U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Tras banquinazo de Musk, maneja Tesla una mujer

Robyn Denholm reemplaza a Elon Musk, luego de que el CEO pactó con la SEC dejar el puesto de presidente. La ejecutiva trabaja para la automotriz desde 2014

Un tuit con información delicada alejaron a Musk de la conducción

Un tuit con información delicada alejaron a Musk de la conducción

Tesla eligió a una mujer para el cargo de presidente de su Directorio. Robyn Denholm será la encargada de reemplazar a Elon Musk, luego de que el actual CEO de la automotriz pactara dejar el puesto con la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés). El arreglo fue producto de una serie de tuits en los que aseguraba que la firma ya contaba con financiamiento para rescatarla de la Bolsa y hacerla completamente privada. La negociación terminó también con la inclusión del pago de u$s 20 millones en concepto de multas.

Al conocerse el acuerdo con la SEC, en las primeras versiones se especulaba con que James Murdoch, hijo del magnate Rupert Murdoch, pudiera ser el elegido para ocupar el cargo. Pero finalmente fue Denholm, una ejecutiva que se desempeña como directora independiente de Tesla desde agosto de 2014.

Con esta novedad, la compañía tendrá por primera vez un nuevo líder desde 2004 cuando Musk, que mantiene todavía el puesto de CEO, tomó las riendas de la fabricante de autos eléctricos.

La ejecutiva tiene un amplio curriculum. Se graduó como licenciada en Economía por la Universidad de Syndey y cuenta con un máster en Comercio por la Universidad de Nueva Gales del Sur. En su trayectoria figuran cargos ejecutivos durante siete años en la filial australiana de Toyota y roles de primera línea en compañías con intereses en Silicon Valley.

Actualmente, Denholm es la CFO de la telco Tesltra, donde antes trabajó como directora de operaciones.

La disputa de Musk con la SEC comenzó el 7 de agosto, hace apenas tres meses, cuando contó en su cuenta personal de Twitter sus intenciones de sacar a Tesla de la Bolsa de Nueva York. El anuncio provocó un aumento en la cotización de los títulos de la automotriz, sin embargo, unos días más tarde confirmó que no continuaría con su plan.

Estas idas y vueltas motivaron el inicio de una investigación por parte del organismo, debido a que este tipo de proyectos deben ser primero anunciados oficialmente para compañías que cotizan en Bolsa.

De haberse concretado la operación tal como originalmente la comunicó Musk, accionista mayoritario de la compañía, a u$s 480 por acción, hubiera significado una prima del 23% para quienes hayan comprado papeles de la fabricante de autos eléctricos estadounidense al precio de cierre de la jornada del día anterior. Además, la movida hubiera supuesto que la compañía alcance una valoración en torno a los u$s 72.000 millones.

Circuló también la versión de que aquel eventual financiamiento del que habló Musk podía provenir del fondo soberano árabe liderado por el príncipe Mohammed bin Salman, que ya habría consolidado una participación de entre el 3% y el 5% en la firma durante este año.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés