Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Surf en invierno, cada vez más posible

En estas vacaciones de invierno, Mar del Plata ofrece la posibilidad de disfrutar de uno de los deportes más atractivos y completos en sus distintas playas.

En los últimos años, en la Argentina el surf creció tanto en popularidad como en la calidad de las propuestas que ofrece a quienes se animan a entregarse, tabla en mano, al vaivén de las olas y las mareas. Cada vez más gente de todas las edades elige este deporte por sus incontables bondades: el contacto con la naturaleza, la exigencia física y un importante desarrollo de la coordinación y el equilibrio corporal. La ciudad de Mar del Plata es, definitivamente, la capital nacional de este deporte que en los últimos años se convirtió en otro atractivo turístico del balneario más importante del país. Si bien los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires encuentran limitaciones a la hora de practicarlo, cada vez son más los que se "escapan" a encontrarse con él fin de semana por medio, a través de la ruta 2, cargando sus tablas y sus trajes de neoprene. Es que, además de ser una gran pasión para quienes lo practican, el surf es un deporte que necesita continuidad para alcanzar buenos resultados. Afortunadamente, existen programas de entrenamiento que se adecuan a las necesidades y posibilidades de cada deportista, incluso para aquellos porteños que viven a más de 400 kilómetros del mar y no se resignan a surfear sólo en verano.
En Mar del Plata existen varias academias dedicadas al surf, pero sin duda la más completa es la ideada por Gustavo Mondo, el creador de Honu Beach, que inauguró en la Ciudad el primer centro integral de capacitación y entrenamiento. El complejo no sólo está situado en uno de los mejores lugares para surfear de Mar del Plata, el barrio de Faro Norte, sino que además cuenta con una piscina semi olímpica, cubierta y climatizada, y un gimnasio con máquinas de última generación. Según las palabras de Mondo: "Ya en 2005, cuando nace Honu Beach, yo tenía la idea de crear un club de playa, pero llevó 10 años poder concretarlo. Finalmente en 2015 abrimos las puertas del club, que incluye el primer Centro de Entrenamiento Integral de Surf (C.E.I.S) dirigido por Martín Passeri, la persona que siempre consideré debía formar parte de este proyecto por su experiencia, profesionalismo y la pasión que le pone a su trabajo. El fin es brindarle al deportista todo lo necesario para desarrollar al máximo sus posibilidades, independientemente del nivel con el que ingrese y el que quiera alcanzar, para lo cual es imprescindible contar con infraestructura de vanguardia, servicio de calidad y trabajo personalizado, aprovechando nuestra ubicación geográfica, la cual resulta un privilegio para la práctica del surf".
El Club Honu funciona todo el año, con clases a cargo del pentacampeón argentino de surf, Martín Passeri, y la incansable surfista Sofia Guatelli. El entrenamiento físico está a cargo de Sergio Magnani, que complementa y perfecciona la actividad realizada dentro del agua con trabajos pensados para surfistas. El circuito completo incluye actividad física, una pileta de competición y las mejores olas de Mar del Plata.
En una charla con 3Días, Passeri cuenta las posibilidades que ofrece la academia.

- ¿Cuál es la propuesta del Club Honu?
- Aprovechamos la estructura para hacer un trabajo físico y técnico teniendo en cuenta las necesidades de un surfista principiante y también las de uno que desea correr olas más exigentes. Lo bueno es que tenemos todo al alcance de la mano, lo que significa un complemento perfecto: la pileta nos permite entrenar la remada, la filtrada y la apnea, entre otras cosas, que nos sería más difícil trabajar en el mar por lo cambiante de las olas. En el gimnasio se trabaja el desarrollo de la fuerza y potencia y hacemos mucho hincapié en la coordinación y el equilibrio.

- ¿Desde y hasta qué edades es posible entrenar?
- Hoy tenemos grupos de niños desde los siete años, juveniles hasta 16 y adultos activos hasta los 50.

- ¿Cómo puede hacer una persona que vive en la ciudad de Buenos Aires para tener continuidad en su entrenamiento?
- Buscamos que asista en varias oportunidades para poder evaluarlo y así planificarle el trabajo. Sabiendo cuántas veces puede venir una persona en un período de tiempo determinado, hacemos un plan pensado para ella.

- ¿En qué se enfoca el entrenamiento de una persona que vive a 400 kilómetros del mar?
- Sobretodo en remplazar el mar y el surf con trabajos que mejoren sus capacidades aeróbicas, el equilibrio y mucho énfasis también en la parte muscular que está implicada en la remada.

- ¿Hay entrenamientos domésticos que una persona pueda realizar lejos del mar?
- Hay mucha variedad de ejercicios que pueden hacerse lejos del mar. Luego de hacer una completa evaluación, planificamos un entrenamiento a distancia según sus posibilidades y necesidades.

- ¿Qué equipamiento se necesita para surfear en invierno?
- Un traje de neoprene largo y abrigado, botas de neoprene, guantes y capucha. Y es bueno también tener una tabla que flote un poco más que las que usamos en verano porque todo el equipamiento suma peso y el frío nos pone un poco más lentos.

- Tenés una larga carrera de entrenador profesional. ¿Qué te dejó esa experiencia para ayudar a surfistas no profesionales?
- Vi una gran necesidad de surfistas aficionados en su preparación física. Me gusta ver a la gente evolucionar y disfrutar más de una actividad que aún hoy tiene muchas zonas grises y donde hay muchos mitos y poca metodología. Mi desafío es lograr que todos mejoren sin importar el punto de partida.