Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Faro Querandí: distinto a todos

Cada faro tiene características particulares de tamaño, alcance, color y señales que lo diferencian del resto; pero de una u otra manera, todos despiertan la misma curiosidad.

El faro Querandí esta ubicado a unos 30 kilómetros de la ciudad de Villa Gesell. Si bien está localizado en una zona de fácil acceso, su particularidad es que está emplazado dentro de la Reserva dunícola Faro Querandí, que es mantenida y custodiada por guardaparques y un destacamento de la Armada Argentina. Esta reserva de 5570 hectáreas fue creada por una ordenanza municipal el 18 de noviembre de 1996 con el objetivo de proteger las dunas vivas y la biodiversidad autóctona.
La reserva es de gran importancia para el medioambiente ya que funciona como un gran "muestrario" del ecosistema de la zona y sus especies de fauna y flora nativas, al tiempo que es un lugar ideal para la investigación y la educación ambiental.
El rápido crecimiento de las ciudades cercanas ha hecho que gran parte de la fauna de la zona se desplazara hacia esta área protegida. Si bien se han hecho importantes esfuerzos para que se convirtiera en Parque Nacional, al momento no se ha logrado, pero los guardaparques y quienes colaboran con este proyecto, que cada vez son más, no pierden las esperanzas. Ésta sería una solución para controlar aún más el tránsito de motos y vehículos 4x4 que circulan por lugares que están expresamente prohibidos, poniendo en riesgo la vida, el desarrollo y la reproducción de las 164 especies de aves, nueve de reptiles y 28 de mamíferos que allí conviven.

Los colores de la naturaleza

Amanecer en la reserva Faro Querandí es un espectáculo visual incomparable. Se pueden observar las gaviotas, los ostreros y caranchos disputándose el botín de algún alimento que depositó en las costas la marea durante la noche. La napa de agua dulce está muy cerca de la superficie, por lo que es relativamente fácil encontrar pequeños oasis dentro de las dunas (una imagen muy similar a un desierto) y en ellos una gran cantidad de aves reunidas.
El área es tan rica y variada que tiene siete subecosistemas diferentes: playa, dunas no fijas, semi-fijas y fijas, pastizal y bañado pampeano, que es el área con abundante vegetación que rodea a la zona del faro. Esta última fue plantada justamente para proteger la estructura de la torre de los temporales y vientos.
En los subecosistemas de la reserva se pueden encontrar zorros grises, ñandúes, gatos monteses y peludos, entre otros, pero las dos especies más interesantes de ver son las endémicas "monjita dominicana" y "lagartija de las dunas". Ambas están en claro peligro de extinción y durante los últimos años, a pesar de los esfuerzos de los guarda parques, el gran trafico de vehículos en las zonas prohibidas para la circulación ha afectado sus poblaciones.
Para llegar al faro propiamente dicho hay que ir con camionetas 4x4, ya que el acceso es a través de la playa y dependiendo de la condición climática los médanos se desplazan, haciendo difícil la llegada en otro tipo de vehículos. Justo en la base del faro hay un destacamento de la Armada, que controla y autoriza las visitas.
El Querandí está emplazado en la punta homónima y lleva el nombre de los indios que vivían en la zona. Tiene franjas negras y blancas y una altura de 54 metros, siendo el segundo en altura en la costa Atlántica. El faro posee tres motores, por lo que si a la hora de su encendido alguno fallara, otros dos estarían cuidando en forma permanente a las embarcaciones que navegan las aguas circundantes. En condiciones normales, su luz se puede ver desde unas 18 millas mar adentro. El faro y la reserva son dignos de ser visitados respetando las reglamentaciones vigentes, pero por sobre todas las cosas, es importante mantener el cuidado y la conservación del área para que las especies que hoy lo habitan, y hacen de esta zona algo único, puedan continuar desarrollándose en los años venideros.

Datos útiles

¿Cómo llegar?
La reserva se ubica en la zona sur del partido de Villa Gesell, a 5 kilómetros de Mar Azul. Tiene acceso por la playa a partir de la calle 47.

¿Dónde hospedarse?
Tanto en Mar Azul como en Villa Gesell existen muchos hoteles y alojamientos que
están abiertos todo el año.

Tips a tener en cuenta
- Con un poco de paciencia y con la ayuda de la gente del lugar se puede avistar al ave conocida como "monjita dominica" y a la "lagartija de las dunas".
- El faro por dentro es muy interesante para conocer su historia. Desde la garita del faro se puede contemplar la extensión total de la reserva.