El legado cultural de Stavros Niarchos

La fundación que honra al multimillonario griego, fallecido en 1996, inauguró un parque y un centro cultural en la ciudad de Atenas que acaparó la atención de todos los amantes del diseño y la arquitectura.

A tan solo un año de su inauguración, el centro cultural perteneciente a la organización filantrópica que homenajea al difunto magnate griego Stavros Niarchos ya recibió 1,3 millones de visitantes en su modernísimo edificio situado en el corazón de Atenas.

Diseñado por el estudio italiano Renzo Piano Building Workshop (RPBW), el Stavros Niarchos Foundation Cultural Centre (SNFCC) domina, hermoso e imponente, el paisaje costero suburbano del viejo puerto de Kallithea.

Ya no quedan rastros del enorme estacionamiento construido con motivo de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004; en ese mismo sitio ahora se levanta una colina artificial de 32 metros de altura que es uno de los puntos panorámicos de la ciudad con vistas hacia el mar Egeo, la Acrópolis y las estrechas callecitas de Atenas. Probablemente, la colina donde se alza el SNFCC es actualmente el parque más importante de una ciudad que no se caracteriza por la abundancia de espacios verdes. Doce meses después de la inauguración del centro, andar en bicicleta por los lagos y caminos y escuchar a la Orquesta Nacional tocando al aire libre es parte de la cotidianidad de los atenienses.

El diseño de Renzo Piano surgió de una necesidad: crear nuevas instalaciones para la Ópera Nacional y la Biblioteca Nacional de Grecia y bocetar el nuevo parque a pedido de la fundación Stavros Niarchos. Partiendo de estas premisas, el diseño del ingenioso Piano permitió combinar 90.000 metros cuadrados de instalaciones y 175.000 metros cuadrados de parque con un resultado en el que el todo es mucho más que la suma de las partes. Para lograrlo, RPBW trabajó en estrecha colaboración con la diseñadora de paisajes neoyorquina Deborah Nevins y el estudio local H. Pangalou & Associates, que planificaron en conjunto los jardines y caminos que conectan todo el parque. "El parque está hecho artificialmente, pero poco a poco está creando un ecosistema propio", afirma Miyon Yoo, gerente de parques y paisajismo del SNFCC. Allí, los niños atenienses participan diariamente de clases de navegación y talleres de cultivo de huertos o simplemente disfrutan corriendo y jugando entre sus árboles y senderos.

El programa educativo público del SNFCC fue diseñado para todas las edades; ya que además de las actividades para niños hay, por ejemplo, clases de computación para mayores de 65 años dentro del área de la Biblioteca Nacional.

Reflejando los rituales diarios del parque, la arquitectura del centro cultural permite a la comunidad encontrar el oasis que no encuentran en la ciudad, incluso durante las calurosas tardes de verano. El espacio central, Agora, conecta los tres edificios principales con el canal de agua que completa el parque. Tanto para hacer un pic nic bajo el sol como para escuchar a la Orquesta Nacional o asistir a alguno de los talleres que integran la propuesta del centro cultural, el SNFCC conquistó a la comunidad ateniense y a cada uno de los turistas que visitaron la ciudad en los últimos meses.

Más de 3Días