U$D

DOMINGO 26/05/2019

Francisco Quintana: "Es difícil no asociar a todos los candidatos del peronismo con el pasado"

El secretario general del PRO asegura que la estrategia de campaña de Cambiemos pasará por los logros de estos cuatro años y las cuentas pendientes, sin importar quien sea el contrincante. Pero deja en claro que no sólo meterán al kirchnerismo en la categoría de ‘lo viejo’sino también a Lavagna y al resto de los postulantes del PJ.

Francisco Quintana:

Francisco Quintana es el vicepresidente primero de la Legislatura porteña y secretario general del PRO. Coordina, además, la mesa encargada de diseñar la estrategia territorial de Cambiemos en cada provincia, junto con el presidente del partido, Humberto Schiavoni. Pero, por encima de esos cargos, es un hombre alineado con el jefe de Gabinete Marcos Peña. Y por eso su declaración que engloba al kirchnerismo y al peronismo con ‘lo viejo’ revela la estrategia del PRO ante la posibilidad –cada vez más remota- de que Cristina no sea candidata, o la cada día más cierta irrupción electoral de Roberto Lavagna. Ya no es sólo el kirchnerismo quien representa al pasado; el peronismo, en cualquiera de sus expresiones, también encarna "la etapa que la mayoría de los argentinos decidió dejar atrás en diciembre de 2015".

En diálogo con 3 Días, aseguró que la economía no será determinante a la hora de votar.

En la campaña de 2015, Mauricio Macri prometió bajar la inflación y la pobreza. No pudo lograr ninguna de las dos cosas. ¿Qué pasó?

-Pasó que subestimamos la dimensión del desafío. Sin embargo, hoy tenemos la convicción de estar en el camino correcto. Y ese camino, que no está exento de dificultades, nos va a llevar más temprano que tarde hacia otros logros, a poder reducir la pobreza y también bajar la inflación. De hecho, ya hay señales en ese sentido. Nosotros creemos que la recuperación del salario real en el primer semestre va a compensar buena parte de la pérdida del salario a lo largo del 2018. Y en materia de inflación, lo que se advierte es una desaceleración que se va a mantener en los próximos meses.

Bueno, pero eso va a tardar en verse. Mientras tanto, ¿qué van a mostrar para recuperar la confianza del electorado?

-Por un lado, como hemos hecho siempre, vamos a hacer de la cercanía un pilar fundamental de nuestro vínculo con la ciudadanía. Y en esa cercanía, nosotros elegimos siempre la verdad como un valor innegociable, aun cuando los resultados no son positivos. Eso es algo que buena parte de los argentinos lo valora. Este ha sido siempre, no sólo en campaña, un Gobierno cercano, que siempre planteó las cosas con absoluta franqueza. Pero, además, hay una agenda vinculada al nivel de obra pública, que es récord en términos comparativos con otros gobiernos. También está la lucha contra la corrupción y la defensa de las instituciones, y la agenda vinculada al orden público y a la seguridad ciudadana. Me parece que esos son algunos pilares que una gran mayoría de los argentinos valora y que seguramente van a estar presentes en la campaña.

¿Siguen pensando en la mesa chica que la economía no va a influir a la hora de votar? La recesión y la suba de tarifas son las mayores preocupaciones de los consultados en todas las encuestas...

-Probablemente sea un tema presente en la campaña pero no creemos que vaya a ser un tema determinante. A lo largo de estos tres años nosotros nunca eludimos el debate. Al contrario, te diría que empezando por el propio Presidente, abordamos la inmensa mayoría de temas por complejos o sensibles que sean. Vamos a hablar en campaña de aquellas preocupaciones de los argentinos. Ahora, también creemos que hay otra agenda, otros muchos temas que también son importantes y de interés.

Los ayuda también el temor de gran parte de los electores al retorno del kirchnerismo. ¿Qué pasaría si Cristina Kirchner no es candidata?

-Nosotros no definimos nuestra estrategia -y muchos menos nuestros candidatos- en función de lo que hagan nuestros circunstanciales adversarios. Sentimos que Cambiemos tiene al mejor candidato a presidente, que es Mauricio Macri. Nuestra estrategia pasará por los logros y los avances de estos cuatro años, pero también por las cuentas pendientes. Eso no va a variar en función del candidato que tengamos que enfrentar.

Pero Si Cristina no juega, no va a servir el slogan de "no volvamos al pasado"...

-Sería raro que no haya una propuesta dentro de la oferta electoral vinculada al kirchnerismo y al pasado; que alguien no pretenda capitalizar esos 25 ó 30 puntos de su núcleo duro, que no son automáticamente transferibles a un candidato del peronismo moderado.

¿Cómo evalúan la aparición de Roberto Lavagna, tras dos años de silencio?

-Nosotros no le damos ni a él ni a los otros precandidatos mayor trascendencia porque no definimos nuestras propuestas en función de lo que hagan eventuales rivales. Lavagna tiene todo el derecho a presentarse, de la misma manera que los argentinos tienen derecho a decidir si quieren continuar en el camino del cambio o volver al pasado en cualquiera de sus expresiones.

¿Entonces, el peronismo también entra en el eslogan del pasado?

-Es difícil no asociar a todos los candidatos del peronismo con la vuelta al pasado y con la etapa que la mayoría de los argentinos decidió dejar atrás en diciembre de 2015.

Según una versión, se decidió no desdoblar la elección en la Provincia para que María Eugenia Vidal sea la candidata a presidente, en el caso de que Macri no repunte en las encuestas. ¿Existe ese plan B?

-Para nosotros está definido que nuestro candidato a presidente es Mauricio Macri, nuestra candidata a gobernadora es María Eugenia Vidal, y nuestro candidato a jefe de Gobierno es Horacio Rodríguez Larreta. Son los tres mejores candidatos para continuar cada uno con sus procesos iniciados a fines de 2015. Es una convicción que compartimos con nuestros aliados de Cambiemos.

Parte de la UCR piden internas entre Macri y Lousteau...

-Sí, pero eso no forma parte de la discusión. La negociación se limita a los compañeros de fórmulas. Eso es lo que habrá que discutir.

Comentarios1

Capullo, el nivel de enfermedad mental de los argentinos est� dado por el hecho de que pese al da�o shock y a los da�os insidiosos que provocaron los PeroKs, aun los votan demasiados, eso es incurable, pero no son equipo. �rubenardosain.wordpress.com�

Más notas de tu interés

Shopping