Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

María Onetto: "Se están estigmatizando los reclamos de los trabajadores"

La actriz, de conocida militancia kirchnerista, afirma que no ve en la actual administración "la decisión de estimular la inclusión sino más bien de acentuar la exclusión". Fija posiciones respecto de la política del macrismo y explica por qué apoya muchos de los reclamos que hoy se multiplican en el sector gremial.

María Onetto:

Apasionada, comprometida, presente. Así se describe la actriz María Onetto. Su pasión llega directo al espectador; el compromiso es con sus ideales, que celebra no haber traicionado nunca, y es presente porque aunque su trabajo es la ficción, se mantiene alerta y atenta a la realidad.

Actriz definida como "de culto", Onetto fue conocida por el público masivo a través de su participación en la exitosa novela televisiva Montecristo, pero hacía ya muchos años que se había entregado de lleno a la actuación.

Confiesa que si bien siempre estuvo interesada en la situación de la gente, recién hace tres años comenzó a militar dentro del justicialismo y, muy cercana al kirchnerismo, se sumó a campañas a favor de Milagro Sala, del reclamo de los docentes y de otras causas vinculadas con lo social.

En la película El peso de la ley, recientemente estrenada, aborda el agudo conflicto que atraviesa el sistema judicial. Allí comparte cartel con Darío Grandinetti y Paola Barrientos, bajo la dirección de su amigo Fernán Mirás, en su ópera prima. En lo inmediato, volvió a trabajar en la obra teatral Los corderos, de Daniel Veronese, que acaba de reestrenarse en el teatro Espacio Callejón de Buenos Aires.

Se estrenó El Peso de la Ley. ¿Qué significó para vos trabajar en esa película?
-Estoy muy contenta. Este proyecto tuvo mucha decisión de parte de Fernán Mirás, ésta es su ópera prima. Siento que la película es interesante, un cine de género que tal vez no estamos muy habituados a ver aquí. Es una comedia trágica y cuenta un hecho real. Es una historia de abogados, donde la defensora de oficio está en una situación de desencanto, de crisis con su profesión, y descubre que con este caso puede correr un poco esa opacidad y renovar sus vínculos con la abogacía. La película tiene un elenco imbatible y está dirigida por alguien que conoce mucho de actuación.

Hacés el papel de fiscal...
- Soy la fiscal Rivas, la villana. Es el caso de un hombre acusado de violación. Muestra a las personas que forman parte del sistema judicial, y cómo los abogados se sienten capturados por un sistema que no les permite concretar sus ideales, y tienen que jugar un juego que nada tiene que ver con la justicia sino con juegos de poder que hasta hacen que se ponga en la cárcel a gente inocente.

¿El tono es político?
-El sistema judicial de alguna manera se abroqueló en una situación de poder que tiene sus propias reglas, que se contradicen un poco con las ideas de igualdad entre los ciudadanos ante la ley. Sabemos que los jueces tienen privilegios en cuanto al pago de impuestos, a la forma en que son nombrados, al tipo de jubilación que reciben, el tener cargos de por vida. Como que ser nombrado juez es sinónimo de estar "salvado". Y uno ve cómo esos puestos son ocupados por gente que no hace justicia.

Tenés un compromiso político. Hiciste públicos documentos donde reclamaste, por ejemplo, por la libertad de Milagro Sala. ¿Tu relación con el kirchnerismo afecta o enriquece tu carrera?
- Como actriz y ciudadana siento una responsabilidad social, que no la sentía desde siempre. Yo era alguien interesada en que a mí y a los demás nos fuera bien, la felicidad colectiva era parte de mi felicidad. Hace dos o tres años ese pensamiento se transformó en sentir que hay que empezar a desplegar instrumentos para que las cosas sucedan. Hay una fuerza en el ciudadano que puede hacer que algunas cosas se corrijan. Soy una militante, pero pertenezcas al partido que pertenezcas, hay cosas que son injustas y uno tiene derecho a alzar la vos.

