3dias

Siete grupos concentran más de la mitad de la inversión pública porteña

Por EZEQUIEL M. CHABAY
Tienen en sus manos el 51% de los $ 35.000 millones de fondos públicos en marcha para infraestructura. Unas 50 constructoras se reparten más de 180 proyectos en ejecución
Siete grupos concentran más de la mitad de la inversión pública porteña

28/08/2018 | 00:15

Las grandes obras de infraestructura que atraviesan la ciudad de Buenos Aires tienen como protagonistas al Gobierno porteño, pero también a un reducido grupo de constructoras seleccionadas para llevarlas a cabo. Según las estadísticas oficiales, siete compañías fueron favorecidas con unas 25 obras de gran magnitud que suponen más de la mitad del dinero invertido por el Estado local para el desarrollo de la Ciudad.

La información surge del Portal BA Obras, que el Ejecutivo porteño puso en marcha en noviembre pasado con datos abiertos sobre las obras estatales, en el que se puede conocer a las empresas adjudicatarias de los contratos, los montos negociados, el progreso de los trabajos y otros detalles.

Esta fuente de acceso público da cuenta de 186 proyectos en ejecución, de los que participan unas 50 compañías y para los que hay $ 35.378,4 millones en partidas asignadas. De ese universo, las constructoras Green S.A., Benito Roggio, Fontana Nicastro, Iecsa, Dycasa, Techint y Conorvial poseen "la mitad más uno" de los pesos destinados a ladrillos. Concretamente, se reparten $ 17.952,4 millones. Dicho de otro modo, es el 51% del presupuesto en marcha.

La primera constructora, en términos dinerarios, es Green S.A. La firma de Carlos Arroyo y Carlos Amprino, surgida en Mendoza, tiene contratos por $ 5.394,8 millones, por la edificación del Tramo B del Paseo del Bajo (en UTE con Seosa, por $ 1640,5 millones), el sector 3 y la etapa 6 del barrio Papa Francisco ($ 655 millones), y el viaducto del ferrocarril San Martín, entre La Paternal y Palermo ($ 3.098,8 millones, en UTE con Rottio).

La segunda empresa del ranking es Benito Roggio e Hijos, con $ 4994 millones comprometidos en negocios. El grupo que lideraba hasta hace días Aldo Roggio y del que decidió hacerse un costado tras haber sido mencionado en la causa de los Cuadernos K, tiene a su cargo las obras de expansión de la Línea E de subte ($ 784,4 millones) con tres estaciones hasta Retiro, por inaugurarse en 2019. Roggio controla Metrovías, la empresa que opera el servicio del Subte y el Premetro, y que compite ahora por retenerlo hasta 2034. Además, en UTE con Cartellone y Supercemento (mencionados en los Cuadernos), tiene a su cargo el entubamiento del Arroyo Vega ($ 2136,6 millones) y con José Chediack realiza la elevación de vías del ferrocarril Mitre ($ 2056,7 millones). A través de otra subsidiaria, Sehos, realiza obras en escuelas de Palermo por $ 16.253.300.

El podio se completa con la unión transitoria de Fontana Nicastro y IECSA, esta última hoy en manos del empresario Marcelo Mindlin, pero que supo pertenecer al primo del presidente Macri, Ángelo Calcaterra. Ambas firmas tienen a su cargo el Tramo C del Paseo del Bajo, por $ 3183,2 millones. A su vez, Fontana Nicastro comparte con Dycasa la edificación de un paso bajo nivel en la avenida Nazca, por $ 174,3 millones. Con esto, Fontana Nicastro, la empresa de la familia Andrenacci, asciende a $ 3357 millones.

El cuarto puesto, en términos de inversión a su cargo, es Dycasa, a cargo de un paso bajo nivel sobre la avenida Nazca, en Villa del Parque, tasado en $ 174,3 millones, y la extensión y mejora de la Línea H del subterráneo, en asociación con Techint, por $ 2227 millones. Así, Dycasa acumula $ 2401,3 millones, seguida por Techint, con la mencionada obra bajo único proyecto en territorios capitalinos.

La siguiente empresa es Conorvial S.A. La firma surgida en Santiago del Estero, a cargo de Pablo López Casanegra, tiene diez obras a cargo en el Barrio Papa Francisco, el barrio Fraga (ex playón de maniobras de Chacarita) y en el Parque Olímpico y la Villa Olímpica, por $ 1978,8 millones.