinadas a apuntar a los alimentos como enemigos.

Así surge el etiquetado frontal de alimentos comoun intento por suministrar información a los consumidores. Esta nueva herramienta produjo un amplio debate sobre el modo correcto para orientar a un consumidor interesado por saber más sobre los alimentos, pero también que necesita nuestra recomendación para aprender a alimentarse de manera más equilibrada, considerando todas las variables necesarias para trabajar en el problema del sobrepeso.

En algunos países de Europa y en Estados Unidos han optado por un modelo de etiquetado más informativo, que indica las cantidades de azúcar, sal y grasa contenidas en los alimentos. Otros han adoptado por sistemas con colores, lo que se conoce como un modelo nutricional semafórico. Ambos sistemas indican las cantidades de los ingredientes en la parte frontal del envase, de acuerdo con las recomendaciones de consumo diario.

En este camino otro caso es el de Chile, que decidió elegir advertencias en negro con inscripciones como "alto en azúcar" o "alto en grasa saturada". Tres años después de su implementación los medios chilenos han presentado un balance preliminar del sistema de etiquetado. Dicho informe refleja que, si bien los consumidores están conscientes de la presencia de los sellos de advertencia, cada vez toman menos en cuenta sus recomendaciones. En este sentido, la obesidad en Chile ha seguido creciendo, según lo demuestra un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que indica que desde el 2016, fecha de la puesta en vigencia del etiquetado, Chile es el segundo país que integra la entidad, con mayor incidencia de obesidad en personas mayores de 15 años.

La sociedad nos pide a todos los actores que nos ocupemos para lograr una alimentación más equilibrada, en este sentido se requiere una mirada más integral para lograr hábitos alimenticios más saludables. Estas experiencias nos están indicando hoy que no es posible avanzar en un sistema de advertencias en las etiquetas sin considerar todo lo que implica llevar a cabo para la adopción de hábitos alimenticios más saludables.