U$D

SÁBADO 20/04/2019

Trump da marcha atrás y decreta no separar a niños inmigrantes

Tras la ola de críticas internacionales a Estados Unidos, el mandatario firmó una orden ejecutiva para evitar la división de las familias de indocumentados

"No me gustaba ver a las familias separadas ni los sentimientos que eso provoca", dijo Trump

El presidente estadounidense, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva para detener la separación de los niños inmigrantes de sus padres cuando éstos son detenidos en la frontera sur, algo que había generado críticas en todo el mundo.

El decreto permitirá que los niños que cruzan la frontera sur junto a sus padres se queden con ellos en centros de detención de inmigrantes durante un plazo de tiempo dilatado. "No nos gusta ver a las familias separadas. Al mismo tiempo, no nos gusta que la gente entre ilegalmente en nuestro país. Esto resuelve el problema", dijo el presidente. Sin embargo, la detención de los niños -aunque sea junto a sus padres- probablemente generará demandas contra la Casa Blanca porque contraviene el acuerdo "Flores" que suscribió el gobierno en 1997. El acuerdo establece que los menores detenidos en la frontera sólo pueden ser privados de libertad durante un máximo de 20 días.

"No me gustaba ver a las familias separadas ni los sentimientos que eso provoca", aseguró Trump y opinó que la firma del decreto hará que haya "mucha gente feliz" en el país. Aun así, su gobierno planea mantener la política de "tolerancia cero" contra la inmigración que provocó la separación de las familias. "Mantendremos una frontera poderosa y seguirá habiendo tolerancia cero. Hay tolerancia cero para los que entran ilegalmente", dijo. Esa política, inaugurada en abril, obliga a presentar cargos criminales contra cualquier adulto que cruza irregularmente la frontera con México, lo que hasta ahora provocaba que se lo separara de los niños con los que viajara, que pasaban a la custodia del Gobierno federal. Al menos 2.342 niños inmigrantes fueron separados de sus padres entre el 5 de mayo y el 9 de junio, según datos oficiales.

Las mayores críticas a la política de "tolerancia cero" del gobierno estadounidense provinieron de los países de origen de los inmigrantes, como México y los del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador), que ayer llevaron su reclamo ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

El estado de Nueva York anunció que demandará al Gobierno federal por violar los derechos constitucionales de padres e hijos separados en la frontera, de los cuales más de 70 han sido trasladados a la Gran Manzana desde abril. "Los niños están siendo usados básicamente como moneda de cambio ante el Congreso para obtener lo que la administración quiere", dijo el gobernador Andrew Cuomo.

Trump, que hasta ahora había defendido que el único que podía acabar con la separación de las familias era el Congreso, aseguró que sigue trabajando para lograr una "legislación exhaustiva" que afronte sus prioridades en materia migratoria. "Conseguiremos tener el muro" con México, garantizó.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés