REPORTAJE 3D - sergio massa

Massa: "Por su fracaso, mentira y soberbia, el gobierno de Macri está terminado"

Durísimo con el Presidente, el precandidato de Alternativa Federal afirma que la sociedad "ya perdió la confianza" en el jefe del Estado y que no ve "chances de que sea reelecto" en octubre. Además, hace su autocrítica, asegura que aprendió de sus errores y pide una "oportunidad" para sacar al país de la debacle actual. Qué piensa de Cristina, Vidal, Lavagna y Tinelli.

Es miércoles a la tarde y el clima político y económico de la Argentina está que arde. Mientras el dólar roza los 45 pesos, Mauricio Macri les pide a los argentinos "aguantar", culpa al contexto mundial y promete que si es reelecto irá en "la misma dirección pero lo más rápido posible". Sergio Massa, líder del FR y precandidato a presidente por Alternativa Federal, sale a contestarle por Twitter: "Su rumbo es de inflacion, devaluación permanente y despidos. Doble ya porque este micro choca (...)", lanza, en 280 caracteres. Minutos después, el tigrense recibe a 3Días en sus oficinas de la Avenida Libertador, las mismas donde el domingo pasado un desconocido ingresó a las 6 de la mañana con un documento falso y con el pretexto de hacer un servicio técnico permaneció 40 minutos en los que tuvo tiempo de manipular la computadora personal del candidato y llevarse tres notebooks. El episodio, que se investiga en la Justicia, le trajo a Massa los peores recuerdos: cuando un agente de inteligencia entró a su casa en medio de la campaña 2013 buscando amedrentarlo. Otra vez, el clima que antecede una elección nacional comienza a enrarecerse y le agrega dramatismo a un escenario plagado de incertidumbres, aunque con una sola certeza: en menos de cinco meses los argentinos irán a las urnas para elegir en las PASO a los candidatos a presidente. Y Massa quiere ser.

En 2015 te presentaste a elecciones intentando romper la polarización y aunque no lo lograste, sacaste más de 5 millones de votos. En 2017, te devoró la grieta y no entraste al Senado. Hoy, volvés a intentar el camino de la avenida del medio. ¿Por qué esta vez creés que puede ser distinto y no correrás la misma suerte que en tus intentos anteriores?

-Porque la sociedad está harta de discutir a quién odia menos y lo que quiere es sacar a la Argentina adelante. Los argentinos están hartos de tener que elegir entre a quién odian menos, mientras caen los salarios, cierran los negocios, cierran las pymes, suben las tarifas, la nafta, el transporte todos los días sienten que están un poco peor. La sociedad argentina lo que quiere es ponerse de pie y salir de este estado desastroso en el que vivimos todos los días en la incertidumbre por falta de timón. Acá el problema más serio es el que el Gobierno no tiene rumbo, entonces la sociedad vive con una enorme angustia el día a día.

Aún en medio de otra tormenta del dólar, Macri pidió "aguantar" e insistió en que vamos por el camino correcto. ¿El Presidente no ve esta realidad que vos describís?

-A la soberbia y la insensibilidad, se le agrega el capricho del Presidente, que está manejando un auto que está hundido en el barro y en lugar de bajarse, tratar de ver cómo lo saca del fango y cómo lo vuelve a poner en camino, acelera y lo sigue hundiendo. Pero, además, el Gobierno no tiene programa económico. Si la discusión es cuánto subís la tasa para contener el dólar y subís la tasa e igual se te escapa el dólar, en realidad lo que está claro es que el mercado, los inversores, los ahorristas, la sociedad, te perdió la confianza.

El Gobierno sostiene que el problema hoy pasa por la incertidumbre electoral y el fantasma de Cristina. ¿Qué pensás?

-Si no sabemos todavía si va a ser candidata o no... Después de 1200 días de gobierno, si tu problema es uno de los dirigentes de la oposición, es porque tu gobierno fue muy malo.

Dijiste hace poco que la gente confió mucho en vos, pero que en un momento dejó de confiar. ¿En qué momento estás hoy con la sociedad? ¿Sentís que recuperaste ese vínculo?

