Columnistas

¿A qué valor estás dispuesto a vender tus dólares?

¿A qué valor estás dispuesto a vender tus dólares?

30/08/2018 | 02:13

"El dólar va a parar cuando vos vendas los tuyos". La explicación, simple pero efectiva, que brindó ayer el economista Miguel Bein durante un evento brindado por el Grupo BIND sobre innovación en el sistema financiero, dejó en claro cuál es el problema que desvela al Gobierno y hace tambalear a la economía. La falta de dólares agita a un mercado en el que los grandes fondos internacionales desarman carteras de inversión y se impone la lógica imperante en la mayoría de los argentinos: el ahorro en dólares como refugio ante la incertidumbre y la desconfianza.

La corrida cambiaria se frena cuando la paridad se estabiliza y eso sucede solo cuando sobran divisas. Ese escenario se observó durante 2017, cuando una fuerte emisión de deuda externa hizo ingresar una gran cantidad de billetes que el Tesoro vendió en un mercado cambiario ya abastecido por los dólares del agro. Hoy, el acceso al crédito se frenó, luego de inundar de bonos argentinos el mercado global. Y el campo sufrió una sequía que se expandió a la plaza cambiaria. Así, el dólar duplicó su valor en el último año.

En un país con servicios atados a la evolución de la moneda estadounidense y gran cantidad de producción que requiere de componentes importados, este hecho contribuyó a disparar la inflación por encima del 30% anual y las tasas hasta el 45%, hundir el consumo privado e ingresar en una etapa recesiva que afecta al empleo y que, según algunos pronósticos, derivará en una contracción del PIB de 1,3% para todo el año. Es cierto que la suba del dólar mejora la competitividad y junto a la recesión achica el déficit de la cuenta corriente, pero la caída de la actividad y el consumo reducen la recaudación, lo que demanda más financiamiento.

Una asistencia que pidió el presidente Mauricio Macri al Fondo Monetario Internacional para que garantice los fondos necesarios hasta el final de su mandato. Al menos, para intentar calmar al mercado y dar señales de que se cumplirá con la deuda asumida mientras se avanza en el programa de ajuste fiscal, a la espera de que lleguen los ingresos de la nueva cosecha de soja previstos para abril próximo. Con ello, el oficialismo confía en arribar a la previa electoral con la noticia de que la economía habría vuelto a crecer dos puntos del PBI en el segundo trimestre de la mano del campo, aunque ese número no garantice una suba a lo largo de todo el año.

El problema es que la respuesta que dio el mercado ayer parece indicar que el auxilio del Fondo no es suficiente para recuperar la confianza perdida y el dólar no encuentra un horizonte. Dice Bein: "Cada vez que me preguntan a qué valor llegará el dólar yo repregunto: '¿Y vos, a cuánto lo vendés?'".