Gil Lavedra: “El Gobierno de Menem era un paradigma de corrupción, pero éste es mucho peor

Según el exdiputado radical Ricardo Gil Lavedra, la administración K está operando para obtener impunidad después de 2015. Dice que el Gobierno pecó de soberbio en su pelea con los holdouts y tuvo una estrategia de terror. Cuestiona la cooptación de organismos de DD.HH. por parte de la Casa Rosada y dice que la reforma judicial sigue siendo una deuda de la democracia.

Ex juez, constitucionalista respetado y radical. Ricardo Gil Lavedra quedará en la historia como integrante del tribunal que juzgó a la Junta Militar de la dictadura en1985. Recientemente, defendió con éxito al fiscal José María Campagnoli, suspendido por investigar al empresario K, Lázaro Baez.
Gil Lavedra conversó con 3Días. Dijo que la "Argentina tiene que dejar de ser un incumplidor serial y que la reforma de la Justicia es una deuda pendiente de la democracia.

n Kicillof asegura que si la oposición no vota a favor del proyecto de reapertura del canje se convierte en una escribanía de Griesa
- La ley que mandaron es un incumplimiento por ley de las condiciones contractuales, sin que esto implique declinar soberanía. Argentina tiene que dejar de ser un incumplidor serial. ¿Cómo pretendemos tener una imagen de seriedad de cumplimiento, de resguardo de la palabra empeñada, si vivimos buscando atajos e incumpliendo las cosas?
n La Presidenta mencionó a Alfonsín en su discurso en Santiago del Estero, diciendo que cuando se había presentado el canje 2005, Raúl Alfonsín estaba al lado suyo
- Es una mención caprichosa, porque no cabe duda que en aquella época Argentina tenía que reestructurar su deuda, e incluso todas las fuerzas acompañaron al Gobierno cuando le dio la intervención al Congreso, que le dio bastante poca. Durante toda la tramitación del proceso que luego hicieron los holdouts, lo que no entraron en 2005 y 2010, nunca se le dio intervención al Congreso sobre cómo era el pleito. Más allá de que la sentencia de Griesa me parece de una profunda irracionalidad e insensata sobre cómo comprende la equidad de las contraprestaciones, la estrategia del Gobierno con los holdouts ha sido de terror, y han perdido solos el pleito.
n Para usted, ¿cuál fue el error?
- La soberbia. Porque para tratar de incentivar que la mayor cantidad de los acreedores entraran en los canjes, el Gobierno dijo: el que no entra ahora perdió.
n La ley cerrojo
- Cuando los holdouts iniciaron la demanda, y obviamente en el tribunal le decían a Argentina que no cobraron nada, ellos dijeron alpiste, no entraron, no les vamos a pagar nada porque no han querido entrar. En consecuencia, siempre Argentina tendría que haber ofrecido pagar en las mismas condiciones. Recién Argentina ofreció abrir el canje con el pleito perdido. También creo que la Justicia norteamericana tendría que haber tenido una actitud más flexible y me parece que todas las decisiones fueron lo peor para Argentina.
n Y el argumento oficial para votar a favor de la reapertura del canje
-¿Por qué es necesaria la ley? Con una ley que apostrofa al Banco de Nueva York en su articulado, vamos a tener otro pleito. Argentina tiene las facultades para negociar con los holdouts a partir de enero.
n ¿Cómo ve a los organismos de Derechos Humanos, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo después del kirchnerismo?
- Hay consenso dentro de las fuerzas políticas y la sociedad toda, y es que esa etapa dolorosa tiene que cerrarse con verdad y justicia. Lo que ocurre es que yo advierto que los juicios duran demasiado tiempo, estamos a casi nueve años de que la Corte declaró la invalidez de la Obediencia Debida y Punto Final, no es posible que no hayan podido terminar todos los juicios. Lo que advierto también, que tiene que ver con cierta tendencia a la sobreutilización política del tema de los derechos humanos, que el Gobierno ha abusado.
n ¿Por motivación política?
- Lo que veo mal, en esta política de aprovechamiento de los DD.HH., es la cooptación de muchos organismos. El tema de las Madres me parece una vergüenza, el modo como se han financiado, ya no solo con proyectos de la Universidad, sino para la construcción de viviendas que ha sido escandaloso, un fraude, y otros que reciben ayudas del Gobierno y les quita independencia y credibilidad.
n Bonafini defiende a Boudou, pero Carlotto defiende a Milani al frente del Ejército
- Es una vergüenza que (Carlotto) defienda a Milani. Por la décima parte de lo de Milani hay militares presos. Ese hombre carece de las condiciones de idoneidad para ser el jefe de Estado Mayor del Ejército.
n Cree que los organismos van a tener que hacer su autocrítica por Milani, Schoklender después del kirchnerismo?
- Por supuesto. La lucha de los organismos es pura y merece todo el apoyo, pero cuando se empiezan a enredar en las cuestiones políticas, eso está muy mal. Hay que terminar los juicios en el más breve tiempo posible. En el caso de las Abuelas, la aparición del nieto de Estela ha significado un impulso para otros, tratar de seguir y recuperar hasta el último de los chicos apropiados durante la dictadura.
n ¿Cómo queda parada la Justicia después del kirchnerismo?
- La reforma de la Justicia es una de las grandes asignaturas pendientes de la democracia. Creo que también hay una deuda pendiente enorme en materia de corrupción estatal, la Justicia ha fallado. La Justicia es un poder que no rinde cuentas, poco transparente. La denominada "Democratización de la Justicia" me dio mucha bronca porque malversó una bandera que había que enarbolarla para tener una Justicia más abierta, más sensible a las demandas de la ciudadanía, más accesible.
n ¿Qué le parece Gils Carbó como procuradora?
- Una mala procuradora. No ha tenido políticas eficaces en materia de corrupción. Quiso perseguir a un fiscal porque investigó al Poder (por Campagnoli). Ha habido fiscales que encubrieron al Poder, que pidieron la nulidad en La Rioja en la causa Milani, o el que hizo lugar a la excepción de la falta de acción en el caso Boudou. Hay fiscales funcionales al poder y no a la sociedad.
n ¿Se equivocó el radicalismo apoyándola?
- El oficialismo tenía mayoría propia. Cuando se produjo la designación me excusé. Es un exceso decir que la oposición la apoyó, quizás dio un voto de confianza que fue defraudado.
n Hemos vivido casos de corrupción, en el gobierno de Alfonsín hubo algunos, en el de Menem hubo más. ¿Este gobierno le gana a los anteriores en democracia?
- Está muy bien que, cualquiera sea el color político, estos casos se investiguen y sancionen. El gobierno de Menem parecía que era un paradigma de corrupción, pero éste es mucho peor, porque ha creado las condiciones y está operando para obtener su impunidad. n 3D

Noticias del día