MENOS DIVISAS

Alerta: por la bajante del Paraná se perdieron u$s 620 millones en lo que va del año

Es el cálculo que hace la Bolsa de Comercio de Rosario comparando los precios que se terminan pagan en ese nodo portuario por los derivados de la soja, en relación a los de Paranaguá en Brasil.

En nueve meses, la bajante récord del río Paraná generó un costo para el país, estimado en u$s 620 millones. Este cálculo surge a partir del diferencial de precios que tienen los productos embarcados en el Up River (Rosario) respecto de puertos en Brasil. 

En el caso del maíz, este fenómeno climático determina el desplazamiento y una mayor carga en el puerto de Bahía Blanca, y en consecuencia mayores precios pagados en esa terminal, con impacto también en precios percibidos por la producción que sale por el nodo Rosario.

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) señala que los mayores costos logísticos en que se incurre para sacar los productos desde los puertos del Paraná "impactan sobre los precios de exportación para origen Gran Rosario, agrandando el diferencial con la mercadería brasileña"

Y los números son impactantes. De acuerdo al análisis "la brecha entre el (valor) FOB Paranaguá y el FOB Up River/Rosario para la harina de soja se encuentra en este momento con su peor diferencial de precio FOB desde 2013". Y agrega que "para encontrar un diferencial aún peor para la harina, deberíamos remontarnos al período 2003-2005.

El Up River Rosario abarca desde Arroyo Seco, al sur de la provincia de Santa Fe hasta Timbúes a 35 kilómetros al norte de Rosario, en una extensión de 67 kilómetros a lo largo de la ribera derecha del Paraná. 

La situación es más desventajosa aún para el aceite de soja, ya que no se veía un diferencial de precios tan amplio desde el año 2008, indicó la entidad.

El punto es que con más de 25 millones de toneladas de subproductos del complejo oleaginoso embarcados desde enero pasado, "estimamos una pérdida superior a los u$s 620 millones para estos embarques desde el Up River", calculó la BCR.

En este contexto, las exportaciones de harina y aceite de soja "se están embarcando actualmente con precios que limitan el ingreso de dólares a la Argentina, en vistas de la menor competitividad de la mercadería argentina y las severas dificultades en la logística portuaria por el escaso caudal de la Hidrovía Paraná-Paraguay a la altura de Rosario", surge del informe.

En el caso de la harina de soja, en casi nueve meses se han embarcado 21.279.521 toneladas en el Up River, con una pérdida estimada de u$s 484.879.921. Por su parte, el volumen embarcado de aceite de soja llegó en el año a 4.396.117 toneladas, con una pérdida estimada en u$s 135.234.079.

En cuanto al maíz, la nota saliente es el desplazamiento de muchos embarques hacia el puerto de Bahía Blanca, con impacto en el precio interno. Así, teniendo en cuenta que la carga de maíz desde Bahía Blanca viene rompiendo récords históricos, los precios pagados en el sur del territorio bonaerense se han fortalecido, mientras que en la zona Rosario se mantienen estables.

En septiembre se está abonando un promedio de u$s 230/t de maíz sobre Bahía Blanca, en tanto que en Rosario el precio oscila en torno a US$ 192/t. Esto supone un diferencial cercano a los u$s 38/t. 

Como dato vale recordar que hace doce meses la situación era completamente distinta, cuando el maíz embarcado en Bahía Blanca promediaba u$s 156/t y el de Rosario u$s 158/t, una diferencia de $2/t a favor de los puertos del Up River.  


Tags relacionados

Compartí tus comentarios