Viernes  30 de Junio de 2017

El origen del término "gorila" y el mito del "voto cantado"

El film Mogando y la Revista Dislocada hicieron célebre la palabra con la que el peronismo descalificó a sus adversarios. El autor del libro propone despertar la conciencia cívica con relatos poco conocidos de la historia argentina.

El origen del término "gorila" y el mito del "voto cantado"

Según el diccionario de la Real Academia Española, la palabra ‘primate’ significa ‘mamífero con extremidades terminadas en cinco dedos provistos de uñas’.

Los primates serían los ‘primeros‘ en la escala zoológica, aunque entre ellos nos encontramos los seres humanos, y también los gorilas, simios y monos. La diferencia entre los seres humanos y los otros primates es que el ser humano no pertenece al grupo de los plantígrados, es decir, de los ‘cuadrúpedos que, al andar, apoyan en el suelo toda la planta de los pies y las manos’.

Esta básica y superficial explicación arroja como resultado inicial que los seres humanos tenemos similitudes con los gorilas (que, en tamaño, son los más grandes de los primates), y esa identificación la hemos trasladado al ámbito de la política, porque es muy común que, a personas que tienen cierta identificación ideológica, se los catalogue de ‘gorilas‘.

Profundicemos un poco esta ridícula identificación política de pura cepa nacional.

En el año 1952 debutó, en Radio Argentina, un programa cómico creado por Délfor Dicásolo (con libretos de Aldo Cammarota y locución de Cacho Fontana), llamado ‘La Revista Dislocada‘, que con variados formatos fue transmitido por diferentes radios y canales de televisión hasta el año 1973, en el que fue prohibido por el gobierno militar que entonces presidía Alejandro Agustín Lanusse.

El programa fue la base de lanzamiento de muchos artistas cómicos que luego fueron estrellas del mundo del espectáculo en nuestro país, como por ejemplo Mario Sapag, Mario Sánchez, Beto Cabrera, Juan Carlos Calabró, Nelly Beltrán, Carlitos Balá, Jorge Porcel, Raúl Rossi, Tristán, Vicente La Russa, etc.

A su vez, en 1953 se estrenó, en Estados Unidos de Norteamérica, la película Mogambo, que tenía como protagonistas a Clark Gable, Ava Gadner y Grace Kelly.

En una de las escenas de Mogambo estaban Clark Gable, quien personificaba el papel de un seductor cazador de animales salvajes en África, y Grace Kelly, que se enamoraba de aquel en la ficción. En la escena referida, de pronto se escuchaba un fuerte rugido cuya consecuencia era que la joven Grace Kelly se arrojaba en los brazos del cazador personificado por Clark Gable, quien, para tranquilizarla, le decía: ‘calma, deben ser los gorilas‘.

Esta escena, aparentemente insignificante, fue la que inspiró al libretista de la antes referida ‘Revista Dislocada’, para hacer un sketch en el cual un coro entonaba un jingle, en unas de cuyas partes se cantaba: "Deben ser los gorilas, deben ser, que andarán por ahí’. La letra del jingle era la siguiente:

"El domingo en la tribuna, un gordo se resbaló. Si supieran la avalancha que por el gordo se armó. Rodando por los tablones, hasta el suelo fue a parar. Mientras todos los muchachos se pusieron a gritar: deben ser los gorilas, deben ser, que andarán por allí; deben ser los gorilas, deben ser, que andarán por aquí".

El sketch no tenía nada que ver con cuestiones políticas, sin embargo, en el año 1955, ya circulaban rumores según los cuales el Ejército planeaba un derrocamiento de Juan Domingo Perón (de hecho el golpe militar ocurrió el 16 de septiembre de ese mismo año), motivo por el cual se identificó a esa acechanza de los militares al gobierno de Perón, con la de los gorilas cuyos rugidos habían atemorizado al personaje que personificaba Grace Kelly en la película Mogambo.

A partir de la efectiva concreción del golpe militar perpetrado por la Revolución Libertadora, los peronistas comenzaron a utilizar el término ‘gorila’ para calificar a los partidarios del golpe que desalojó a Juan Domingo Perón, y en general a todo aquel que estaba en contra del régimen peronista. Inclusive el mismo Landrú, en esa época dibujaba gorilas disfrazados de militares.

No hay que perder de vista que, en aquellos años, el estilo de Perón generó una profunda división en la sociedad entre peronistas y antiperonistas, que inclusive, aunque más atenuada, persiste en la actualidad.

Lo notable es que el término ‘gorila’ también fue utilizado en la década de los años setenta, dentro del peronismo, por la izquierda montonera para descalificar a la derecha sindical.

