Luego de las protestas de los trabajadores, prorrogan por un mes los permisos de los bingos porteños

El Instituto del Juego porteño había denunciado penalmente a Lotería Nacional por la licitación para que las salas tengan nuevos concesionarios. Unos 400 empleados vieron peligrar su fuente de trabajo y se movilizaron.

Lotería Nacional prorrogó hoy por 30 días hábiles, a contar a partir de mañana, los permisos de funcionamiento de los cinco bingos de la Ciudad de Buenos Aires.
   
Durante ese período se volverá a negociar con los gremios y el Instituto de Juego porteño para el llamado a una nueva licitación, según explicó el secretario Gremial del Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar (Aleara), Ariel Fassione.
   
Fassione encabezó junto a Humberto Ballhrost, del gremio Gastronómicos, una columna de 400 trabajadores de las salas de juego que marchó hasta el organismo para pedir una definición sobre el tema.
   
“Estos 30 días hábiles nos permiten llegar hasta comienzos de junio con la seguridad que los bingos estarán en funcionamiento, pero desde mañana mismo vamos a trabajar en la denominada Mesa de Enlace para solucionar de una vez por toda esta situación, que hace muchos meses tiene a todos los empleados y sus familias en una absoluta incertidumbre”, agregó.
   
Fassione afirmó además que “más allá de la alegría por este logro de los trabajadores en defensa de su fuente laboral. tenemos como misión que se transparente esta actividad, para que a ningún político más se le ocurra que hablando mal del juego puede juntar un voto más sin importarle lo que pasa con los que viven dignamente de ella”.
   
Los 30 días hábiles pasarán a contarse desde mañana miércoles por lo que se asegura el normal funcionamiento de los bingos ubicados en Flores, Caballito, Belgrano, Lavalle y Congreso.

El transfondo de este conflicto es, por un lado, económico y, por el otro, político. Los bingos son hoy mucho menos rentables que cuando surgieron, en los 90. La competencia de los tragamonedas y la proliferación de casinos les restó gente. 

En este marco, la pretensión de Cristóbal López, un empresario del juego ligado a la Casa Rosada, de intervenir en el segmento, avivó el debate que se instaló en la interna del PRO para elegir candidato a jefe de gobierno porteño. 

Fue cuando Gabriela Michetti dijo que “pondría limites al juego”. 

Desde el macrismo ortodoxo le contestaron que ya lo habían hecho. Pero sectores de la oposición recordaron las concesiones y eximiciones impositivas con las que el jefe de gobierno, Maurio Macri, benefició al también empresario petrolero y, ahora, de medios.

Los trabajadores del sector, en tanto, no quisieron ser el pato de la boda de este conflicto y se movilizaron por centenares para reclamar al Instituto del Juego una definición. Por ahora, consiguieron tiempo.

FUENTE: Agencias y Cronista.com

Tags relacionados
Noticias del día