Viernes  19 de Septiembre de 2014

Ganadores y perdedores de un Presupuesto de ficción

La Ley de leyes 2015 presentada esta semana por el Gobierno no deja de levantar polémica. Además de aumentar la discrecionalidad del Ejecutivo en la asignación del gasto público, las distorsiones del proyecto complican los planes empresarios y someten a las provincias. Un vacío que se suma al deterioro de las estadísticas oficiales y deja al país sin brújula.

El ministro Axel Kicillof presenta el presupuesto 2015 en la Cámara baja.

Las recurrentes diferencias que hace años se corroboran entre el Presupuesto y su ejecución generaron tal desconfianza y descreimiento, que esta Ley de leyes dejó de ser tenida en cuenta para la toma de decisiones de empresarios y analistas económicos.

Pero cuáles son las consecuencias de tener un Presupuesto de ficción y qué pasaría si se confiara en las previsiones oficiales y se armaran proyectos de inversión y ahorro en base a éstas. Qué se gana y pierde con las subestimaciones y distorsiones del presupuesto.

Está claro que un presupuesto "dibujado" y con posibilidades de ser modificado sin límites durante su ejecución beneficia a algunos y perjudica a otros. En líneas generales, esta ficción con la que se encara el Presupuesto restringe la capacidad de controlar la administración pública dado que la ley que debería dar previsibilidad económica, termina siendo infinitamente flexible y oscura. Esto resulta en una pérdida para toda la sociedad en cuanto a la incertidumbre que genera, y un beneficio para el Poder Ejecutivo, que durante su gestión puede ir reasignando partidas indiscriminadamente sin necesidad de rendir cuentas.

Pero por otro lado, también trae un perjuicio para el propio Gobierno en cuanto a una pérdida de credibilidad en su plan de administración.

Algunas de las subestimaciones en los cálculos que están incluidos en el proyecto que se presentó esta semana en el Congreso -como también en los anteriores- permite al Gobierno, por ejemplo, aumentar la discrecionalidad en la asignación del gasto público. Este es uno de los puntos centrales, según coinciden todos los economistas consultados por 3Días, en los que gana el Poder Ejecutivo.

Discrecionalidad

"La subestimación del gasto asociada a escenarios macroeconómicos ficticios le da grados de discrecionalidad al Gobierno inconmensurables", resume en diálogo con 3Días el economista de Finsoport, Jorge Todesca. Para armar esos escenarios irreales de los que habla el ex viceministro de Economía, hay al menos tres variables que sistemáticamente vienen subestimándose: la inflación, el tipo de cambio y el crecimiento económico.

Esta ficción en las proyecciones le quita a la población y a las empresas la previsibilidad para encarar sus planes de ahorro e inversión, y los obliga a confiar en proyecciones privadas que, muchas veces, tampoco son acertadas.

De hecho, Todesca señala que unos de los grandes perdedores ante esta metodología de presupuesto “dibujado” son justamente los analistas que trabajan con datos económicos. "Con mis colegas solemos incluir en las presentaciones que hacemos a clientes o en conferencias, las previsiones que se establecen en el Presupuesto. Pero para hacer proyecciones y asesorar, nos basamos en nuestros propios datos porque estas proyecciones oficiales son muy irreales. Es un factor más que conduce a que la Argentina no tenga un mapa oficial certero de cómo estamos y hacia dónde vamos", que sumado al deterioro de la información pública en general, tanto del Indec como la que está discontinuada de otros organismos, "genera un vacío en determinados aspectos que tampoco podemos llenar los privados por una cuestión de escala", admite.

En coincidencia con que el Presupuesto dejó de ser una herramienta para tomar decisiones, el economista Rodolfo Santángelo, de M&S Consultores, señala que lo importante de este proyecto es "cuánto son los ingresos, cuánto los egresos y cómo se financian. Esta no es más que una solicitud que le hace el Poder Ejecutivo al Congreso para gastar, y en los últimos años lo que finalmente gastó estuvo más de 15% por encima de lo autorizado". Este año, según el analista, el gasto está creciendo al 42% anual. "Ante esta inconsistencia quien más pierde es una democracia republicana donde un poder del estado avasalla a los demás", dice.