-Tratando de reconstruir la confianza desde haber aprendido de mis errores; tratando de reconstruir un vínculo desde ser más concreto y asertivo y no estar tan atado a la cosa de coyuntura o a la cosa de indefinición en esa lógica de creer que si no te definís sobre un tema evitas costos. Hoy digo lo que siento y cuento cómo podemos salir. Sabemos cómo salir de esta crisis que vive la Argentina y transmito mis ideas poniendo por delante la responsabilidad de que la gente se quede tranquila, de que el esfuerzo va a estar puesto en construir una nueva mayoría y un nuevo gobierno. Si me toca liderar, bien, y si no me toca, porque la gente me pone en otro lado, voy a poner la misma pasión y energía que si me tocara liderar para que Argentina salga de este fracaso.

¿Y en qué otro lado podría ponerte la gente? Ya dijiste que tu vocación es ir por la Presidencia.

-En una primaria la gente va a decidir quién lidera Alternativa Federal, la alternativa a Macri. Y en esa primaria me puede tocar a mí o a otro. Si le toca a otro, voy a ser el primero en ponerme a trabajar para que ese otro sea presidente y dé un nuevo gobierno a la Argentina.

¿Va a haber finalmente primaria en Alternativa Federal?

-Primaria va a haber en todos lados porque es obligatoria.

Claro, pero Lavagna insiste en que no quiere interna y busca una candidatura de consenso. Vos y Urtubey ya dijeron "no nos bajamos". ¿Cómo se resuelve esta situación?

-No creo que esté insistiendo hoy en eso Lavagna.

¿Lo ves más permeable a una interna?

-Yo hablo mucho con Roberto y, además, nadie puede imaginar que lo que haga yo va a ser distinto a lo que haga Roberto. No podés imaginarte a Massa sin Lavagna o a Lavagna sin Massa, cuando hace siete años que construimos un mismo camino. En 2015 fue UNA. Lo tenía también a José (Manuel de la Sota) que, desgraciadamente, murió y hoy es una pérdida que sentimos mucho, porque era una columna vertebral muy importante de la construcción de la alternativa.

Hablas de reconstruir vínculos con la gente, y a partir del robo que sufriste en tus oficinas, Cristina Kirchner se solidarizó con vos por Twitter. Le devolviste el comentario. ¿Cómo creés que el electorado toma ese diálogo virtual entre ustedes?

-Yo agradecí a todos y cada uno de los dirigentes de la oposición y del oficialismo que públicamente se solidarizaron con el hecho. Ser agradecido es de bien nacido. Yo viví una situación muy dolorosa para mi familia en 2013. El problema de los servicios estatales y paraestatales funcionando de manera ilegal es la peor herencia que tenemos de la dictadura. Por eso digo que es responsabilidad de todos. Para que lo que me pasó a mí o lo que algunos suponen puede haber sido lo del domingo, aspiro a que la Justicia lo resuelva. No tengo preconceptos ni prejuicios.

Volvamos al "diálogo" con Cristina

-Yo no voy a dejar de hablarle al votante de Unidad Ciudadana...

Urtubey y Lavagna son muy tajantes cuando dicen: "con Cristina no queremos saber nada". En tu caso no está tan clara tu postura.

-No tengo otra postura. Tengo una postura clara que tiene que ver con qué no se qué va a hacer la ex presidenta, pero yo no voy a dejar de hablarle al votante de Unidad Ciudadana que quiere otro gobierno en la Argentina y decirle "cuiddo, porque si llevás una candidata que pierde en segunda vuelta, sos funcional a Macri. Construyamos una nueva mayoría, una nueva alternativa a este gobierno. No te encierres en la idea de la venganza, la nostalgia. Pensemos que hay que construir otro país".

¿Es factible, según tu olfato político, que CFK reflexione y decida no presentarse para no facilitarle el camino a Macri?

-No se qué va a hacer. Hace nueve años que no hablo con la ex presidenta.

Más allá de si fue un robo u otra cosa lo de tu oficina, ¿ves que empieza a enrarecerse el clima ante la proximidad de la elección? También está el caso DAlessio y el espionaje...

-El caso DAlessio es la salida a la superficie de la cloaca de la Argentina. Una cloaca que todos intuyen que existe y de golpe apareció en la superficie. El año electoral esta enrarecido por la incertidumbre y la incertidumbre la pone un gobierno que no encuentra el agujero del mate, que todos los días pifia dónde pone la bombilla. Un día la pone en el pasto, otro día en la tierra, otro día en una maceta y la tiene que poner en el mate. El mate es el trabajo, la producción, es el crédito para la pyme, la capacidad exportadora de la Argentina. Ahí está el agujero del mate: no en la timba financiera, no en que ganen los 10 amigos del Presidente que tienen generación de energía con el tarifazo.