¿Cambió la situación de los actores en la actual administración?
-Siento que hay menos trabajo para los actores de todas las ideologías porque el Estado no está estimulando lo suficiente la producción audiovisual como debería estimularla por ser un sector económico que mueve un montón de dinero y de trabajo y que además vincula, como dice este gobierno que es su deseo, a la Argentina con el mundo. Es preocupante.

También apoyaste el reclamo de los docentes.
-El sector docente tenía un acuerdo con el Gobierno en relación a una paritaria para ajustar el salario según la inflación, y en la medida en que esto no sucede, hay un reclamo que tiene que ver con que una de las partes rompió un acuerdo. Los docentes han reclamado y hecho paros también durante el gobierno anterior, solo que ahora quieren calificarlo de un paro político cuando es un reclamo salarial. Se está mirando de manera muy estigmatizada el derecho de los trabajadores a reclamar. Espero que se reflexione.

¿Cómo ves la situación social?
-Uno de los temas que más decantó es que el gobierno anterior empezó a definir la inclusión, la idea de transformación social a la que todos tenemos derecho, para sentir que hay un Estado que piensa en cómo hacer para ayudarte a que vivas mejor. Ahora estamos viendo situaciones como la del Conicet, el tema de los docentes. No hay una decisión de estimular y levantar la idea de la inclusión, sino más bien se está acentuando la exclusión. Cuando Cambiemos ganó, hablaba de construir sobre lo construido, de no retroceder en los derechos ya adquiridos, pero sí hubo retrocesos. El compromiso que ellos tenían no está sucediendo.

¿Qué pensás que puede ocurrir en las elecciones legislativas con el kirchnerismo que está bajo la sombra de la corrupción?
-No sé. Sí espero que en estas elecciones se haga una evaluación sobre si los políticos han estado a la altura de la situación. Yo sigo creyendo en que si los políticos se comprometen a cumplir sus promesas de campaña y la gente se siente mejor, los va a votar, pero siento que muchas promesas en estos dos años no se han cumplido todavía.

La comedia, asignatura pendiente

Es una actriz que, en sus propias palabras, "sufre bien". Tal vez por ello, imagina, es que todavía no le llegaron propuestas para hacer comedia, una de sus asignaturas pendientes. "Fui recortada como actriz dramática, y tal vez eso a veces me juega un poquito en contra", admite. María aprendió, sin embargo, a "autogestionarse" en su labor. "Por suerte -cuenta- a mí me enseñaron que no había que esperar a que me llamaran, sino que yo podía generar mis propias cosas".

Más notas de tu interés

Comentarios6
Titi Napoli
Titi Napoli 03/04/2017 02:14:57

che Kumpita, si algun dia estas sin trabajo, pedile a Cris que te preste una de las 14 nuevas propiedades que le encontraron sin declarar.

LEONEL FARIAS
LEONEL FARIAS 03/04/2017 01:08:54

como me la baja esta mina

Andres Scialpi
Andres Scialpi 03/04/2017 12:06:07

NUNCA MÁS. ESTUVIERON EN EL PODER MÁS QUE LOS DICTADORES MILITARES Y QUÉ HICIERON? POBRES, POBRES Y MÁS POBRES.

Juan Carlos DElía
Juan Carlos DElía 03/04/2017 11:43:56

¿Desde cuando la opinión pica ol de una actriz casi desconocida es importante?

Cecil Moulin
Cecil Moulin 01/04/2017 11:48:34

caradura ,estigmatizando? quieren ECHAR a un gobierno constitucional, sabés muy bien que algo PEOR QUE LOS CHORROS K NO HAY PERO CLARO LOS DEFENDÉS, cuánto cobrabas?

Ramiro Cooparoni
Ramiro Cooparoni 01/04/2017 04:57:22

k y punto