Ingresos Brutos: mayoristas piden que los diferencien de los comercios minoristas

El proyecto presentado en la Legislatura impulsa una tasa más baja para varios sectores pero aumenta la de los comercios medianos. Para muchos mayoristas no hay cambios porque ya pagan el 5%, pero piden una reducción.

La Cámara que reúne a los comerciantes mayoristas y distribuidores de todo el país cuestionó que la reforma que impulsa el gobierno porteño para el impuesto a los Ingresos Brutos en la Ciudad los siga considerando en forma unificada con los minoristas y reclamó un trato diferente y una reducción de lo que hoy pagan por ese tributo local.

La Cámara de Comerciantes Mayoristas e Industriales (Cadmira) destaca que los mayoristas manejan márgenes menores que los minoristas y que si lo que pagan de Ingresos Brutos va a provocar cierre de negocios y más evasión.

“En el proyecto se vuelve a incurrir en un error conceptual al incluir en una misma tasa de pago al sector mayorista y al sector minorista atento a que poseen márgenes de comercialización totalmente diferentes, siendo que el mayorista o distribuidor maneja márgenes muy reducidos generando su rentabilidad a través de la rotación de stocks , señaló Cadmira en un comunicado.

El proyecto que el Gobierno envió a la Legislatura mantiene en el 3% la alícuota para los comercios minoristas y mayoristas que facturan menos de $ 10 millones al año; las sube al 3,5% en 2018 y, progresivamente, al 5% en 2022 para los que facturan entre $ 10 millones y $ 55 millones; y la mantiene en el 5% para quienes facturan más de $ 55 millones.

La mayoría de los mayoristas factura más de 55 millones, por lo que no sufrirán cambios. Pero lo que sostienen desde la Cámara es que llegaron a esos montos producto de la inflación, por lo que al menos una parte llegó a esa categoría no por mayores ventas sino por los aumentos de precios.

Desde la Cámara piden que para el sector mayorista y distribuidor, “debido a las características de comercialización que le son propias, “se establezca un régimen diferente al del comercio minorista y se fije “una reducción gradual de la alícuota.

El proyecto

La iniciativa presentada en la Legislatura plantea una reducción promedio del 55% desde 2018 hasta 2022. Pero si bien hay reducciones en varios sectores y algunos hasta quedarían exentos, el comercio tendría un incremento en las alícuotas de Ingresos Brutos.

Los sectores que quedarán exentos son las actividades primarias (para 2020), el transporte de pasajeros y carga (en 2021) y los servicios de electricidad, gas y agua (en 2022). A su vez, habrá una reducción de la carga impositiva en la construcción, que tendrá una disminución del 60% de la carga impositiva; en comunicaciones, donde la baja será de 40%; y en servicios financieros productivos, con un peso menor del 30%.

Pero el comercio, tanto minorista como mayorista, verá un incremento en la alícuota: hoy es de 3% y pasará al 5%, para los que tienen una facturación anual de entre $ 10 millones y $ 55 millones, ya que por debajo de ese monto no están alcanzados por este tributo y, por arriba, ya pagan un 5%.

También tributarán una mayor tasa las comisiones de las tarjetas de crédito, que pasarán del 5,5% actual al 7%, y las prepagas, del 1,5% al 3,5%.

Con respecto a los créditos hipotecarios, avanzará la reducción del pago de ingresos brutos, que había empezado meses atrás con la baja del 7% al 1,5%, hasta llegar a su eliminación. La cuota de estos préstamos debería disminuir entre 3% o 4%, agregó.

Desde el gobierno porteño, aseguran que estas modificaciones implican una reducción del 55% en la presión de este tributo para todos los bienes y servicios alcanzados.

Tags relacionados

Más de 3Días