Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Tokio, singular y exótica

La ciudad que Sofía Coppola inmortalizó en su película Lost in Translation ofrece al turismo mucho más que luces inextinguibles, pantallas brillantes, edificios enormes y personalidades excéntricas.

La capital de Japón, localizada en el centro-este de la isla de Honshu, es el centro económico, político y cultural del país. Tokio cuenta con la mayor concentración de empresas, bancos, universidades, museos, teatros y sitios de entretenimiento de toda la nación nipona. El centro de esta metrópoli, con sus 23 barrios, ostenta una población cercana a los 13,5 millones de habitantes; mientras que en su área metropolitana viven más de 36 millones de personas, lo que la convierte en la mayor aglomeración urbana del mundo. Pero más allá de sus postales de transportes públicos superpoblados y millones de pantallas que encienden el día y la noche, Tokio tiene mucho para ofrecer a los turistas que llegan a conocer esta ciudad frenética y exótica. A continuación, 10 imperdibles para no dejar de lado en un viaje al corazón de otra cultura.

- Shibuya y Scramble Kousaten: situado en el oeste de la ciudad, es un distrito comercial y de entretenimiento en el que se encuentran la mayoría de los shoppings destacados. Shibuya es famoso por el cruce peatonal Scramble Kousaten, por cuyas cinco sendas cruzan hasta 1.000 personas por minuto. La popularidad de este cruce es tal que hay una cámara que transmite en vivo 24 horas y por Internet.
- Parque Yoyogui: también en el barrio de Shibuya, este parque fue el lugar en el que se establecieron los oficiales estadounidenses durante la ocupación que siguió a la II Guerra Mundial. Hoy, es el lugar ideal para un paseo de domingo descubriendo las tendencias y tribus urbanas de la juventud nipona.
- Santuario Meiji: está situado en el corazón de un bosque con 120 mil árboles de 365 especies diferentes que fueron donados por los ciudadanos. El edificio fue reconstruido en 1958 luego de que el original fuera destruido durante el bombardeo de Tokio en la II Guerra Mundial.
- Akihabara: es la zona tecnológica por excelencia, en cuyos incontables locales se encuentran las últimas novedades de la tecnología. El entretenimiento vinculado a animé y videojuegos también está concentrado en sus calles, donde abundan galerías de arte, karaokes y cosplay cafés.
- Kokyo: es el Palacio Imperial de Japón y la residencia del Emperador. Se encuentra en el distrito de Chiyoda y con sus inmensos jardines alcanza una extensión de más de 340 hectáreas. El interior del palacio se abre al público dos veces por año: en el cumpleaños del Emperador y el 2 de enero.
- Tokyo Skytree: es el edificio más alto de Japón (634 metros). Fue inaugurado el 22 de mayo de 2012 como una torre de radiodifusión con restaurantes y miradores. Ofrece una de las vistas más impresionantes de la ciudad.
- Cat Café Nekorobi: situado en el barrio Ikebukuro, se trata de un café poblado de gatos que permite a los tokiatas pasar tiempo con animales en el corazón de una ciudad cuyo ritmo frenético hace que un porcentaje muy bajo de los ciudadanos tengan mascotas.
- Ryogoku Kokugikan Sumo Hall: también conocido como "Salón del Sumo", fue inaugurado en 1985 y tiene capacidad para 13.000 personas. De los seis torneos profesionales que se llevan a cabo anualmente en Tokio, el Ryogoku Kokugikan es sede de la mitad de ellos: en enero, mayo y septiembre. Presenciar un torneo de sumo es una de las actividades más interesantes, pero hay que reservar con anticipación.
- Edo-Tokyo: este museo narra la historia de la ciudad en el período Edo (1603-1868). La exposición interactiva está organizada para que a medida que se avanza por sus salas se recorra los momentos históricos de Tokio.
- Senso-ji: dedicado a la diosa Kannon, es el templo más antiguo de Tokio, visitado anualmente por más de 20 millones de personas. Los enormes faroles colgados en la Puerta Kaminari (Puerta del Trueno) son famosos en todo el mundo. Muchos eventos de temporada se celebran aquí, incluyendo festividades, ferias y mercados.