Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"No me gusta que los actores tengan una militancia política"

Para la actriz, la política es algo muy "distante" de la tarea del artista y "absolutamente deshonesta". Se queja de que los gobiernos cuando asumen desechen todo lo que hizo la administración anterior en lugar de construir sobre lo sembrado.

Con 37 años de oficio como actriz, la ex chica de La Peluquería de Don Mateo disfruta de hacer temporada en Mar del Plata con la comedia de tinte político "Caprichos... y algo más", en el Teatro Victoria. "Mi personaje es Laura, una mujer caprichosa que pretende ser candidata a diputada, mentirosa y sin formación", cuenta, en una entrevista con 3Días.

Para la actriz, que compartió cartel en los ‘80 con los grandes del humor, como Alberto Olmedo, Jorge Porcel (de quien fue pareja), Javier Portales, Moria Casán y Susana Giménez, la maternidad era una asignatura pendiente. Perdió un hijo y tres embarazos hasta que logró la adopción de Verónica, hoy su gran orgullo.

Hace dos años hiciste temporada con la obra Mujeres de Ceniza. ¿Cómo encontraste Mar del Plata esta temporada?
-Ya en ese entonces, la ví mejorada, linda. La atracción del mar todo lo puede, es una ciudad de la que tengo los mejores recuerdos. Fue muy bastardeada, se dijeron cosas muy feas y eso duele. Ahora es todo más complejo en todo sentido y mucha gente viene por una semana, los fines de semana.
Excepto los elencos, nadie se instala un mes completo o toda la temporada. Se han acomodado un poco los precios para que la gente pueda acceder a las vacaciones. Nosotros ajustamos los precios de las entradas y en la gastronomía hay opciones varias.

¿Se venden más entradas por generar un escándalo mediático?
-No, no lo creo. Si bien hay cosas que atraen un poco más al público, como alguna desinteligencia entre el elenco de actores, y la gente quizás quiere percibirlo en la función. Al final de cuentas, la gente elige la calidad, el cariño que siente por los actores, si hay más figuras, si pueden ir o no en familia... pero el público no come vidrio.

¿Cómo fue tu derrotero de ocho años para lograr la adopción definitiva de Verónica, tu hija de 12 años? ¿Qué mensaje le darías a tantos peregrinos en ese camino?
-Mi peregrinación fue más larga porque en ese momento no existía el RUAGA (Registro Único de Aspirantes a Guarda con fines Adoptivos). Nunca me detuve. En ese entonces viajaba de provincia en provincia, presentando papeles, visitando hogares, yendo todos los años a renovar la "intención" de adoptar. Después apareció el RUAGA y eso facilitó mucho las cosas. Cuando logré mi objetivo, sentí la obligación de dar a conocer toda esa información en los medios para que la gente no bajara los brazos. No entiendo cómo los tiempos siguen siendo tan largos cuando se han aceitado muchos ítems de la ley de adopción. Los niños tienen derecho a un hogar, a ser felices y a tener un plato de comida caliente cuando hace frío, abrazos y mimos... un futuro.

¿Cómo ves la gestión del gobierno de Cambiemos?
-Creo que están preocupadísimos porque la cosa no está nada sencilla. Me gustaría que los nuevos gobiernos no desecharan las cosas que se hicieron bien; deberían rescatarlas y reformarlas. Desde que tengo uso de razón, todos desechan lo que hizo el gobierno saliente y volvemos a foja cero. Es una crítica permanente y así no se construye. El más perjudicado siempre es el trabajador. No me gusta involucrarme en política porque ninguno de los políticos que hay cumple los requisitos que me gustarían.

¿Qué pensás de los actores que tienen una militancia política?
-No lo comparto. No me gusta, porque la política es algo muy distante a lo que es un actor. El actor es quien hace realmente un trabajo social, el político, no. La política es absolutamente deshonesta.

¿Y que opionión tenés de Mauricio Macri como presidente?
-Es difícil sacar una conclusión porque es muy poco el tiempo que lleva en el poder, aunque para los argentinos fue muy largo el primer año. Por momentos lo veo confundido y desprotegido. Yo siempre lo voy a apoyar, como lo hice con los anteriores, porque es mi Presidente. Yo pongo la fe en ellos y en mi trabajo y quisiera confiar. Creo que Macri ha sido muy criticado, muy castigado y a veces lo veo debilitado por las circunstancias.

¿Qué temas sociales son los que más te inquietan?
-Muchas cosas, empezando por el hambre, la desocupación, el sueldo miserable de los jubilados, la salud, la indigencia. Siguen aumentando los impuestos y hay gente que no tiene para comer.

¿Podrías vivir con una jubilación mínima?
-Definitivamente no. Me da mucha pena ver a un abuelo llegar a la caja de un supermercado y dejar cosas porque no le alcanza. Deberían tener una jubilación y pensión honrada por haber trabajado toda una vida. No les alcanza para comprar los remedios, no tienen buena atención en el Pami... Es una lucha que viene de años.

Si pudieras ahorrar, ¿en qué invertirías?
-Ahorro y ladrillos, aunque si tuviera que elegir, me inclinaría por los ladrillos. O en su defecto, ahorraría en moneda extranjera porque nuestra moneda no rinde nada. Mientras espero, me sigo ajustando económicamente como todos los argentinos.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Lis Medina
Lis Medina 03/02/2017 08:13:44

Admirable mujer! digna, muy inteligente y no baja los brazos.