Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Nueva ola: volvió el endeudamiento

Con el objetivo de sobrevivir a una transición turbulenta el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, habilitó a las provincias para que se endeuden en el exterior, hecho maldito en el manual K.
Y se lo tomaron en serio. "El plato fuerte de la batería de medidas resultó ser la reapertura de los mercados voluntarios de créditos que ha permito a 10 jurisdicciones colocar u$s 7060 millones en lo que va del año", sostuvo Walter Agosto, investigador principal de Cippec.
Los pesos pesados de esta tanda fueron Buenos Aires (u$s 3.000 millones), Capital (u$s 900 millones) y Córdoba (u$s 875 millones). Y le siguieron Chubut (u$s 700 millones), Mendoza (u$s 500 millones), Salta (u$s 350 millones), Chaco (u$s 250 millones), Santa Fe (u$s 250 millones) y Neuquén (u$s 235 millones).
La amenaza en el horizonte es cuánto de este nuevo endeudamiento es para saldar gastos corrientes. En un giro para acotar hacia adelante el fenómeno, Nación y provincias consensuaron un compromiso que se plasmó en los artículos 49, 50 y 51 del proyecto de Presupuesto 2017.
Los puntos principales son:
- Deben reducir el déficit 10% por año.
- Para distritos con cuentas ordenadas, con "resultado financiero positivo", se elimina el requisito de pedir autorización al Gobierno para endeudarse, siempre que sea para gastos de capital.
Habrá que ver el nivel de cumplimiento, ya que la ley de Responsabilidad Fiscal sancionada en 2004 se convirtió en letra muerta. Allí se pautaron metas fiscales, de acceso al crédito y de transparencia del gasto que en los últimos años no se concretaron, así como los mecanismos establecidos de "premios" y "castigos".