OUTSIDER - Fabián Gianola

"La principal crítica al Gobierno es la falta de proyectos"

El actor, que fue candidato a diputado por el Frente Renovador en 2013, critica el rumbo económico oficial y su política en materia de Salud y Educación. Y reclama medidas contra la inflación y la pobreza. Sobre los principales candidatos presidenciales, Macri, Scioli y Massa, dice: "Con cualquiera de los tres candidatos que gane, el país va a cambiar".

Con cualquiera de los tres candidatos que gane, el país va a cambiar", dispara Fabián Gianola en un rápido diagnóstico sobre las elecciones presidenciales.

El actor y conductor, que en 2013 acompañó a Sergio Massa en la lista de diputados del Frente Renovador, se muestra crítico sobre la política económica del gobierno nacional y los efectos de la inflación sobre el empleo. "Hoy en el país hay alrededor de 11 millones de pobres", asegura el protagonista de la comedia teatral Los 39 Escalones, en diálogo con 3Días.

¿La situación económica afectó a la actividad teatral?
- Obviamente que las actividades privadas se ven complicadas en un contexto de inflación y caída de las posibilidades laborales. Hay más desocupación y suben los precios, entonces la gente va cortando lo que es suntuario, aquello que no es de primera necesidad, como el teatro. Lo vemos porque no podemos cobrar las entradas a lo que tendríamos que hacerlo. Históricamente el precio de una entrada al teatro fue de seis entradas de cine, y hoy el cine está 100 pesos, pero no se puede cobrar 600, en general el precio máximo es 350.

¿Y eso cómo impacta?
- Ese valor está por debajo del histórico, y eso deprecia la producción y también lo que uno puede ganar. Además, antes había 20 espectáculos grandes, pero ahora funcionan cinco. La cantidad también ha bajado. Hay menos obras y los que no andan bien, les va bastante mal. La media de entradas general también ha bajado. Nosotros somos elegidos, convocamos entre 1.000 y 1.200 personas por semana, y eso hoy es andar bien, pero antes había otros números más grandes.

Además de la actuación, en 2013 te involucraste en política. ¿Cómo viviste en lo personal aquella primera campaña?
- Como cualquier hijo de vecino. No tuve una participación extrema ni principal. Me involucré desde las ganas, y así lo tomaron quienes me aceptaron y me dieron el espacio. Hoy sigo haciendo mi vida normal, no he ganado plata con la política, no tengo una carrera política ni pienso tenerla.

¿Cómo ves el escenario electoral hoy?
- La situación en general es lo normal que ocurre siempre antes de una elección presidencial, con toda la dinámica de los candidatos, las alianzas y las estrategias de cada partido. En 2013, apoyé al Frente Renovador desde el llano, como una persona de la cultura, el entretenimiento y el espectáculo. Apoyé creyendo en el espacio, me involucré, y estoy contento de participar. No lo veo como algo difícil, duro o dramático, sino con la alegría de apoyar a gente en la que creo.

¿Y en cuanto a los candidatos?
- Tengo la suerte de conocer a los tres más fuertes. A Sergio, por estar en el espacio que él lidera. Se hizo de abajo, es un laburante con mucha gestión y hoy ha pagado no tener la estructura que tienen los demás candidatos. Con Mauricio también tengo una excelente relación, fui a su palco cuando era dirigente de Boca, me invitó a cenas a su casa antes de que fuera político. Lo mismo con Daniel Scioli. Lo quiero mucho, es una persona muy buena, muy laburante y contenedor. Estuve en cumpleaños suyos y de su hija, y participé en actos solidarios con su señora hace unos años. Lo quiero mucho y le deseo lo mejor.

¿Cuáles considerás que son los temas más urgentes de la Argentina?
- Como ciudadano, creo que lo que le falta al país es atacar la inflación, que haya más empleo y menos inseguridad, y que se trabaje en tener mejor educación y salud. Hoy en el país hay alrededor de 11 millones de pobres que no tienen acceso a la vivienda y a servicios básicos, y sería bueno que los chicos que nacen en esas condiciones tengan las oportunidades como cualquier ciudadano.

¿Qué logros y falencias le adjudicás a este gobierno?
- He opinado claramente varias veces. La crítica principal es la falta de proyectos. Yo no veo proyectos en salud, en energía o en el sector agropecuario. No ha habido una política clara en educación. Se ha puesto por encima de todo a la política como objetivo y no como medio, y vimos un crecimiento de la política como estructura. Eso nos ha hecho olvidar las necesidades básicas de los ciudadanos. Además, está el problema de la terrible corrupción que está enmarcada en el poder, y la violencia y la intolerancia en el discurso que viene desde arriba.

Algunos colegas tuyos eligen no hablar públicamente sobre política. ¿Cómo ves ese tema?
- Yo no voy a dejar de opinar y decir lo que pienso. Eso es parte del sistema en el que vivimos y parte del ejercicio de la democracia. Necesitamos pensar y expresar lo que pensamos, para que en el disenso se encuentre el crecimiento. Yo opino con respeto, no agredo a nadie y voy a seguir haciéndolo. No me voy a callar porque siento que le estaría haciendo mal a la democracia.

Fuiste conductor de TVR seis años. ¿Qué opinás de la evolución del programa?
- Cuando el programa era independiente, hice 400 programas, y el día que opiné algo diferente a la línea, me fueron. Ahí me desvinculé y no vi el programa nunca más. No puedo hablar mucho porque ahora va los sábados, cuando yo hago dos funciones de teatro, pero sí puedo decir que en ese momento medíamos 13 puntos de ráting los lunes y jueves, en América y contra Tinelli, decíamos algo y nos levantaba el país. Siento que eso hoy no sucede. Y lo que hablaba de la violencia, se vive hoy en todos los sectores de la sociedad, también en la TV, pero creo que a partir de diciembre va a cambiar.

Tags relacionados

Noticias del día