Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Nashville, la ciudad de la música

La capital del estado de Tennessee, en los Estados Unidos, está cada vez más de moda. Los viejos almacenes se transformaron en cervecerías, restaurantes y locales de ropa que convocan a los jóvenes a vivir allí y a los turistas a incluirla en sus itinerarios de viaje.

Nashville,  
la ciudad de la música

Por su importante industria discográfica y por ser la cuna de muchos de los artistas más famosos del mundo (como Miley Cirus y Taylor Swift), la capital de Tennessee fue históricamente conocida como la ciudad de la música, principalmente del género country. Sin embargo, la lavada de cara que ha experimentado Nashville en los últimos años la convirtió en un destino cada vez más considerado por los viajeros del mundo que buscan escapar al clásico circuito turístico estadounidense.
Actualmente, esta ciudad está viviendo un importante desarrollo económico acompañado de la llegada de grandes empresas y un importante afluente de gente joven que se muda a los edificios de esas callecitas con encanto que atraviesan la capital del country. Lógicamente, esto favoreció la apertura de bares, restaurantes y tiendas, el embellecimiento de Nashville y el consecuente crecimiento del turismo.
Para comenzar a comprender la identidad de esta ciudad es imprescindible participar del Grand Ole Opry, el programa radiofónico de música country más antiguo de los Estados Unidos que se transmite en directo desde el Ryman Auditorium. Por ese escenario mítico pasaron todas las grandes estrellas del género y es sin dudas el mejor lugar para conocer esta cultura a través de sus canciones, su vestimenta característica y el entusiasmo del público. Asimismo, el Museo y Salón de la Fama del Country documenta la historia de la música country y honra a sus principales artistas. El Hall of Fame consiste en un conjunto de placas honoríficas de las más grandes figuras del género, además de personalidades destacadas de la música estadounidense.

Melodías de ciudad

Si el día está soleado y el plan es disfrutar de un paseo al aire libre, lo mejor es comenzar por el Parque del Centenario, donde se emplaza el Partenón de Nashville, una réplica a escala real del Partenón de Atenas. La construcción fue inaugurada en 1897 como parte de la Exposición del Centenario de Tennessee, en la cual se celebraban los 100 años de la unión de este estado a los Estados Unidos. Otro espacio verde que vale la pena visitar es el Museo y Jardín Botánico de Cheekwood, una inmensa finca arbolada en la que se levanta la residencia de la familia Cheek, una mansión de estilo georgiano construida en 1929 y reacondicionada como museo en 1960. El jardín botánico se extiende sobre más de 20 hectáreas dedicadas a la exhibición y el estudio de la flora; mientras que la casa alberga una gran colección de arte americano, británico y contemporáneo. Para los amantes del vino, el plan perfecto es recorrer la Belle Meade Plantation, una mansión histórica que alberga una gran bodega. Allí, entre más de 12 hectáreas de jardines y viñedos, es posible realizar una degustación de los vinos Belle Meade y disfrutar de un menú de pasos que incluye quesos, chocolates y carnes curadas de productores locales.
Otro lugar que vale la pena conocer, y si es posible alojarse allí mismo, es el Opryland Hotel Gardens, un hotel-jardín único en el mundo. Este alojamiento cuenta con cascadas artificiales (junto a las cuales hay un sushi bar y una cafetería), un enorme jardín de invierno poblado de plantas y flores y un shopping llamado Delta Island que está, literalmente, rodeado de agua.
Para comer o tomar unos cocktails en la ciudad, el salón más emblemático es Bluebird Café, un lugar mítico de la música country en el que cada noche se puede ver un espectáculo en vivo. Asimismo, el Tootsies Orchid Lounge ofrece en cada uno de sus tres pisos shows de distintos grupos musicales y permite a los turistas conocer la auténtica noche de Nashville.
Luego de años de crecimiento exponencial, la capital de Tennesee ya está lista para ser considerada por todos los viajeros un destino a incluir en un viaje diferente a los Estados Unidos.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar