Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Si hay algo que por el momento define al Gobierno es su capacidad de error"

Martín Caparrós visitó la Argentina para presentar su última novela, Echeverría, que narra la vida del "primer gorila argentino". En una entrevista con 3Días , habla de la supuesta influencia de la Iglesia y el Papa en la política local y sus impresiones sobre Cambiemos.

Un país "malgastado", así percibe el escritor y periodista Martín Caparrós a la Argentina cada vez que la visita. Aunque, confiesa, le parece una percepción un poco "tilinga". Esta vez, vino de España a presentar su última novela, Echeverría, que narra la vida del "primer gorila argentino", pese a que nació y murió en el siglo XIX. En una entrevista concedida a 3Días, opina sobre la supuesta influencia de la Iglesia y el Papa en la Argentina, el rol de Cristina Kirchner, la gestión de Cambiemos y los problemas que actualmente atraviesa la democracia.

Querías contar una vida y elegiste la de Echeverría. ¿Por qué?
- Se me cruzó por azar y me interesó por varias razones. Tenía El Matadero delante de mí, empecé a hojearlo y dije: "Esto es una muy buena crónica y un muy buen relato; este tipo es el primer cronista argentino". Y después pensé: "es el primer gorila argentino". Empecé a mirar un poco sobre su vida y encontré cosas que me interesaban cada vez más. Una razón bajamente personal, es que haya vivido en París más o menos los mismos años que yo. Pero sobre todo esta especie de locura de querer inventar una literatura nacional. Y me encontré con que hay muy poca información sobre él. Entonces, una parte no desdeñable de lo que cuento es ficción.

¿Por qué es el "primer gorila"?
-Hay muchas asimilaciones posibles entre lo que los gorilas de verdad de los años '50 llamaban la primera y la segunda tiranía, es decir, el gobierno de Rosas y el de Perón. La forma en que Echeverría se opuso al gobierno de Rosas me recuerda a la forma en que la parte más inteligente del antiperonismo se opuso al gobierno de Perón. Detestaba en el rosismo lo que ahora llamamos "populismo": la suposición de que para contentar al pueblo lo que había que darle era lo más vasto, lo más vulgar, etcétera.

Alguna vez escribiste que el peronismo es "el nombre del poder". Pese a su derrota en las elecciones, ¿sostenés esa definición?
-Una de las cuestiones más decisivas que está en juego en este semigobierno de Macri es esto de ver si es cierto que no se puede gobernar la Argentina sin ser peronista. Ése es un mito que se estableció muy fuertemente en los últimos 20 ó 30 años y se supone que este Gobierno debería acabar con él. Pero, mientras no lo haga, el mito lamentablemente sigue vigente y el peronismo sigue siendo el nombre del poder. Decía "el nombre del poder" en la medida que no nombra nada más específico que eso. Sea un partido, un movimiento o un disfraz que puede servir para enmascarar nacionalistas de derecha, neoliberales, socialdemócratas o supuestos izquierdistas, no es más que una forma de decir "lo que queremos es estar en el poder cuanto más mejor".

¿Qué rol cumple hoy Cristina Kirchner?
-Según para quién. Para el Gobierno, el del espantapájaros. En cuanto comete algún error, aparece rápidamente Cristina y ellos pueden decir: "Miren lo que era esto. Nosotros no somos tan malos". Lo interesante sería saber qué rol cumple para sí misma. Siempre me da mucha curiosidad tratar de saber cómo se ve la gente que es muy mirada por otros. Sería fantástico saber si ella se sigue viendo tal como se presenta, como esta especie de heroína que todavía cabalga para salvar a la patria de su destrucción última o si ya se dio cuenta.

Francisco, ¿verdaderamente influye en la política local?
-Parece que influye, pero con la Iglesia pasa siempre lo mismo: influye en la medida en que muchos creen que influye. Alcanzaría con dejar de mirar a Roma, que está lejos, donde hay un señor viejito que dice tonterías, y mirar las cosas que realmente importan. Alguien ayer hacía una lista de los resultados electorales de los candidatos que Bergoglio apoyó en los últimos tiempos y todos habían perdido. Era extraordinario; una demostración más de que hay que decir "el rey está desnudo" o el Papa.

Con Cambiemos, ¿cambió el país?
-Veo ciertamente menos, un poco menos, de esa famosa crispación que se notaba hasta hace un año. Pero en la práctica, no veo mucha diferencia. Sigo viendo un país como gastado, muy deteriorado. Detesto tener esa percepción, me parece un poco frívola, tilinga, pero lo primero que veo cuando llego es un país descuidado y gastado. "Malgastado" es una buena palabra. Y eso no ha cambiado nada.

Algunos definen a Cambiemos como neoliberal, otros como "kirchnerismo con buenos modales". ¿Vos?
-Es curiosa esta carrera por la etiqueta que se ha lanzado. Supongo que es una manera de no aceptar lo que Cambiemos dice de sí mismo, que es que no tiene etiquetas ni políticas y que es una especie de ente constructor de gestión y felicidad. No se puede creer en eso porque no existe tal cosa, la gestión se gestiona en determinada dirección y con determinadas ideas y la felicidad se obtiene también de maneras distintas. Es interesante que haya esta tentativa de no aceptar su indefinición y tratar de definirlo. Me parece que todavía faltan elementos. Si hay algo que por el momento los define es esta capacidad de error que tienen. Y justamente esta capacidad, el hecho de que se hayan equivocado en una serie de cosas bastante graves e innecesarias, como los nombramientos en la Corte, el papelón de las tarifas, el blooper de la soberanía, hace que sea más difícil definirlos. Porque entonces uno no sabe bien qué es lo que están haciendo, qué es lo que trataron de hacer, qué es lo que no consiguieron, etcétera.