El economista Ricardo Delgado, director de Analytica, coincide en señalar como la mayor ganancia que la ficción del Presupuesto le deja al Gobierno la posibilidad de ordenar los gastos a su estricta consideración y necesidad. "En el Presupuesto del año próximo sorprende que hay partidas por debajo de los montos que fueron ejecutados este año, por lo que no hay duda de que se sigue mintiendo y que todo será ajustado". Entre las más notorias, detalla las vinculadas a los servicios económicos, donde la diferencia entre los gastos presupuestados en la Ley de 2014 y los finalmente asignados alcanza los $ 155.297 millones (Energía, Combustibles y Minería son los de mayor divergencia). En el Presupuesto 2015, se proyecta gastar en esa partida un 111% más que en el proyecto original de este año. Pero si se tiene en cuenta el monto que fue modificado y ejecutado este año en relación a la Energía, Combustibles y Minería, para 2015 se espera que la partida sea un 21,4% inferior.

Este hecho es uno de lo que podría ser un nuevo trazo en el dibujo del Presupuesto. Hasta ahora, la tendencia fue suponer ingresos que aumentarían en una proporción muy superior a la que lo harían los egresos; con lo que se pronosticó un resultado fiscal positivo. Este año, se evidencia lo que en teoría constituiría un ajuste fiscal importante, ya que se prevén ingresos con un alza del 28% y gastos que lo hacen a la mitad (14%), con un resultado de déficit de solo 1%.

Decretos a la orden del día

Como el propio ministro de Economía, Axel Kicillof, aclaró en el Congreso, el Gobierno no está considerando llevar adelante un ajuste de tales características. Por lo tanto, hay consenso en que ese menor aumento de los gastos se subsanará simplemente a través de decretos de necesidad y urgencia que amplíen partidas.

Justamente en su análisis sobre los perjuicios que genera contar con un presupuesto "dibujado", Marina Dal Poggeto, del estudio Bein & Asociados, pone foco en la reasignación de partidas, el uso de sus propias cajas de organismos desentralizados y el uso del Banco Central como fuente de financiamiento. Coincide un estudio de la fundación Pensar, ligada al PRO, que explica que casi la mitad de los pesos emitidos por el BCRA van a cubrir el déficit fiscal. "La consecuencia natural de este mecanismo es el fenómeno inflacionario que se ha acentuado en los últimos meses a causa del aumento constante de pesos en el mercado y la falta de dólares que acusa la economía argentina".

Tanto este mecanismo como el uso de fondos de la Anses, todos controlados por el Estado nacional, aumentaron considerablemente la participación del Gobierno central en la administración de recursos".

De este análisis se desprende otros de los grandes perdedores en las estimaciones ficticias: las provincias.

Provincias perjudicadas

Sucede que según comentan desde Pensar, "de los ingresos tributarios concentrados por la Nación, sólo 26,8% se reparte automáticamente a las provincias, muy por debajo del 34% que se alcanzó hasta el año 2001. Si además se considera el impuesto inflacionario, lo recibido por las provincias es de apenas 24,5% del total recaudado por el máximo nivel jurisdiccional argentino.

Este panorama es aún peor cuando se suman las fuentes de financiamiento no genuinas del Gobierno nacional, incluidas dentro del rubro "rentas", correspondientes a los supuestos beneficios girados por el BCRA y la Anses".

Y para hablar de ganadores por jurisdicciones, basta con observar aunque sea solo como guías a algunas partidas del proyecto presupuestado para el año próximo. Hay un incremento del 217% para el ministerio de Economía (donde se destaca el aumento correspondiente a Transferencias Corrientes de 290% y el de Capital con 1.631%). El ministerio del Interior muestra un aumento del 49% en su presupuesto de gastos, con un crecimiento del 165% en la Inversión Real Directa. Y el ministerio de Planificación incrementa su presupuesto de gastos en un 84%, mostrando un aumento del 113% en las Transferencias Corrientes y del 91% en las de Capital.

