U$D

SÁBADO 15/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Río de Janeiro, la urbe eterna

La cidade maravilhosa es uno de los destinos más turísticos del mundo. Playas extensas rodeadas por morros, vistas panorámicas y una oferta gastronómica y hotelera que continuamente supera su calidad.

Río de Janeiro es una de las ciudades más bellas del mundo; simplemente porque lo tiene todo. Turistas de todas las edades y perfiles disfrutan de un destino que, en algo, hace estar a todos de acuerdo: es una auténtica cidade maravilhosa. Playas extensas y de aguas cálidas, edificios imponentes y morros de un verde intenso que se recortan sobre el cielo convierten a Río en un lugar único en el mundo.

A continuación, los 10 puntos imperdibles de un viaje a Río:

- Copacabana: con sus pisos blancos y negros sobre la avenida Atlântica (calçadão), es el barrio carioca más emblemático. Además de disfrutar de su playa durante el día, por la noche los paradores y bares de playa son una gran opción para cenar junto al mar.

>

- Ipanema: popularizada por Tom Jobim en su famosa canción Garota de Ipanema, es una de las zonas más glamorosas de la ciudad, al punto que sobre la avenida Vieira Souto se alzan los inmuebles más caros de América latina. Ofrece una amplia variedad de cafés, restós, boutiques y discotecas.

- Leblon: es el barrio en el que vive la clase alta carioca. Sobre el final de la playa de Leblon, hacia el oeste, hay un mirador desde donde se puede apreciar toda la avenida costanera y las playas de Ipanema y Arpoador. Con más de 200 locales, el shopping Leblon es la mejor opción para hacer compras en la ciudad.

- Confitería Colombo: en el centro histórico de la ciudad se levanta una confitería fundada en 1894 que es un vivo testimonio de la Belle Époque en la entonces capital de Brasil. Además, Colombo cuenta con una sucursal en el Fuerte de Copacabana, donde se puede tomar el té contemplando la famosa bahía.

- Bar Bip-Bip: en Copacabana, a escasos metros de la avenida Atlântica, se encuentra uno de los bares de música más famosos de Río de Janeiro. Todas las noches, desde 1968, en Bip-Bip se reúnen virtuosos músicos locales a tocar samba y forró y a deleitar a turistas con un gran espectáculo gratuito.

- Escalera de Selarón: en Santa Teresa, el barrio más bohemio de la ciudad, se encuentra la escalera de 215 peldaños decorada por el artista plástico chileno Jorge Selarón con piezas de cerámica de distintos colores, tamaños y formas. Desde la década del '90, esta obra "viva y mutante" es un nuevo ícono de Río de Janeiro.

- Copacabana Palace: inaugurado en 1923, es el hotel más tradicional y lujoso de Río de Janeiro. Esta construcción de estilo art decó es un verdadero ícono carioca y encierra dos de sus mejores restaurantes: Pérgula y Cipriani.

- Pan de Azúcar: este morro, al que se accede a través de un teleférico llamado bondinho, es uno de los puntos más turísticos de Río de Janeiro. Desde allí, se aprecian las mejores vistas de la ciudad, el océano Atlántico y la bahía de Guanabara.

- Cristo de Corcovado: es una enorme estatua de más de 30 metros de Jesús de Nazaret con los brazos abiertos hacia la ciudad. Está situada a 710 metros sobre el nivel del mar en la cima del cerro Corcovado. Al igual que el Pan de Azúcar, ofrece las mejores postales de Río de Janeiro.

- Barra da Tijuca: al oeste se extiende la playa más larga del Estado de Río de Janeiro. La zona de Barra cuenta con grandes hoteles y una amplia variedad de restaurantes para quienes prefieren alojarse en las afueras del centro de la ciudad.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés