Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

"Los peronistas no quieren a Cristina de candidata. Era una humilladora y eso no se olvida en política"

Volvió el jefe de la AFI, Arribas, quien terminó complicando a Cambiemos en el escándalo de Odebrecht. ¿Creés en la honestidad de este Gobierno?
- Veamos qué va a hacer con Arribas. Sorprende que ese señor, a quien la mayoría de nosotros no conoce, haya continuado tranquilo con sus vacaciones siendo el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia. Pero éste es un gobierno dado a vacacionar... Quizá para Macri eso signifique conceder frente a la denuncia. A Gómez Centurión lo hizo renunciar en base a una escucha telefónica. Entonces no sé como le permitió a Arribas que siguiera en Brasil. Es insólito. Porque además, la cuestión de que no se es culpable hasta que se demuestre funciona para los ciudadanos. Para los funcionarios no se es culpable hasta que no se demuestre, pero mientras tanto, alejate. Si no sos Boudou. No sé si Macri tiene muy claras esas diferencias.

¿La Justicia está obrando hoy con las manos libres?
-Hay que preguntarle a quien conozca... Carrió no cesa en su batalla, a veces crispada y a veces no, contra Angelici. Hay causas en las que se juntó mucha prueba, la que juntó Margarita en Hotesur, según dicen los expertos, es muy sólida.

¿Creés que la Justicia la va a dejar fuera de carrera a CFK?
-Creo que la va a complicar, pero los peronistas no quieren que Cristina sea candidata, no porque no les garantice alguna elección, sino porque no la quieren tener de nuevo arriba, humillando. Cristina era una humilladora, eso no se olvida en política, porque la gente entra en política también para tener una imagen reconciliada de sí misma, no la de un cadete al cual se puede putear y boludear.