En efecto, Perón había asumido su tercera presidencia el 12 de octubre de 1973, y el 1 de mayo del año siguiente, al celebrase el día del trabajador, se reencontró en la Plaza de Mayo con la izquierda montonera, quien en su confrontación con la derecha peronista encarnada por el ministro de Bienestar Social de Perón (José López Rega), comenzó a cantar:

"¿Qué pasa general, que está lleno de gorilas el gobierno popular?".

Perón contestó desde el balcón de la Casa Rosada:

"A través de estos veintiún años, las organizaciones sindicales se han mantenido inconmovibles, y hoy resulta que algunos imberbes pretenden tener más mérito que los que durante veinte años lucharon".

Esos ‘imberbes’ a los que se refería Perón eran precisamente los integrantes de la entonces ‘juventud peronista’, anárquicos y montoneros, a quienes el emblemático general expulsó de la Plaza de Mayo en aquel histórico discurso.

Si hay un término absurdo en el diccionario de vocablos políticos en nuestro país, es el de ‘gorila’, que en la actualidad nada significa, y que está lejos de constituir un agravio para quien recibe el mote, salvo que con ello se quiera imputar a otro el desapego a las formas democráticas de gobierno. Pero si quien usa la palabra ‘gorila’ como adjetivo descalificador, lo hace con ese sentido, pues entonces debería tener la valentía de sincerar su intención y utilizar para ello las palabras adecuadas. En todo caso, si utilizamos el término tal como se lo hace habitualmente, podría afirmarse que no hay peor ‘gorila’, que el que califica de ‘gorila’ al que disiente con un proyecto político determinado.

El voto cantado

Como se podrá advertir, el Código Nacional Electoral solo contempla la existencia de cinco tipos o clases de votos. Sin embargo, el vox populi suele invocar la existencia del denominado "voto cantado".

La escena podría ser la siguiente: una mesa electoral y un elector en la fila, o en el lugar donde se celebran los comicios, vociferando el destino de su voto, o haciendo comentarios a viva voz acerca de los candidatos, o exhortando al resto de los presentes a votar a determinado/s candidato/s, o mostrando boletas, o llevando insignias, banderas, etc. ¿Qué es lo que se dice cuando ocurre una escena como la descripta? Que el sujeto ha hecho un "voto cantado". ¿Qué se podría hacer con ese sujeto? ¿Se le impediría votar o se le permitiría hacerlo, anulándosele luego el voto? Ninguna de las dos cosas. En todo caso, si un elector "cantó su voto", ha cometido un delito electoral que la ley castiga con una pena que oscila entre uno a dieciocho meses de prisión. Por lo tanto correspondería arrestarlo y llevarlo ante la justicia electoral, pero jamás se le podría impedir votar, y menos anularle el voto que eventualmente realice, el cual sería perfectamente válido en la medida que no hubiera introducido objetos extraños y/o boletas deterioradas.

En cualquier elección de autoridades, conocer las consecuencias de sus actos le permitirá a los electores tomar mejores decisiones, o por lo menos decisiones fundadas. Si ello es importante cuando esas decisiones benefician o afectan solo a quien las toma, mucho más lo es cuando benefician o afectan a toda una sociedad, como ocurre cuando se vota.

Trayectoria

Felix Lonigro es abogado recibido en la Facultad de Derecho de la UBA. Recibió el Premio de Honor en el XI Programa de Entrenamiento para Abogados, organizado anualmente por la Escuela de Abogacía de Buenos Aires. También es autor del Manual de Derecho Constitucional para estudiantes de abogacía y del Manual de Derecho Público Constitucional para estudiantes de otras carreras que no son abogacía. (Editorial Cáthedra Jurídica). Escribió más de 200 artículos sobre temas de Derecho Constitucional en diversos periódicos porteños y en revistas especializadas (entre otros, El Cronista, La Nación, Clarín, Perfil e Infobae).
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000053,000057,0000
DÓLAR BLUE0,000056,000058,0000
DÓLAR CDO C/LIQ29,7206-56,7088
EURO0,081561,459261,5093
REAL0,140513,385613,3969
BITCOIN2,940110.402,840010.409,3100
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000057,1250
C.MONEY PRIV 1RA 1D-2,857168,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-2,816969,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000057,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000161,00161,00
CUPÓN PBI EN PESOS-2,76241,761,81
DISC USD NY-2,649073,5075,50
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-4,000027.982,9600
BOVESPA-2,3400100.011,2800
DOW JONES-2,370026.252,2400
S&P 500 INDEX-2,59462.922,9500
NASDAQ-3,00007.991,3880
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-1,6355309,3820314,5262
TRIGO CHICAGO1,7121174,6245171,6850
MAIZ CHICAGO-1,3765141,0377143,0061
SOJA ROSARIO0,0000246,0000246,0000
PETROLEO BRENT-1,702358,900059,9200
PETROLEO WTI-2,944953,720055,3500
ORO1,99691.527,20001.497,3000