Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Entre el océano y las montañas

En un entorno natural privilegiado del suroeste de México, la playa de Troncones, vale no perderse una de las grandes aperturas para los amantes del diseño y la arquitectura.

Troncones es el tesoro escondido del Estado de Guerrero, en México. A sólo 30 minutos del aeropuerto internacional de Zihuatanejo se llega a esta ciudad calma y poco poblada, enclavada entre las montañas y el océano Pacífico, con un surf de clase mundial y un increíble paisaje natural circundante. Allí, en este pequeño paraíso, la cadena europea Design Hotels inauguró un alojamiento boutique que refleja el entorno en el que se emplaza: Lo Sereno.
Se trata de una casa de playa en la que -como su nombre lo indica- la serenidad es protagonista absoluta. Situada en una playa virgen de casi cinco kilómetros de largo y rodeada de cocoteros, cautiva con su buen gusto y su diseño a cargo del arquitecto mexicano Jorge González Parcero. Respetando el entorno de Troncones, un tranquilo pueblo de pescadores, esta casona de dos plantas y diez habitaciones tiene el espíritu de una casa de playa privada. Para su construcción, se han utilizado muchos elementos típicos de la artesanía mexicana, como la madera de Parota tropical que es lo suficientemente resistente como para soportar las condiciones climáticas de la costa. Para garantizar la ventilación cruzada en las habitaciones, el equipo de GP Arquitectos se inclinó por un diseño antiguo y puertas de madera en lugar de vidrio. Por lo tanto, pintorescas puertas corredizas de madera conducen desde cada cuarto a las amplias terrazas. Las 10 suites, íntimas y cómodas, tienen vistas hacia el océano Pacífico y la piscina infinita de Lo Sereno y cuentan con terrazas y patios privados.
El diseño de interiores, a cargo de Andrés Saavedra, es un capítulo aparte de este proyecto. En las habitaciones, las piezas artesanales de Guadalajara y otras zonas de México y las piezas de arte "palapa" (hojas secas de palma tejidas) le imprimen al hotel una estética local contemporánea. Por su parte, los baños minimalistas sólo cuentan con tres materiales: vidrio, hormigón y madera.
Esta propuesta de lujo en Troncones se completa con un restaurante de cocina gourmet mexicana con ingredientes locales frescos y de temporada. El bar y el comedor están al aire libre, junto a la piscina del hotel. Asimismo, Lo Sereno cuenta con un spa y servicio de clases de yoga y de surf en un auténtico paraíso para los amantes de este deporte acuático. Para efectuar reservas y recibir más información, visite el sitio web www.losereno.com.