The Hoxton llegó a París

La cadena hotelera reconocida por su estilo moderno y sus galerías de arte que le valieron importantes premios de diseño y arquitectura inauguró su hotel en la capital francesa.

Luego de varios años de trabajo en la edificación y el diseño, The Hoxton finalmente abrió sus puertas en París para sumarse a los alojamientos en Londres y Amsterdam perteneciente al prestigioso grupo hotelero. Emplazado sobre seis cuerpos, incluido un hotel del siglo XVIII, el CEO Sharan Pasricha y su equipo transformaron las construcciones derruidas en un elegante refugio parisino con un estilo que recuerda a la zona oriental de Londres. En sus alrededores, la arquitectura histórica de la capital francesa y las calles empedradas albergan mercados al aire libre, boutiques de lujo y exquisitos bistró.

El hotel se encuentra en un punto estratégico de la ciudad: a escasas cuadras del museo Louvre, el Jardín des Tuileries y las famosas tiendas de Le Marais.

El estudio de arquitectura Humbert & Poyet, con sede en Mónaco, estuvo a cargo de la decoración de las 172 habitaciones con toques locales como los muebles de estilo Jean Prouvé, los pisos de madera de corte Chevron, espejos de distintas formas geométricas, paredes de colores audaces y azulejos modernos. Por su parte, el patio al aire libre, el Jacques Bar y la brasserie fueron equipados -al igual que las otras propiedades de The Hoxton- por el grupo londinense Soho House con su estilo shabby chic que combina elementos antiguos y detalles de vanguardia.

El lobby es otro de los espacios más destacados del hotel, ya que fue ideado para que los huéspedes y lugareños se conozcan entre cómodos sillones, un ambiente relajado y una interesante propuesta de cafetería y cócteles de autor durante todo el día. Asimismo, con un estilo clásico y sofisticado que combina madera y cuero, el restaurante Rivié ofrece platos de inspiración francesa elaborados con ingredientes locales frescos y de estación. En su carta, el chef ejecutivo Ross Clarke combina recetas parisinas con preparaciones clásicas del barrio londinense de Hoxton, como mac and cheese y papas fritas trufadas. En la barra ovalada, rodeada de sillas altas de pana color esmeralda, una amplia variedad de bebidas escolta al bartender que casi siempre está en acción, preparando algún Martini o un Spritz.

The Hoxton es una experiencia irresistible para los amantes del diseño y la arquitectura.

Una locación perfecta, el buen gusto puesto al servicio de cada detalle, alta cocina y un servicio a la altura son las claves del nuevo gran hotel de París que ya está dando que hablar entre los viajeros del mundo.

Más de 3Días