U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Remates porteños: entre un balance mejor que lo esperado y la disyuntiva peso o dólar

Sorprendió el volumen de subastas pero aún no hay consenso sobre en qué moneda vender

por  IGNACIO GUTIÉRREZ ZALDÍVAR

Especial para El Cronista
0

En épocas de tasa al 5% mensual y una apreciación del dólar del 100%, se esperaban malos resultados en las ventas de arte y antigüedades en Buenos Aires. También, menos cantidad de remates. Pero, tanto el volumen, como las casas y su oferta, han sido mucho mejor de lo esperado.

Un mercado en crecimiento es el de libros, de temas de viajeros o documentos del siglo XIX (donde el principal jugador era el querido Horacio Porcel) y de literatura francesa, como la biblioteca de Salvador Oría, y las buenas ventas de la nueva casa de subastas Hilario. También crece en precios y volumen la venta de platería en Saráchaga y Naón. Juan Antonio Saráchaga vendió muy bien la fabulosa colección de Ponchos que reunió durante décadas Raúl Moneta. Muy buenas ventas las de Martín Saráchaga de Arte Chino, con buenos compradores extranjeros para un mercado hiper demandante. Sorpresa fueron los u$s 46.000 que se pagaron por dos platos modernos del Siglo XX.

No hay acuerdo sobre vender en pesos o dólares. Ahora, los consignantes quieren dólares y creo que se equivocan. Psicológicamente, en este momento, la tendencia es atesorar papeles verdes y gastar aquellos con imágenes de animales autóctonos. Sugeriría que intenten dar cuotas en pesos y sin interés, y sus ventas aumentarán. Aunque su porcentaje bruto de comisión del 30% genere un costo de financiar cercano a 5%, más vale ingresar 25% de una venta mayor, que el 30% de una venta menor.

El 80% de lo vendido es del arte de los argentinos, con la pintura como estrella pero con gran suba de venta de esculturas. Como siempre, la gran figura del mercado es Benito Quinquela Martín, con 10 ventas entre u$s 69.000 y u$s 10.000. Se ofrecieron 44 de Juan Carlos Castagnino y cinco se vendieron entre u$s 16.000 y u$s 83.000. Luego de muchos años, se valoriza su obra.

Con alegría, vemos que la obra de Rogelio Polesello se revaloriza. De sus placas en acrílico, que rara vez se ofrecían, aparecieron cinco, que se vendieron entre u$s 21.000 y u$s 49.000, con gran puja por todas.

Como siempre, la obra de Raúl Soldi es muy buscada y Naón martilló dos en u$s 32.000 y u$s 41.000. De Fader, Bullrich ofreció una obra emblemática: "Primavera"; y un tal "Sr. Dreyfus" se la llevó a cambio de u$s 355.000 constantes y sonantes.

Cesáreo Bernaldo de Quirós vio venderse dos obras en u$s 66.000 y u$s 79.000. Del querido Yuyo Noé, se pagaron buenos valores por tres (u$s 50.000, u$s 31.000 y u$s 15.000). De Nicolás García Uriburu, sólo se ofrecieron dos y se vendieron en u$s 16.000 y u$s 30.000.

Verbo vende en pesos. Naón, en dólares. José Antonio Saráchaga, en ambas monedas, como Martín Saráchaga. Arroyo, en dólares. El Banco de la Ciudad de Buenos Aires, en pesos. Veremos qué hacen en el último trimestre del año.

Buenas ventas para las dos témperas de Florencio Molina Campos vendidas en u$s26.000 y u$s28.000. Buenos precios de gofrados de Antonio Berni, con algunos vendidos en u$s20.000, un Xul Solar se vendió en u$s40.000, un pequeño Collivadino en u$s19.000. Y Roldán realizó buenas ventas de Benedit (64), Deira (55), Sakai (34) y Vidal (47). Entre las esculturas, Saráchaga vendió un Curatella en casi u$s 60.000 y buenas ventas para los Kosice.

Soy optimista, no creo que aparezcan muchas obras importantes, pero el segmento de u$s 10.000 promedio está garantizado. Si venden en pesos y en cuotas, todo subirá, sin duda alguna. Como decía Ortega y Gasset: "argentinos a las cosas".

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar