Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

En su isla

El teatro Caliban de Norman Briski es su isla personal. Tiene en cartel en forma permanente varias obras en la que participan autores y actores "con mucho entusiasmo" y donde se dictan clases y seminarios. "Es una isla muy difícil de sostener", acota, porque "no es rentable, y la gente tiene que trabajar para vivir", pero sigue a flote contra viento y marea. Allí se pueden ver Vide/la muerte móvil, de Vicente Muleiro, sobre el ex dictador Jorge Videla, y la obra colectiva Concierto del fin del mundo. Briski participó hace meses de la miniserie La casa del mar, cuyo director, Juan Pablo Laplace, falleció recientemente, y también actuó en la serie de ficción La última hora, que transmite la Televisón Pública, con producción de Gastón Portal.