Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Elma Hotel, el arte de la hotelería

Un ícono de la arquitectura brutalista reabrió sus puertas convertido en un alojamiento de lujo y un centro cultural de vanguardia en el corazón de la localidad israelí Zikhron Ya'aqov.

Luego de casi una década de planificación y construcción, el sanatorio israelí Mivtachim, considerado una obra maestra del brutalismo de posguerra del prestigioso arquitecto Yaakov Rechter, reabrió sus puertas bajo el nombre Elma Arts Complex Luxury Hotel.
El brutalismo es un estilo arquitectónico que surgió del Movimiento Moderno y que tuvo su auge entre 1950 y 1970, inspirado por el trabajo del arquitecto suizo Le Corbusier y el estadounidense Eero Saarinen. El término tiene su origen en el concepto francés "béton brut" (hormigón crudo), utilizado por Le Corbusier para describir su elección de los materiales. Sin embargo, fue el crítico de arquitectura británico Reyner Banham quien adaptó esta expresión al "brutalismo", nombre que se adjudicó de allí en adelante a ese nuevo estilo.
El sanatorio Mivtachim fue diseñado por Yaakov Rechter en 1968 en la localidad de Zikhron Ya'aqov, a unos 65 kilómetros de la costa de Tel Aviv, y en 1973 ganó el Premio Nacional de Arquitectura. La edificación está compuesta por unidades modulares de hormigón que parecen abrazar las curvas del Monte Carmelo, frente al mar Mediterráneo y con vistas extraordinarias hacia los bosques circundantes. Casi medio siglo después, en 2005, la coleccionista de arte israelí Lily Elstein compró el edificio en ruinas con la intención de construir un centro cultural. Para ello, reunió a un equipo de vanguardia dirigido por los arquitectos Ranni Ziss y Amnon Rechter (hijo de Yaakov) que colaboraron en la iniciativa de crear un complejo hotelero de lujo en el que el arte sea el protagonista indiscutido.
A la hora de idear la apariencia de los interiores del Elma Arts, los profesionales se inspiraron en la visión y el legado de Yaakov Rechter. Para ello, contrataron al prestigioso diseñador Lea Mahler quien logró que la sutileza de la arquitectura de Rechter tuviera una continuidad en cada espacio dentro de este alojamiento y centro cultural. Baldosas de terrazo en los pisos, superficies de cemento y detalles en roble son el perfecto escenario para una cuidadosa y sofisticada selección de muebles de nogal y sofás de cuero blanco y negro.
Elma Arts Complex Luxury Hotel cuenta con 95 habitaciones amplias y completamente equipadas y una galería de arte de 750 metros cuadrados en la que se exponen obras de artistas israelíes e internacionales. Elma (un acrónimo de Elstein Music & Art) también cuenta con dos salas de espectáculos, un restaurante de cocina israelí, una piscinas interior y otra exterior y un lujoso spa.