Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"Que ningún gobernante nos saque las ganas de vivir"

La consagrada actriz le escapa así a la polémica que generó su identificación      

Mientras aquí el calor abrasa, ella espera, asomada a la ventana de un hotel en Milán, la caída de la nieve. Ana María Picchio viajó a Italia para pasar las fiestas junto a su esposo, de esa nacionalidad. De muy bajo perfil en lo que respecta a su vida privada, hace unos pocos años se enamoró de un señor italiano y comparten la vida allá y aquí.

Dulce pero sumamente resuelta, la actriz, una de las más importantes de su generación, se define como "una persona civilizada" a la hora de ser consultada sobre las interminables polémicas generadas por las diferencias políticas en el mundo intelectual y artístico.

Comprometida políticamente desde siempre, hoy parece querer tomar distancia de las controversias y dice que su deseo más ferviente es que "ningún gobernante nos saque las ganas de vivir".

Ana María Picchio es una actriz de cine casi por definición, y su participación en más de 40 producciones es una prueba incontrastable de ello. Pero la televisión y el teatro también la cuentan entre los intérpretes más asiduos y populares.
Curiosamente, de adolescente sentía que su vocación estaba en la Medicina. Pero su madre la convenció para que estudiara teatro y los frutos muy pronto maduraron. Ganó el premio a Mejor Actriz en el Festival de Moscú por su papel en la película Breve Cielo, donde compitió nada menos que con Sofía Loren y Shirley MacLain. También trabajó en España, donde protagonizó la miniserie Una gloria nacional, junto al legendario Paco Rabal, pero si bien tenía una carrera asegurada en ese país, prefirió quedarse en la Argentina con los suyos.

Hace un par de semanas partió rumbo a Milán después que Franciscus bajara de cartel, aunque probablemente se vuelva a presentar en alguna ciudad veraniega.

Hace unos meses, Ana María Picchio , que había anunciado su voto por Daniel Scioli (FpV), asistió junto a unos 400 invitados, a un encuentro organizado por el Instituto Nacional del Cine (INCAA), donde se presentó el Plan de Fomento para la Industria Cinematográfica, con el anuncio de una inversión de $ 930 millones en el sector. A distintas figuras del espectáculo les llamó la atención que actores kirchneristas compartieran el encuentro con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. También habían concurrido la polémica Andrea del Boca, Víctor Laplace y Luis Brandoni, entre muchos otros que se dieron cita en el Museo Nacional de Bellas Artes. Ana María no comprendió los comentarios que se suscitaron. "Somos gente civilizada", afirma.

Nacida en el porteño barrio de Floresta, Ana María Picchio marcó a fuego su impronta de actriz "seria", de la pantalla grande, del compromiso en las épocas más críticas del país. Sin embargo no dejó de ser protagonista de telenovelas de gran éxito de público, como la reciente Esperanza mía.
Ana María Picchio está dispuesta al diálogo con 3Días, pero se tensa a la hora de responder preguntas sobre temas políticos. Prefiere hacer votos por la salud, el trabajo y la tranquilidad.

¿Estás en Milán por razones profesionales o personales?
- Yo me casé con un italiano, tengo a mi marido acá, y como estaba con algunos problemitas de salud, en estos tiempos que tenía vacaciones me vine para acá.

¿Cómo estás viviendo estos días de celebración allí?
- Ecá es todo muy lindo. Fui a comer a un restaurante argentino, El Porteño, que tiene una carne impresionante. Ahora llueve, y según me dijo un conserje del hotel, que es argentino, parece que cuando se calma un poco el frío es señal de que va a nevar....así que imaginate, si va a nevar te llamo y te cuento cómo es la nieve que cae sobre la ventana.

Los productores de Franciscus anhelaban poder mostrarle la obra al papa Francisco. ¿Podrán presentarla en caso de que se produzca la visita al país?
- Si llegara a venir, armamos el espectáculo enseguida. Son cosas que tiene que sincronizar el Universo, no nosotros.

¿Cómo te sentiste con las críticas que recibieron vos y otros actores identificados con el kirchnerismo por haber concurrido a una reunión del Gobierno en el que se presentó el nuevo plan para el cine, con la presencia de Marcos Peña?
- Yo estaba escuchando al nuevo director del INCAA (Alejandro Cacetta) y por supuesto las autoridades del Gobierno estaban ahí. Nos saludamos, escuchamos juntos todo lo que habló el director, y nada... somos gente civilizada, no se trata de sentirse o no sentirse bien, es la vida, es la realidad.

¿Pensás que se está atenuando la famosa "grieta" y que hay más armonía?
- Mirá, yo quiero seguir con trabajo, con salud, con ganas de vivir. Que ningún gobernante me saque las ganas de vivir. Eso es lo que quisiera decir.

¿Qué proyectos tenés para el año nuevo y cuáles son tus deseos?
- Voy a trabajar en la película ("Un camino de las locaciones", para la que fue convocada por la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires). Y mi deseo es que empecemos el año con trabajo, con salud y con tranquilidad.

Más notas de tu interés

Comentarios4
Martín Sitjar
Martín Sitjar 09/01/2017 11:42:06

Si aguantamos 12 años...

Eduardo Hartinger
Eduardo Hartinger 09/01/2017 07:31:04

¿Qué opinara del líder boliviarano Maduro de un régimen que tanto alabó su jefa? ¿deja vivir o no?

Andres Scialpi
Andres Scialpi 08/01/2017 12:25:18

Si un gobernante te saca las ganas de vivir, quizás sea el momento de revisar las prioridades en tu vida.

Santi Capatti
Santi Capatti 07/01/2017 06:00:03

CHO RRA Y ATO RRANTA. OTRA COSA NO SOS PICCHIO. NO VUELVAS MAS, TE ROBASTE TODO Y TE FUISTE A DISFRUTAR LO ROBADO AL PUEBLO A MILAN. VIEJA CARA DURA