Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La ciudad,tras la cordillera

Santiago de Chile se impone como una de las urbes más atractivas de América Latina. Arquitectura, gastronomía, compras y actividades sociales se combinan en un cóctel ideal para pasar unos días a sólo dos horas de avión de Capital Federal.

La ciudad,tras la cordillera

El ritmo acelerado de Santiago se mezcla entre bocinazos y miradas fugaces con los edificios espejados que ostentan altura en plena Ciudad. Allí se encuentran las estaciones de metro, "las micros" cruzándose en Plaza Italia y las rotondas de la Av. Américo Vespusio.

La capital chilena es sin duda uno de los destinos más importante de Sudamérica. Toda la metrópoli se despereza sobre un gran valle atravesado por el caudaloso río Mapocho, protegida en ambos costados por la Cordillera de los Andes y por la Cordillera de la Costa. En pleno centro, irrumpen inquietando la armonía ciudadana los cerros San Cristóbal y Santa Lucía, desde los que pueden lograrse emocionantes vistas panorámicas.

Esta región conocida con el nombre de Metropolitana, se divide en 31 comunas autónomas que se suman a la principal, que es Santiago Centro. Cada una tiene sus atractivos particulares que van desde las vidrieras pomposas de Bellavista o Las Condes, hasta los bares escondidos de Ñuñoa o Providencia.

En la recorrida por Santiago Centro, no pueden faltar las construcciones religiosas encabezadas por la catedral y sus paredes con frescos del siglo XVIII, y por la Basílica de la Merced con su emotiva imagen de la Virgen traída de España en 1548. Cerca de la Basílica y bordeando el río Mapocho se encuentra el Parque Forestal y allí el Museo de Bellas Artes, uno de los más antiguos de Sudamérica, que alberga una colección de pinturas que abarca desde la época colonial hasta principios de este siglo.

Pero si de construcciones se trata, es imperdible la recientemente levantada Gran Torre Santiago (la más alta de América Latina), también llamada Costanera Center, un rascacielos de 300 metros de altura con un mirador abierto al público de 360 grados. Es parte del complejo Costanera Center, y en sus instalaciones se cuentan un centro comercial, dos hoteles y dos torres de oficinas.

Es la primera edificación del país en poseer ascensores expresos, que pueden recorrer 60 metros en siete segundos. Más tradicional pero igual de interesante es el barrio El Golf, corazón financiero de Santiago de Chile, zona característica por sus calles llenas de verde, sus altas torres de edificios corporativos y sus hoteles de grandes cadenas internacionales. Así y todo, tiene otro signo distintivo: su amplia oferta gastronómica de restaurantes y bares, famosos por recibir una masiva afluencia de jóvenes y oficinistas terminada la jordana laboral.

La ciudad de Santiago representa con su inagotable movimiento y con su moderno desarrollo urbano una de las capitales más atractivas del continente americano.

Sabores para no perderse

Cuando de gastronomía se trata, dos sitios son imperdibles en la capital chilena. Uno es Osaka, en el barrio de Las Condes (dentro del Hotel W), donde el chef Jorge Mondaca saca a relucir lo mejor de la comida japo-peruana, con tiraditos, gyozas y pescados locales de excelente nivel. Además, su carta de vino y el servicio que ofrece a los comensales son de los mejores de la ciudad. Otro gran comedor santiaguino es Ambrosía, considerado entre los 50 mejores restaurantes de América Latina, donde la joven cocinera Carolina Bazán mezcla productos chilenos con técnica francesa del mejor nivel, logrando platos tan complejos como sabrosos.

Datos útiles

- Varios vuelos diarios conectan Buenos Aires y Santiago de Chile, con precios que empiezan en los $ 4.300
- En la ciudad hay hoteles para todos los presupuestos. Desde hoteles pequeños en Ñuñoa, hasta alojamientos de lujo de u$s 400 la noche.
- Lo mejor en la ciudad es moverse en taxi, ya que el tráfico suele ser un problema.
Más información: www.turismochile.com www.visitchile.com.