Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El plan de facilidades de AFIP tendrá utilidad pero son pocas cuotas, según los especialistas

Varios tributaristas coinciden en que el plan de facilidades de pagos permanente que pondrá en vigor la semana que viene la AFIP traerá alivio, pero afirman que faltan previsiones

El plan de facilidades de AFIP tendrá utilidad pero son pocas cuotas, según los especialistas

Especialistas en tributación opinaron que el nuevo plan de pago permanente que lanzará la AFIP "traerá oxigeno" a los contribuyentes, aunque las cuotas saben a poco. Pidieron que se tenga en cuenta el problema de los anticipos, el que se creó por la negativa de la gestión de Ricardo Echegaray a admitir su reducción legal.

Guillermo N. Pérez y Sebastián Mancuso, del Grupo GNP, opinaron que "lo bueno del plan es que es permanente, lo cual da previsibilidad a las empresas y posibilidad de financiar impuestos a una tasa BNA plazo fijo más 2 puntos para pymes y 6 puntos para grandes empresas".

"Da oxígeno a empresas que han tenido dificultades en estos últimos dos meses, en el caso de la construcción por diferimiento en el pago de certificados de obra pública nacionales y provinciales", dijeron Pérez y Mancuso, y subrayaron que "permite incluir conceptos de la seguridad social, también aportes, que son obligaciones muy onerosas ante incumplimientos".

Gastón Vidal Quera, de Lisicki, Litvin y Asociados, calificó de positivos distintos aspectos del nuevo régimen, en cuanto a cuotas, requisitos y tasas, pero puso la lupa en que el plan no permite ingresar deuda que esté declarada en planes vigentes, ni anticipos o pagos a cuenta del impuesto, y consideró que esta situación "debería haberse incluido ya que la AFIP viene rechazando la reducción de anticipos en forma automática, lo que ha generado importantes deudas de contribuyentes".

Carlos Baldomá, de Deloitte, consideró "muy positivo" que los contribuyentes tengan una herramienta para "problemas transitorios", aunque planteó lo siguiente:

- Si bien se excluyen las retenciones y percepciones, propuso que sean sólo las practicadas y no depositadas, mientras que las omitidas se incluyan.

- Respecto de las 3 cuotas para los aportes de los trabajadores, opinó que es escaso para pymes en problemas.

- La AFIP debería precisar si se permitirá incluir en las 24 cuotas por deudas por ajustes de inspección salidas no documentadas y multas firmes, y si se admitirá ejercer la acción de repetición de estos ajustes ingresados bajo el plan.

Carlos Fernández, de Crowe Horwath, consideró positivo que se elimine el requisito de nivel de facturación máximo y cantidad de personal del plan hoy vigentes, y como negativo, que la cantidad máxima de cuotas para deudas corrientes en general sigue siendo seis.

"Los contribuyentes esperan más plazos de financiación pero parece que la AFIP no tiene intenciones de actuar como ‘banco’", comentó el especialista.

Fernández consideró que, "a futuro, no podemos descartar la aparición de un plan especial, acotado en el tiempo, con mayores plazos de financiación a los fines de regularizar la deuda o ‘mochila fiscal’ acumulada".

Hugo Almoño, de PwC Argentina, dijo que el plan "realmente es original" y calificó de "muy positivo" los "beneficios que otorga", en referencia al levantamiento de la suspensión de los registros aduaneros, la posibilidad de obtener certificado fiscal para contratar con el Estado y el acceso a beneficios fiscales que exigen cumplimiento.

"Si bien la tasa parece razonable, en el caso de empresas de medianas para arriba, en que se agregan 6 puntos a la tasa de plazo fijo del BNA, sumado al sistema de amortización francés que se aplicará, en el que se pagan primero los intereses y al final el capital, en planes de hasta 24 cuotas el costo puede ser significativo, si bien seguramente será menor al del financiamiento bancario", aseguró Almoño.

Marcelo D. Rodríguez, de MR Consultores destacó entre otros aspectos relevantes que desaparezca el tope de facturación y el requisito del personal en relación de dependencia, así como que las exclusiones subjetivas se flexibilizan de denunciados a imputados penalmente.

Respecto del plan de 24 cuotas para ajustes de inspección, Rodríguez dijo que "es una herra mienta muy útil para permitir a las empresas allanarse a la pretensión fiscal y poder cerrar una fiscalización".