Hay opiniones coincidentes entre economistas y analistas que, más allá de quién gane, la situación económica va a ser muy difícil a partir de 2020

-No, porque así como en el 2001 -y hoy la situación es igual o peor que la del 2001-, te diría que en algún punto hoy es peor, porque en el 2001 había crédito y ahora no lo hay.

Vos decís que venga quien venga, ¿no va a ser una situación muy complicada, en un principio al menos, a nivel económico y social?

-Hay que rediscutir el acuerdo con el FMI, plantear una salida a la portuguesa y no a la griega, hay que bajar impuestos, sobre todo a los sectores del consumo, trabajo, jubilados y a los exportadores para generar dólares genuinos. Hay que asumir el riesgo como Estado desde el BCRA de asegurar la tasa para el que invierte, para el que aumenta capacidad instalada, para el que genera empleo, hay que animarse a transformar los planes sociales en planes de empleo y capacitación laboral transformando el monto del plan en el piso sobre el cual con un bono de la seguridad social le generamos a la pyme la oportunidad de tomar uno, dos o tres beneficiarios de planes sociales. Imaginate que tenemos 800.000 pymes y, si les reconocemos impositivamente y les reconocemos el piso del plan, con que cada una te tome uno o dos empleados estás en 1.500.000 de planes volviendo al mercado de trabajo.

Más allá de la interna para definir el candidato, AF tiene un hueco grande en la Provincia y carece de un candidato fuerte. ¿Vos seguís descartando ir por la gobernación?

-No, no tiene un hueco. Yo creo que la mejor forma de ayudar a los que viven en la Provincia es desde el gobierno nacional, yo soy tan bonaerense que creo que la mejor forma de ayudarlo es imponiendo en la política argentina la agenda de problemas que tienen los bonaerenses. Para que un vecino de Berazategui tenga cloacas hace falta inversión nacional porque es Aysa, para que un vecino de Tigre tenga cloacas hace falta Aysa y es responsabilidad nacional, y te puedo poner una larga lista de temas que por la confección jurídica que trae la Argentina y por la confección implícita de nuestro desarrollo alrededor del puerto en el área metropolitana han puesto en cabeza del gobierno nacional cuestiones que necesitan resolverse. Después, la Provincia tiene otra realidad que es la provincia interior, pero además el mayor problema que tiene es que tiene un estado fallido, porque está fuera de escala, no hay gestión micro, los únicos programas que funcionan son los que están descentralizados sobre los municipios

Así y todo Vidal es la dirigente mejor posicionada de Cambiemos

-No sé dónde, pero creo que Vidal es víctima del fracaso de Macri que la arrastró, pero además tiene una dificultad, tiene un gabinete que si hoy nos paramos en la calle y preguntamos el nombre de tres ministros la gente no nos puede contestar. Hay una pregunta a la que todavía no le encontré respuesta y eso que hemos hecho el esfuerzo de cuidar a la Provincia desde la oposición. Pero yo les pregunto: ¿por qué la van a recordar a Vidal los bonaerenses?

Insisto con lo anterior, ¿tiene dirigentes AF que puedan pelear con chance la Provincia?

-Sí, tenemos dirigentes y un enorme vínculo y relación con intendentes valiosos que pueden ser perfectamente candidatos y también hay gente que no está participando activamente de la vida política que tiene vocación de gobernar la Provincia y puede conmover y mover el escenario político nacional y provincial.

¿Hablás de Marcelo Tinelli?

-No importa, no me gusta hacer nombres. Valoro mucho lo de Marcelo fijando opinión y mostrando que de alguna manera toma posición, porque por ahí él dice en público lo que muchos dicen en privado y no se animan a plantear en público.

¿Te dolió que Tinelli elogiara a Lavagna como candidato a presidente en lugar de hacerlo con vos? Aunque igual te rescató.

-No, es como todo a la hora de construir un título conmigo él tiene una relación de más de 20 años, de mucha honestidad, valora mucho lo que venimos haciendo y sé lo que piensa y creo que es muy bueno que su opinión le dé volumen a lo de Urtubey, a lo de Lavagna, a lo mío, a la construcción de una alternativa.

¿Por qué el Gobierno lo eligió a Lavagna como adversario, al menos la semana pasada, y no a vos o a Urtubey que son críticos también?

