Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"Me gustaría que Facundo Manes sea candidato por Cambiemos el año que viene"

El actual ministro de Gobierno, hombre clave en la provincia de Buenos Aires, habla sobre los posibles candidatos en el distrito para 2017 y asegura que serán dirigentes nuevos. Reconoce que Vidal liderará la campaña y cree que las críticas de Carrió y Monzó son constructivas. Destaca la baja de la inflación y dice que no se alterará la paz social en diciembre.

Federico Salvai es hoy el dirigente con mayor poder en la provincia de Buenos Aires después de María Eugenia Vidal. Cultor del perfil bajo y reservado, el salteño de 39 años con pasado en el peronismo es un vidalista de la primera hora -junto a su esposa la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y hombre de mayor confianza de la mandataria. Actual ministro de Gobierno, se convertirá en breve en jefe de Gabinete, cargo creado con los recientes cambios realizados en el equipo bonaerense.

Desde ese puesto será quien en los hechos lleve adelante la gestión el año próximo, cuando Vidal se ponga al hombro la campaña legislativa. Es que ganar la elección en la Provincia será crucial para que el macrismo pueda gobernar con holgura, y la gobernadora aprovechará su altísima imagen positiva de 60 puntos para acompañar al postulante a senador que designe el espacio. Salvai cree que será una figura nueva de la política y nombra como potenciales candidatos al neurocientífico radical Facundo Manes, y a la diputada nacional del PRO, Gladys González, quien ganó popularidad en los últimos meses por su trabajo como interventora del Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

Pero también reconoce que necesitarán de la polémica Elisa Carrió, del armador territorial y titular de la Cámara de Diputados nacional, Emilio Monzó -que acaba de ser muy crítico con el futuro de Cambiemos como fuerza política- y de todos los intendentes propios para ganar los comicios.

A un año de la elección, Vidal mantiene altísima su imagen mientras que la de Macri bajó. ¿A qué se debe? ¿Hay diferencias en ambas gestiones?
-El Presidente no está con mala imagen. Tiene un alto respaldo de la gente y creo que lo va a seguir manteniendo. La diferencia entre ellos básicamente es que tienen roles distintos. Hoy Mauricio tiene que tomar las peores decisiones, las más importantes, las más estructurales. Eso tiene un costo en el corto plazo pero con el correr del tiempo, la gente se lo va a reconocer positivamente. A María Eugenia en lugar de Mauricio le habría pasado lo mismo.

Algunos analistas dicen que Vidal hace más política que Macri...
-No es así. Sigo pensando que es un tema de roles. Además, todo lo positivo que hemos hecho este año fue con la coordinación del gobierno nacional. Sin eso, hubiera sido imposible. Cuando llegamos al Gobierno teníamos $ 150 millones en la caja y debíamos pagar $ 15.000 millones para el medio aguinaldo. Y ahí, el Gobierno nacional reaccionó, nos ayudó, nos prestó plata, y la estamos devolviendo. La gente apostó por esto, por el trabajo en coordinación entre el Estado nacional, la Provincia y la Ciudad.

¿Los recientes cambios en el Gabinete provincial se hicieron porque Vidal será la figura de la campaña?
-Teníamos una baja anunciada, la de Edgardo Cenzón, en Infraestructura, y para nosotros la mejor persona para reemplazarla era Roberto Gigante, con lo cual hubo una pequeña reestructuración de roles. Pero independientemente de los cargos, somos parte de un equipo.

Pero usted sumó poder. Dicen que Vidal descansará en su gestión para hacer campaña el año próximo...
-Ella quiere defender su gestión, y por la llegada que tiene a la gente, va a estar involucrada naturalmente en la elección. No puede ser candidata pero será quien lleve adelante el equipo de candidatos a legisladores que presentemos. Siempre apostando a lo mismo, mostrando lo que somos, una clase de dirigentes jóvenes, con renovación. Y el año que viene queremos seguir dándole posibilidades a nuevos dirigentes para ocupar las listas.

¿Por ejemplo a Facundo Manes?
-A Facundo lo conocí hace poco pero lo valoro muchísimo. Cuanto más lo conozco, más me gustaría que haga política. Porque dentro de Cambiemos hemos puesto a un montón de personas como candidatos que venían de distintos sectores por fuera de la política y nos ha ido muy bien. Facundo es uno de ellos, como Gladys González. Con lo cual estaría muy bueno que participe y sea candidato el año que viene.

