Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Reducir demandas para no empeorar la situación

El imprescindible reacomodamiento de precios relativos siempre produce un aumento de precios. Se trata de evitar que ese aumento se transforme en una inflación más elevada. Para ello se requiere un cambio de expectativas, el cual depende de varios factores: anuncios creíbles sobre reducción de la emisión monetaria y déficit fiscal y cierto control de la puja distributiva.

El déficit fiscal heredado es muy alto y sigue siendo alrededor de 6% del producto, y pareciera que el Gobierno no ha sido muy exitoso con algunos formadores de precios ni con algunos sindicalistas. Por ende, es necesario reducir algo más el déficit fiscal en un contexto donde la oposición reclama correcciones adicionales del impuesto a las Ganancias y las provincias más recursos. La suma de los reclamos es equivalente a tres puntos del producto. Si ese fuera el precio a pagar por el acuerdo legislativo, en lugar de bajar vamos a subir la inflación.

Dada la conformación del Congreso, no alcanza con que el Gobierno se ponga "más duro", se requiere que todos entiendan que si no reducen sus demandas la situación puede empeorar. Pero también hay un trabajo pendiente en relación con la puja distributiva. Y por favor, dejemos el necesario inflation targeting para cuando tengamos menos inflación y se haya corregido gran parte de la distorsión de precios relativos.


Los consejos de 10 expertos para bajar la inflación