-El Gobierno intenta tapar su torpeza con discusiones estériles, pero no la tapa. Vos podés poner un show de luces y colores, tirar fuegos artificiales, hacer 100 mil memes que inunden los teléfonos de la gente, que la realidad es que todos los días cierran pymes, cierran comercios, hay rechazos de cheques, hay gente que saca créditos para pagar los servicios, la luz, el gas... y no hay meme, ni show, ni discusión en los medios que pueda tapar esa realidad.

Esa realidad convive también con el "espanto" y el temor que genera CFK en parte de la sociedad y es ahí donde se apoya el Gobierno para buscar ser reelecto...

-No sé que va a hacer la expresidenta, sé lo que vamos a hacer nosotros: trabajar hasta el último día para darle un nuevo gobierno a los argentinos, un nuevo presidente, para construir una nueva mayoría. El rumbo del gobierno es el del fracaso, el abismo y tenemos que construir ese nuevo rumbo poniendo la educación, la producción y el trabajo como los valores centrales de la Argentina.

Y suponiendo que triunfa "el miedo" a CFK y Macri reelige. ¿Qué imaginás luego?

-No, creo que no hay ninguna chance. Creo que por su fracaso, por la mentira y por su soberbia el gobierno de Macri esá terminado. La desilusión invadió al conjunto de la sociedad, los que lo votaron y los que no. El problema más serio es que esa desilusión es generalizada, la gente no cree en nada y en nadie, por eso, en lugar de pedir que nos crean, lo que le pedimos a la sociedad argentina es que nos den la oportunidad.

Compromiso público para construir credibilidad

En un intento por construir credibilidad en medio del descreimiento generalizado que invade a la sociedad, Sergio Massa encabezará el martes próximo un acto donde firmará el compromiso público de llevar adelante una serie de iniciativas que planteará como "políticas de Estado" en caso de llegar a la Presidencia. El acto tendrá la formalidad de un acto presidencial, al menos, esa es la idea que prima cerca del tigrense. "Vamos también a invitar a suscribirlas a todas las fuerzas de oposición de la Argentina planteando, además, la invitación a que otros propongan otras políticas de Estado. Y también vamos a invitar a gente de la sociedad civil a que sean controladores de ese escenario", anticipó Massa a El Cronista.

¿Malena candidata? Un reclamo público a su mujer para que aprenda "a soltar"

"Es mucho más talentosa que yo, en la gestión, en el vínculo con la gente y tiene una fortaleza de sus convicciones inigualable. Tiene que superar una traba que ella misma se pone, y que es que es muy mamá", cuenta Massa cuando se le consulta si su esposa, Malena Galmarini, podría participar en este turno electoral como posible candidata. "Ella combina su tarea académica vinculada a temas de género y su tarea social con su tarea de mamá. Y también siente la obligación de acompañarme en algunos temas. Eso hace que no se dé cuenta de que los chicos ya son grandes Mili (16) y Toto (13 )- puede soltar un poquito, sería bueno que suelte un poquito... Aprovecho y le hago el reclamo público" , dice, enigmático.

¿Cómo llevan tus hijos el tema de los trolls y los ataques en las redes?

-Nos reímos de las maldades del equipo que usa el Gobierno para deslegitimar opiniones. Saben quién es su mamá y su papá, viven en la misma casa que nacieron, no tienen campos, hoteles, ni la preocupación de que sus papás tengan una cuenta en Panamá o sociedad offshore, ni son nietos de una familia que haya hecho negociados con el Estado para enriquecerse. Viven una vida normal como cualquier chico de clase media de Tigre.

El ping pong del tigrense
  • Mauricio Macri. Desilusión y fracaso.
  • Roberto Lavagna: un faro económico para que la Argentina se mire.
  • María Eugenia Vidal. Con buenas intenciones no alcanza.
  • Rodríguez Larreta. Me gustaría verlo gobernando La Matanza, la ciudad tiene 70 veces per cápita para inversión lo que tiene el intendente de La Matanza.
  • Martín Lousteau. Un economista inteligente y carismático.
  • Eduardo Duhalde: Un expresidente que se fue a tiempo y que cada vez que intenta volver la enchastra.
  • Cristina Kirchner. Una ex presidenta que se fue bien y a tiempo y que cada vez que intenta su retorno la enchastra.
  • Lilita Carrió. La estoy buscando; le quiero comprar dólares a $ 23.
Tags relacionados
Noticias del día