Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La ciudad que separa al mundo en dos

En Quito, la capital de Ecuador, el paralelo 0 divide al mundo en dos hemisferios, el Sur y el Norte, un atractivo que llama a miles de viajeros a visitar este destino.

Esta línea imaginaria (la del Ecuador) pasa también por otros continentes como Asia, África y Oceanía, pero no cruza por ninguna otra urbe del mundo, razón por la cual se decidió representarla justamente aquí", comenta Pablo, un guía quiteño con mucha experiencia a cuestas. Esta característica geográfica propia de Quito ha traído algo de polémica, ya que no fue fácil determinar qué lugar de la ciudad atraviesa la línea que separa el hemisferio Norte y el Sur. Algunos dicen que cruza por el predio de "la mitad del mundo" que ofrece distintas atracciones, la posibilidad de conocer la historia de la capital ecuatoriana y subir hasta un mirador construido para tener una mejor perspectiva del lugar. Todos los turistas que visitan este sitio se toman la típica foto con un pie en cada hemisferio del mundo. Otros, sin embargo, dicen que el verdadero paralelo 0 pasa exactamente por el Museo Intiñan, en el cual se complacen en hacer varias pruebas y simples experimentos para sostener su teoría frente a los visitantes.
"Quito es la segunda capital más alta del mundo -después de La Paz- y tiene la característica de estar junto a dos volcanes, el Pichincha y el Atacazo", comenta Pablo mientras sigue manejando rumbo a la zona serrana. "Pero eso no es todo, ya que la región de Quito esta rodeada por unos 15 volcanes, de los cuales tres aún hoy están activos y son analizados en forma diaria" -hace una pausa y continúa- "pero no se alarmen, estamos en una ciudad segura", finaliza con una sonrisa.

Recorriendo Ecuador

A dos horas de la capital, la comunidad de Yunguilla cuenta con 200 habitantes orgullosos de sus fábricas de mermeladas, quesos y productos orgánicos que se venden en las localidades cercanas. Las ganancias son utilizadas para realizar mejoras para la comunidad rural y sus miembros son un ejemplo en todo el Ecuador. En Yunguilla tienen una escuela primaria y una capilla que han construido ellos mismos con materiales de descarte y otros que han conseguido a través de donaciones. Asimismo, llevan adelante un programa muy eficiente para determinar las diferentes poblaciones de osos de anteojos, un animal que es muy difícil de ver ya que habita el interior de la densa selva. Actualmente, están trabajando con cámaras trampa para individualizar y diferenciar, a través de sus anteojos, a los distintos animales que en forma diaria atraviesan el bosque.
No muy lejos de la ciudad se encuentra el volcán Pululahua, que está inactivo desde hace muchísimo tiempo y no representa una amenaza para los pobladores que viven en su amplio valle. Es uno de los únicos volcanes inactivos a nivel mundial cuyos alrededores están habitados. Si bien las afueras de Quito tienen una energía especial, el barrio histórico -en el corazón del centro- es imperdible.
La Catedral Primada de Quito, uno de los templos más antiguos de América, es una parada ineludible en un viaje a la ciudad. Una de sus cúpulas tiene una veleta con un gallo, el cual ha inspirado la popular leyenda quiteña "El gallito de la Catedral". Según cuenta esta narración, cierto día el gallo rasgó las vestiduras de un reconocido personaje de Quito llamado Don Ramón que tenía por costumbre embriagarse e insultar a la gente que pasaba por ahí. A partir de ese momento, el hombre enmendó su vida y no volvió a beber.
La Iglesia de la Compañía de Jesús, otro sitio clave para el turismo, es considerada la "joya del barroco en América" y su interior está casi todo cubierto de láminas de oro. Además, tiene uno de los órganos más grandes del continente, el cual se utiliza únicamente durante días festivos. A metros de allí se encuentra el mercado San Francisco, que con sus 120 años de historia ofrece las más variadas plantas medicinales, frutas, artesanías y comidas típicas del Ecuador.
La calle céntrica La Ronda, el Café Galletti, el mirador del Panecillo y una subida en el teleférico al volcán de Pichincha son programas tan interesantes como diferentes para conocer a fondo la ciudad. Quito cautiva desde sus formas, estilos e historias: son sus particularidades las que la hacen única.

Datos útiles

- ¿Cómo llegar? Vuelos diarios de Avianca desde $ 10.000.

- ¿Dónde hospedarse?
Hay opciones para todos los gustos, pero una alternativa tan tradicional como elegante es Patio Andaluz. Para más información: www.hotelpatioandaluz.com.

- ¿Dónde comer?
Uno de los mejores restaurantes para probar y disfrutar la típica -pero a la vez nueva- comida ecuatoriana es el elegante Zazu.