Cambiemos y el kirchnerismo, ¿son tan diferentes como dicen serlo?
-Creo que son todos... ¿cómo decirlo? Son todos señores argentinos, por supuesto Cristina Fernández es un señor argentino, más que muchos otros. Yo los veo, y a veces me impresionan. Son tan paradigmáticos, tan cortados sobre el mismo modelito estos señores de entre 40 y 60 y tantos, con sus trajes, con su aspecto de prestancia, con su sonrisa fácil, con su aparente falta de cualquier interés que no sea el de andar consiguiendo la ventajita pequeña que le puede dar su posición o su situación. En ese sentido, sociológica o casi metafísicamente, son muy parecidos. Pero bueno, después cada uno piensa que esa ventajita la va a conseguir de diferente manera.

Y que sea el "gobierno de los CEOs", ¿tampoco lo hace distinto?
-Me resulta gracioso que los que hablan del Gobierno de los CEOs sean, en general, personas que vienen de la máquina de producir nardos, que es la mayor parte de las estructuras políticas del peronismo. Dicho esto, creo que hay una confusión importante y que es constitutiva a este Gobierno, que es que no se puede hacer esa traslación según la cual lo que es bueno para administrar una empresa es bueno para administrar la cosa pública. Son formas de pensar el proceso muy diferentes, objetivos radicalmente distintos y formas de hacer muy distintas. Insisto, no estoy de acuerdo con quienes hacen esas críticas, pero tampoco estoy de acuerdo con la idea de que conducir una empresa te habilita para trabajar bien en el Estado. La Argentina no tiene formación de cuadros del Estado, que sepan cómo funciona eso.

Tras el referéndum en Colombia escribiste que la democracia "está en problemas". ¿A qué se lo atribuís y cuáles serán las nuevas formas de influir?
-Creo que mucha gente no va a votar porque no cree que su voto decida nada. Se ha convencido, por experiencia supongo, de que vote lo que vote va a haber un sector de poder que va a seguir haciendo más o menos lo mismo. Y entonces se ha desencantado con la posibilidad de participar. Es muy impresionante que cuando Colombia tiene que tomar la decisión supuestamente más importante del último medio siglo y convoca a sus ciudadanos a hacerlo, el 62% decide no hacerlo. Es realmente un toque de alerta fuerte. Pero no pasa sólo allí. Hay que ver hacia dónde puede evolucionar la democracia para que recupere su capacidad de representación y de movilización. Siempre pensé que tendría que ir hacia unas formas más directas de democracia, y lo sigo pensando, pero de las decisiones más directas que se han tomado en el último año no me gusta ninguna. Estos intentos de democracia más directa funcionaron mal. Hay que repensar qué se puede hacer para recuperar el valor del voto, de la democracia, porque en este momento está totalmente devaluada.

Más notas de tu interés

Comentarios10
Luis José Mattiuz
Luis José Mattiuz 25/10/2016 03:41:43

También es enorme la capacidad para corregir errores propios rápidamente , y eso es muy bueno . Lo malo sería persistir en el error por caprichos politiqueros o ideológicos .

Beatriz DeArgentina
Beatriz DeArgentina 25/10/2016 09:15:25

que problema no? macri se canso de ganar en caba y pasó a nacion. La izquierda llora y sangra por la herida. No vuelven mas. Macri siendo mediocre es mejor que una banda de delincuentes mesianicos. No llevaron al infierno y ahora critican al bombera.

Amigo de LANATA, yo lo dejé de escuchar cuando dijo que los K desprestigian a la izquierda, hace como 10 años. Este pibe no entendio nada.

maxipalacios
maxipalacios 24/10/2016 02:25:35

Este señor busca títulos ruidosos para hacerse notar. Filosofo inventado por la TV.

Roberto Vilate
Roberto Vilate 23/10/2016 11:27:42

Este supuesto periodista/escritor/critico hable sin estar en el detalle del día a día, lo hace por boca de otros, hay que terminar de darle tanta prensa a personajes mediocres como este

diego anibal riviera
diego anibal riviera 22/10/2016 11:11:58

no me gusta la opiniòn de un argentino que no vive aquì por no se que razòn, y que se da el tupè de opinar sobre el paìs, sea del lado que fuere. me gusta que el que opina tenga los pies en el barro.

benedictodos800
benedictodos800 22/10/2016 06:38:36

DEDICATE A LAS NOVELAS , EN LOS COMENTARIOS PATINAS , ESTAS BUSCANDO ALGO AMARILLO PARA CUBRITE MENSUALMENTE

Héctor A. Hermida M.
Héctor A. Hermida M. 22/10/2016 09:36:51

En mi parecer, con esta nota ni el diario ni el entrevistado suman.

Ricardo M. B. Molina
Ricardo M. B. Molina 22/10/2016 09:00:36

Estos muchachos van a hacer un desastre en la nación como hizo Macri en la MCABA, un desastre. Son los mejores CEO del mundo con las mejores calificaciones en la más prestigiosas universidades del mundo, pero carecen de calle, sentido común y política.

Chris MB
Chris MB 21/10/2016 04:31:18

Más bien parece dispuesto a corregir errores en vez de redoblar la apuesta al estilo de los necios.