Si el Presupuesto fuera confiable y tuviera relevancia para quienes quieren invertir en títulos públicos, señalan los economistas consultados por 3Días, la sobreestimación del crecimiento económico podría tener impacto en la demanda, por caso, del cupón PBI, cuyo pago se gatilla si supera el 3,22%. Este año, el Gobierno previó que el incremento sería de 6,2% (lo cual aseguraría el pago), pero finalmente se recortó a 0,5%. Aún con ese drástico ajuste, los analistas privados estiman que la caída podría superar el 2%. Esto representa una brecha de ocho puntos porcentuales en los cálculos de la evolución de la economía. "En este sentido, no es menor -aclara Delgado- que para este año estaba presupuestado pagar por el cupón u$s 3.500 millones que no se pagarán. Entonces uno se pregunta qué se hará con ese monto. Se podría aliviar la carga fiscal para algunos sectores, pero nadie confía en que eso pase".

Para el año próximo, el Presupuesto es más cercano a un escenario real. Prevé un crecimiento de 2,8% (aunque muchos analistas privados pronostican una caída) y una inflación de 15,6% cuando el promedio las consultoras privadas calculan un alza interanual superior al 40%. "Con esa diferencia en la inflación, nominalmente se recaudará más de lo esperado", comenta Santangelo. Y de ahí podría surgir otro ganador aparente del dibujo del Presupuesto. Como consecuencia de esa diferencia, la AFIP anunciará una mejor performance de la esperada en la recaudación y sobrepasará la meta que se proponga para el año.

Las empresas y sus balances

El dato de una estimación de inflación baja trae aparejado en cambio un perjuicio para las compañías en cuanto a las prioridades de cambios en, por ejemplo, la posibilidad de incluir ajuste en los balances por inflación, un tema que desde las cámaras empresariales es pedido regularmente.

Además, Delgado recuerda que en el presupuesto pasado la inflación rondaba el 11% y actualmente, según los datos del Indec, ya está en 18% (según los privados supera el 30%). Los planes de inversión de una empresa, desde ya, no podrían sostenerse si se hubieran basado en los números del Presupuesto. Y si se tomara como una variable para prever inversiones, también deberían haberse replanteado sus tenencias los tenedores de bonos que ajustan por CER.

El tipo de cambio es otra de las variables subestimadas que perjudica las previsiones generales. En el Presupuesto 2015 está calculado en $ 9,45. El informe de la Fundación Pensar recuerda que "el primer día de este año, el valor del cambio entre pesos y dólares ya estaba por encima del proyectado como promedio para todo el año por la última ley de Presupuesto. Si se considera el tipo de cambio blue, la diferencia es mucho mayor". Delgado reflexiona sobre alguien que pudo haber creído el año pasado en las proyecciones sobre el tipo de cambio. El Gobierno dijo que estaría en $ 6,33 y probablemente a fin de año se esté por encima de 9. "En un proyecto de inversión el tipo de cambio es una variable central. Solo por esta diferencia sustancial en el valor oficial del dólar, un negocio podría fracasar. Por suerte, ninguna compañía encara el año pensando en estos datos".

Otro conflicto que encuentra Marina Dal Poggeto, del estudio Bein, es que no se incluyen en el presupuesto las paritarias. Se establece un aumento en el gasto en personal, aunque según Santangelo, no queda claro si el alza se da por aumento de salarios o por ampliación de nómina. / 3D

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN-0,396857,750062,7500
DÓLAR BLUE1,550464,500065,5000
DÓLAR CDO C/LIQ1,6415-77,9302
EURO-0,031765,591665,6196
REAL-0,202414,294614,3011
BITCOIN0,66448.771,01008.778,3000
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS2,150547,5000
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,327455,7500
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,304356,7500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000049,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000160,00160,00
CUPÓN PBI EN PESOS-4,25532,252,35
DISC USD NY-7,107274,5080,20
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-0,686033.661,1100
BOVESPA-1,4900108.367,4400
DOW JONES0,000027.691,4900
S&P 500 INDEX0,15653.087,0100
NASDAQ0,26008.464,2770
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,0000332,5306332,5306
TRIGO CHICAGO2,1256189,7813185,8313
MAIZ CHICAGO1,1386148,6161146,9429
SOJA ROSARIO0,9823257,0000254,5000
PETROLEO BRENT-0,257362,020062,1800
PETROLEO WTI-0,105556,800056,8600
ORO-0,17861.452,90001.455,5000