Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Rehabilitaron a 9800 monotributistas excluidos por error

monotributo

monotributo

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reincorporó al Monotributo a 9869 personas que habían sido dadas de baja de ese régimen el 9 de diciembre pasado al haber tomado en forma errónea un tope de gastos anuales para quienes venden cosas muebles.

Un día antes de irse del Gobierno el ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, publicó en el Boletín Oficial una decisión excluyendo a 11.951 monotributistas, fuera de la fecha legal, que es el 1º de cada mes, lo que afectó las posibilidades de apelar al tomar en cuenta festividades y feriados.

Además, la gran mayoría de los excluidos, que todavía no sufrieron problemas concretos porque Alberto Abad, el actual jefe de la AFIP, había extendido el lapso de apelación, fueron víctimas de un error en el cruce de datos que se hace para determinar si el contribuyente está debidamente registrado o si, por el contrario, existen motivos para su pase al Régimen General de IVA y Ganancias.

La corrección de los datos derivó en la publicación, en el Boletín Oficial ayer, de un listado de monotributistas que sí se considera que deben estar excluidos y que reemplaza al difundido dos meses atrás. En la nueva lista hay 2082 contribuyentes, que eran parte de los que incluía el listado del 9 de diciembre. Estos ahora deben apelar, pero si ya lo hicieron, no deben hacerlo por segunda vez.

La comunicación oficial menciona que se detectaron "errores sistémicos". En concreto, se cruzaron lo datos tomando erróneamente la causal de exclusión definido por el artículo 20 en los incisos a y k de la ley del Monotributo.

Lo que allí se dispone es que el valor de las compras y gastos anuales referidos a la actividad económica realizada por el contribuyente, no puede superar el 80% del tope de facturación permitida para estar en el régimen simplificado, en caso de venta de bienes muebles, que es de $ 600.000; o el 40% del tope, si se trata de prestación de servicios, para quienes el máximo de ingresos es de $ 400.000.

 


Lo que había ocurrido, pudo saber El Cronista, es que se había tomado el tope máximo de $ 400.000 para todos, también para los monotributistas que venden cosas muebles. En este caso, sólo pueden tener gastos hasta $ 160.000, cuando en realidad su límite real es de $ 480.000.


La actual administración detectó que había un error porque comenzaron a caer apelaciones en gran número, y esto es algo que se basa en datos autodeclarados, por lo que es muy certero. Desde junio de 2014 cuando empezó el régimen de las exclusiones a noviembre de 2015 se hicieron 7858 desvinculaciones del Monotributo y se apelaron sólo 120 trámites. En diciembre se habían desvinculado casi 12.000 en un barrido de agosto y septiembre, y ahora quedaron unos 2000 afuera de esa tanda.

Pero por octubre y noviembre, la gestión de Abad ya pasó a otros 7500 monotributistas al Régimen General.