¿Carrió le dijo a Vidal qué hará el año que viene cuando se juntaron a comer la semana pasada?
-Le dijo que va a esperar hasta marzo para decidir en qué distrito va a jugar, si en Capital o en Provincia.

¿Le suma o le resta a Cambiemos con las denuncias que hace contra dirigentes del oficialismo?
-Creo que son aportes, cada uno hace su lugar con distinta forma. Nosotros hemos tenido con ella una relación de trabajo este año, está todo bien y vamos a seguir teniéndola. Creo que siempre hay que escucharla porque lo hace con intención de ayudar.

Monzó también fue duro con Cambiemos al decir que no tenía futuro como espacio político. ¿Se quiere ir de la coalición?
No, lo conozco desde hace muchos años. Él lo ha dicho pero son distintos puntos de vista dentro de la misma organización. Y eso es lo valioso que tiene el Presidente: cuenta con dirigentes importantes que opinan de manera distinta. Yo no creo que Monzó lo haga de manera destructiva sino al contrario.

¿Cómo está la relación entre Monzó y Vidal?
-Estamos muy bien, estamos trabajando bien, tenemos un objetivo común el año que viene desde lo político, que es ganar la elección.

¿Va a ser el armador territorial?
-El Presidente le dio un rol político enorme y lo seguirá teniendo. El año que viene vamos a necesitar de Emilio, de Lilita, de Jorge Macri, y de los 69 intendentes que tenemos en Cambiemos, más de la mitad del total. Todos serán armadores territoriales.

¿Cree que Cristina va a ser candidata?
-Imposible saberlo.Tampoco me desvela. Lo que me desvive es qué hacemos nosotros en nuestro día a día. La gente está esperando resultados y lo que menos está pensando es quién va a ser candidato el año que viene.

¿El peronismo podría ir en alianza con el kirchnerismo?
-No creo. La figura de Cristina o el kirchnerismo naturalmente dividen, lo ha demostrado hasta cuando fue gobierno. Siempre se dedicó a dividir, a dividir como sociedad y dentro de su partido. Habrá un sector que la seguirá acompañando y otro sector que no.

Pero es crucial ganar la Provincia para mantener la gobernabilidad...
-Es una elección muy importante la nuestra, muy, muy importante. Pero tampoco hay que dramatizar. La gente votó a Macri y Vidal para que los gobierne cuatro años y en el medio hay una elección legislativa que queremos ganar. Y quiero ganarla por sobre cualquier cosa..

El Gobierno acordó una nueva ley de Emergencia Social con las organizaciones sociales. ¿Eso significa que habrá paz social en diciembre?
-Hay que esperar para ver cómo terminan las reuniones con las organizaciones. Pero de cualquier manera, venimos trabajando con ellos muy bien durante todo el año y no creo que en diciembre haya algún conflicto. Si lo hay, es porque habrá alguna intencionalidad política deliberada.

Pero la economía no arranca...
-No soy un experto en el tema, pero puedo decir que estoy viendo un pequeño repunte al recorrer los comercios, o visitar la obra pública que estamos desarrollando en la Provincia y que genera empleo. Hay un optimismo que está apareciendo lentamente en la gente por haber bajado la inflación. Hasta hace poco tiempo pensábamos que era algo imposible, que no se iba a bajar jamás, y ahora ya no estamos discutiendo eso.

Más notas de tu interés

Comentarios3
demian baus
demian baus 27/11/2016 01:04:58

Manes no va a agarrar ninguna candidatura si tuviera un poco de inteligencia emotiva, no solo cognitiva. Porque lo que expresa el Pro hoy, es desastrozo. No saben interpretar la dinamica empresarial-sindical-politica de los argentinos

Diogenes Antonio Richaud
Diogenes Antonio Richaud 26/11/2016 11:17:18

Manes no es inteligente porque es radical. Aprender un oficio con el suyo tiene que ver con cierta capacidad. La inteligencia va mas allá de eso.

Jorge Podberezski
Jorge Podberezski 25/11/2016 08:33:57

Manes tiene un pasado oscuro con relación a validar una denuncia de insanía de los hijos de la heredera de Argentia industria farmacéutica para que no pudiera disponer libremente de sus bienes.