Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

"La pelea entre los actores por política es una mentira absoluta"

Su papel en la multipremiada "Relatos Salvajes", de Damián Szifrón, es uno de las más recordados; el año pasado fue la hermana Genoveva en "Esperanza Mía" y en marzo vuelve a las tablas poniéndole voz a sus "Canciones desesperadas". En charla con 3Días no sólo repasa su carrera, también critica al gobierno y habla del futuro del kirchnerismo.

La multifacética Rita Cortese coquetea con la televisión, el cine y hasta con el canto, pero hay una pasión que no puede dejar: el teatro. Este año el Regio la verá nuevamente arriba de las tablas con "Doña Rosita, la soltera", de Federico García Lorca. Antes de comenzar con los ensayos, hace un balance de los primeros 60 días de gestión del Gobierno de Mauricio Macri, con más críticas que halagos, y no mira demasiado hacia delante ya que está muy enfocada en el aquí y ahora.

¿Qué sensación tuvo después de haber participado de "La Plaza de los artistas" el fin de semana pasado?
- En ese momento fue una felicidad enorme porque era una plaza repleta de gente. Fue muy interesante ver que la plaza se llenó con palabras. Se convocó bajo el lema de que con libertad y trabajo hay alegría.

¿No fue una plaza opositora?
- ¿Por qué va a ser opositora? No creo que el macrismo se oponga a que haya libertad, trabajo y alegría, por lo tanto encararlo desde una plaza opositora me parece poco inteligente. Es una plaza que dice cosas y que tiene un punto de vista de la alegría, de la libertad y del trabajo. Somos artistas y tenemos la palabra.

¿Por qué cree que se la catalogó como opositora?
- Quizás por la obsesión de definir, vos sos k, no k, sos de izquierda, o de derecha. Eso es parte de la vulgaridad de pensamiento, las cosas son un poco más profundas. Respeto el disenso. Por ejemplo, hay autores que disfruto y otros que no me conmueven, ese es mi pensamiento. Ahora, si lo que hago es romper el libro del autor que no me gusta, ahí está el problema.

¿Cómo ve la gestión cultural del Gobierno de Mauricio Macri?
- Hasta ahora no la veo. Lo único que veo es que permanece cerrado el Centro Cultural Kirchner, quisiera saber las razones. También veo que se despidió a mucha gente de Cultura. No veo que haya una proyección cultural en la Tv Pública. Ojalá que el Incaa desarrolle la cantidad de películas que se hicieron en los años anteriores porque la industria del espectáculo es muy importante y pulirrubro. Lo que espero es que haya mucho trabajo, y me preocupa que no ocurra.

¿Qué otras cosas le preocupan?
- La política económica de este Gobierno ya la viví y ya sabemos en lo que terminó..

¿En qué época la vivió?
- Con Carlos Menem, Fernando De La Rúa, el neoliberalismo de la privatización y la apertura de importaciones. No soy economista, puedo hablarte gruesamente pero esa política que ya viví, sé dónde termina y ya estamos viendo los resultados. Hay gente que se empobrece de un día para el otro. Si vos abrís la importación así desmadradamente no hay que ser muy lumbrera, sabés que lo que cae es la industria nacional y eso implica pérdida de empleo. Si hay menos trabajo, hay menos gente que va al teatro, al cine, a los restaurantes, se compra menos ropa, y la economía se paraliza.

Hablando de medidas económicas, una de ellas fue la quita del cepo cambiario…
- No sé que le pasa a la gente con el dólar, realmente. Puede caer el dólar, puede caerse el país que genera el dólar pero nosotros siempre vamos a querer ser rubios, blancos, de ojos celestes y con dólares en el bolsillo, es as.

¿Cuál es su posición respecto a la Ley del actor?
- Creo que el actor necesita una ley porque acá estamos como en la época de Shakespeare: no tenemos jubilación, aguinaldo ni vacaciones. Si te enfermas y estás en una novela diaria se mata a tu personaje o te reemplazan en las obras de teatro...Puede haber disensos, pero que la ley del actor es necesaria, no tengo ninguna duda.

Pero hay muchos actores que están en contra…
- Los que están del otro lado saben perfectamente qué es lo que pasa, igual o mejor que yo. Eligen estar del lado que eligen estar.

¿Por qué?
- A lo mejor por miedo a que los dejen de llamar. Yo soy grande y tengo mi camino transitado, pero la gente tiene miedo porque se ejercen presiones de todos lados.

¿Por ideología política?
- No me refiero a eso. La ley del actor no tiene nada que ver con lo político. La pelea entre actores por la política es una mentira absoluta, un invento de los medios.

¿No hay grieta entre los actores?
- La grieta es el disenso. ¿no podemos pensar distinto? Ahora, si yo por pensar distinto te quiero destruir, ese es otro tema.

A partir de las fracturas dentro del kirchnerismo ¿Cree que puede haber un fin del partido?
- Creo que hay una reformulación. Personalmente repudio lo que hizo Diego Bossio. El tiene su banca y llega allí por el voto popular al partido, por lo tanto, no tiene ningún derecho a escindirse del bloque.

¿Imagina a Cristina Kirchner nuevamente como presidente dentro de 4 años?
- No me la imagino, pero eso no significa que no ocurra. Estamos bastante expectantes en el día a día como para poder proyectar a 4 años. Estamos viviendo momentos duros, en una democracia con unas conductas un tanto violentas.

¿Cree que vivimos en una democracia debilitada?
- Lo que tenemos es una democracia donde el objetivo fundamental es la ruptura de lo simbólico.