Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Lujo y diseño en Copacabana

El hotel Emiliano fue la apertura del 2016 en uno de los barrios más turísticos de Río de Janeiro. Diseño de vanguardia, buen gusto y elegancia en el corazón de la cidade maravilhosa.

En una ubicación estratégica de Río de Janeiro, la playa de Copacabana, se levanta un nuevo hotel que deslumbra a turistas y locales por su estilo moderno y diferente al resto de los resorts de la zona: Emiliano. El hotelero Gustavo Filgueiras y su pareja, la diseñadora de joyas Andrea Colli, inauguraron este alojamiento inspirados en la época de gloria de la ciudad, cuando Copacabana empezó a estar en boca de todo el mundo y como un homenaje a Río de Janeiro -según sus propias palabras- "la puerta de entrada a la increíble historia, cultura y naturaleza de Brasil".
Desde su fachada, íntegramente blanca, los arquitectos Arthur Casas y Chad Oppenheim buscaron crear la combinación perfecta entre un resort de playa y un hotel urbano de vanguardia, que combina elementos modernos con un estilo inspirado en la década del ’50. En la recepción, revestida con hormigón y piedra, los turistas se encuentran con una gran obra original del artista plástico brasileño Roberto Burle Marx (1909-1994), que cosechó un gran prestigio internacional como arquitecto paisajista. Las 90 habitaciones que integran el hotel cuentan con grandes ventanales y aberturas que permiten que la luz natural ilumine todo el espacio. En ellas prevalece el mármol y los detalles color oro, los pisos de madera y el mobiliario de diseño contemporáneo. Desde cada una de las suites se aprecian vistas de la playa de Copacabana, desde el fuerte hasta el Pan de Azúcar, y de la Bahía de Guanabara. Los paneles articulados de la fachada filtran el calor, al tiempo que proporcionan privacidad y buena ventilación a las habitaciones.
Los cuidados detalles que se suceden en cada rincón del hotel llegan hasta el uniforme del personal, fresco, moderno y creado especialmente por la diseñadora brasilera Bárbara Casasola en tonos crema y verde claro. Por su parte, Colli Filgueiras diseñó broches con incrustaciones de piedras semi-preciosas como accesorios complementarios para que todo el look de los trabajadores refleje el estilo único del hotel.
El restaurante Emiliano, al mando del chef Damien Montecer, ofrece cocina internacional y platos típicos de la cocina brasilera a partir de ingredientes orgánicos y productos de estación, mientras que la carta del restaurante de la terraza tiene una gran variedad de minutas y preparaciones a base de mariscos. El diseño también está presente en la vajilla moderna, y en la presentación de cada uno de los platos.
La propuesta se completa con un spa, un gimnasio, un solarium y una piscina con vistas increíbles de la cidade maravilhosa, que abarcan desde la playa de Leme hasta el fuerte de Copacabana.
Para más información, visite el sitio www.emiliano.com.br.