Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Las triquiñuelas de las grandes empresas para eludir al Fisco

Van desde la subfacturación de exportaciones y sobrefacturación de importaciones para inflar gastos, hasta el uso de facturas apócrifas, pasando por el pago de honorarios por distintos servicios, autopréstamos y abusos en convenios para evitar la doble imposición.

Las triquiñuelas de las grandes empresas para eludir al Fisco

Uno de los contadores más famosos de la Argentina acepta contar las triquiñuelas de las grandes empresas para evadir impuestos, o eludirlos con mecanismos que se aprovechan de los resquicios legales. Son métodos conocidos y ya relatados anteriormente en trabajos de economistas expertos en política tributaria, pero él prefiere mantenerse en el anonimato. "Si doy mi nombre, después me putean los colegas. Me dicen: '¿Para qué andás contando todo esto? Jugás en contra de todos nosotros, incluso contra vos mismo'", relata el hacedor de balances de grandes firmas.

"A las grandes se les complica evadir porque, por cuestiones de control interno, deben depositar toda la plata", aclara el contador, pero después comienza a relatar los mecanismos para pagar menos tributos. Veamos aquí algunos de ellos, según su relato y el de otros expertos, como los que detallan los economistas Juan Carlos Gómez Sabaini y Dalmiro Morán en un trabajo que publicaron en febrero último en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

1 Precios de transferencia

Cuando una empresa comercia con sociedades del mismo grupo económico en el extranjero o con firmas radicadas en paraísos fiscales, y cuya propiedad, por tanto, resulta indescifrable, suelen subfacturarse exportaciones o sobrefacturarse importaciones. Al subfacturar exportaciones, la compañía radicada en la Argentina paga aquí menos impuesto a las Ganancias. "Hay formas de evadir los kilos de granos o animales en los puertos privados. Por algo hay tantas ventas a brokers (intermediarios) en paraísos fiscales para barcos que van derecho a China", cuenta el contador confidente. Al sobrefacturar importaciones de bienes, las firmas pagan más arancel en el país, pero anotan un gasto que en realidad está inflado y esto reduce las utilidades y lo que debe tributarse por ellas. En el caso de la importación de servicios, el daño resulta aún mayor porque no paga aranceles y muchas veces son actividades abstractas y difíciles de medir y controlar por parte de las autoridades tributarias. Los países de origen de todas estas importaciones sobrefacturadas suelen presentar menores niveles de presión impositiva, con lo que el secreto radica en localizar las ganancias allá donde menos gravámenes se paguen. "No hay muchas causas por precios de transferencia", admite el secretario de la Fiscalía en lo Penal Económico 7, Juan Manuel Varela.

2 Pagos de fees (honorarios)

Las multinacionales extranjeras pero también las empresas de capital argentino que radicaron su casa matriz en el exterior pueden recurrir a estos pagos para elevar los gastos en sus subsidiarias argentinas y así pagar aquí menos impuesto a las Ganancias. Se trata de una variante de la sobrefacturación de importaciones. Las compañías abonan a sus casas matrices fees por asesoramiento jurídico, por funcionamiento de su directorio global, por administración general del grupo, por el uso del sistema de software que contrata la corporación para todos los países, por asesoramiento gerencial sobre la administración o las ventas de cada filial y otros servicios intragrupo.

3 Transferencia de tecnología

Las casas matrices de empresas extranjeras o locales con sede legal en el exterior les cobran a sus subsidiarias por el know how (conocimiento), por ejemplo, sobre cómo se construye una línea de montaje. Este pago por transferencia de tecnología puede suponer el 3% de la facturación de la filial, lo que a su vez puede representar la mitad de los beneficios. Esta salida de recursos en general se extiende por cinco años, aunque puede prorrogarse. También se pagan regalías por aplicación de normas de seguridad industrial. Además, si una filial usa una fórmula para elaborar un producto, por ejemplo, un medicamento, debe retribuir a su casa matriz, que es la que la desarrolló o compró su patente. Esto suena lógico, pero lo discutible puede ser el monto retribuido.

4 Préstamos back to back (paralelos)

Por diversos mecanismos, las empresas logran colocar dinero en plazo fijo en bancos de renombre con sedes en sociedades de paraísos fiscales, en los que permanece oculta su propiedad. Esos depósitos actúan como garantía para que obtengan créditos de esas entidades financieras. Se trata de una suerte de autopréstamo por el que las empresas evitan blanquear su tenencia y traerla al país y a su vez reducen sus ganancias locales porque computan como gastos los pagos de los intereses del financiamiento. "A veces se comprueba que el contribuyente no devuelve todo el préstamo", advierte el secretario judicial Varela.

5 Deducción del sueldo del gerente regional

Algunas multinacionales deducen el salario de su gerente regional en la Argentina, en lugar de repartir la carga con los países en los que también se desempeña, como Chile o Uruguay, porque así computa más gastos acá, donde la presión tributaria es mayor.

6 Abusos para evitar la doble imposición tributaria

Las empresas localizan sus ganancias en países en los que se pagan menos gravámenes, incluso cuando en estos no está radicada su casa matriz. Así fue que compañías no españolas usaron al antiguo acuerdo entre la Argentina y España para tributar en el país europeo en lugar de aquí. Las autoridades de entonces también observaron supuestas irregularidades en los convenios de la Argentina con Chile y Suiza.

7 Uso de facturas apócrifas

Es uno de los principales métodos de evasión doméstica, coincide Varela con el director ejecutivo del Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica (Cipce), Agustín Carrara, y con un juez del fuero penal económico que prefiere el anonimato. Se trata de la compra de facturas por productos o servicios inexistentes a empresas fantasma, de modo de inflar los gastos, reducir las ganancias y el consiguiente pago de impuestos. Cientos de grandes empresas han quedado involucradas en diversas causas por recurrir a las usinas de recibos truchos. Varela cuenta que este mecanismo también es usado en el campo: "El agricultor vende granos y entrega un documento trucho a un intermediario. El grano termina llegando a las cerealeras. La AFIP le cae a estas grandes empresas y les pide que acrediten la veracidad de la operación. Si la acredita, zafa del impuesto a las ganancias, pero no del IVA. Y así es que hay muchas causas contra cerealeras".

8 Reestructuraciones de negocios

Las multinacionales organizan reformas que "suelen implicar transferencias de funciones, activos y riesgos entre subsidiarias localizadas en diferentes países", de modo de localizar las ganancias allí donde se tributa menos, explican Gómez Sabaini y Morán. Así es que se registra la propiedad de activos intangibles (marcas, derechos de autor, licencias de uso, concesiones, franquicias, publicidades) en países de escasa o nula tributación a los cuales las filiales de países de mayor carga impositiva "realizan pagos periódicos para transferir utilidades".