Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Recorridas a caballo

En Argentina existen distintas cabalgatas de primer nivel que permiten descubrir no sólo la belleza de los diversos paisajes, sino también la riqueza de la historia y de la cotidianeidad de los pobladores que viven en contacto con la tierra, muchas veces, en sitios alejados y solitarios.

Recorridas 
a caballo

Cabalgar es una pasión para muchos argentinos, pero durante mucho tiempo los viajeros debían lidiar con el dilema de alquilar o no caballos en cada destino al que llegaban. Felizmente, muchos de esos caballos de alquiler han quedado en el olvido y han surgido propuestas de cabalgatas con animales conocedores de la zona que se adentran en lugares de gran belleza junto a experimentados jinetes o puesteros, esos pobladores alejados y solitarios que se convierten en protagonistas indispensables.
Aquí se reflejan algunas opciones imperdibles, pero el mapa de la Argentina a caballo es aún más amplio y su riqueza inagotable.

La Pampa con montura

La Estancia San Carlos, en Luan Toro, es uno de los mejores sitios de La Pampa para emprender cabalgatas. En su campo de 100 hectáreas poblado de caldenes (árbol típico de la provincia), vacas y diversos cañadones, los caballos conservan un rol especial. Desde allí es posible visitar zonas de médanos para ascender con los caballos, recorrer monte de caldenes y visitar poblaciones rurales.
En los recorridos más extensos se puede elegir entre una noche en carpa, disfrutando de los intensos cielos pampeanos, o la comodidad de las estancias vecinas como La Blanca o La Marianita. Además, se puede llegar a pueblos y parajes como Victorica, la primera ciudad de la provincia donde llama la atención un Cristo tallado con maestría en el tronco de un árbol en pie; o bien Loventué, donde descansan los restos de Painetruz, el cacique también conocido con el nombre de Marianito Rosas. Las cabalgatas nocturnas permiten vivenciar experiencias únicas.

Patagonia a caballo

Copahue y Caviahue son dos localidades situadas al oeste de la capital neuquina que ofrecen condiciones ideales como punto de partida para paseos a caballo, con el majestuoso marco de la cordillera de los Andes. Una de las opciones más interesantes es el recorrido hasta el volcán Copahue. Las salidas comienzan ensillando los caballos en el pueblo y bordeando el arroyo Blanco y las lagunas Las Mellizas, para luego ascender sobre la majestuosa ladera noreste del volcán, desde donde se disfruta de una panorámica espléndida del lago Caviahue y de majestuosas vistas del Valle de La Dama y del volcán Villarrica (Chile). Tras pasar por algunos manchones de nieve se arriba al final de un camino que se completa con unos 100 metros que deben treparse a pie. Es entonces cuando la magia del volcán emerge desde las capas de cenizas y arenas volcánicas depositadas en las laderas. Entre paredes acantiladas y nieves eternas, el cráter se encuentra ocupado por una laguna de dos a tres hectáreas de extensión. El agua de deshielo que la forma no evita que emanaciones gaseosas calienten las aguas a temperaturas que oscilan entre 20 y 40 grados, cargándola de gases y sustancias minerales.
Otra alternativa patagónica comienza en los parajes de Pino Hachado y continúa por el lago Aluminé y finaliza en el lago Pilhue. Las panorámicas incluyen volcanes, algunos en actividad, y frondosas laderas pobladas por milenarios bosques de araucarias.
Para el día de llegada al lugar, los programas ofrecidos suelen incluir la recepción de los pasajeros en el aeropuerto de Neuquén o directamente en San Martín de los Andes, abarcando el alojamiento en una estancia. Son imperdibles los paisajes del Paso Pino Solo, Cochico y Las Lagunas; la laguna del Manzano, Liu Cullin, Pampa de Lonco Luan, Paso del Arco y el volcán Batea Mahuida. Un dato particular de esta zona, relacionada con su pasado como escenario de batallas, es que no es raro encontrar vestigios como flechas, chaquiras o trozos de vasijas. Este patrimonio no es un original souvenir, por lo que los guías canalizan los hallazgos dando noticia a autoridades o arqueólogos locales. En una última jornada puede agregarse adrenalina al paseo con la impetuosa agitación del rafting en el río Aluminé

Cerca de Buenos Aires

La Asociación Huella de Fortines propone una salida especial muy cerca de Buenos Aires. Partiendo de Carlos Casares, esta cabalgata invita a dar cuenta de los sitios históricos de lo que se llamó la Tercera Avanzada de Fortines en el proceso de colonización de las tierras pampeanas. La excursión es inolvidable ya que propone visitar los vestigios de los viejos fortines. Además, al finalizar el recorrido se suelen realizar festivales artísticos y charlas sobre diversos quehaceres criollos, como el de la reparación de carruajes.

Datos útiles

www.huelladefortines.blogspot.com.ar
www.sancarloslapampa.com.ar
wwwwelcomeargentina.com.ar