Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El futuro ya llegó

En el 2020 se inaugurará el Planetario de Shanghái, diseñado por el estudio neoyorquino Ennead Architects. La ciudad más poblada y vanguardista de China sumará a sus atractivos un edificio extravagante y futurista.

Shanghái es una de las ciudades más interesantes y eclécticas del mundo. Además de ser la metrópoli más poblada de China (con más de 20 millones de habitantes), es sin duda la más moderna del gigante asiático. Hoy, esta urbe vanguardista está en boca de todos los amantes del diseño y la arquitectura por la obra que se comenzó a construir en el centro mismo de la ciudad: el Planetario que albergará el Shanghai Science and Technology Museum (Museo de Ciencia y Tecnología de Shanghái).
Después de un extenso concurso y numerosos bocetos y planes presentados, el prestigioso estudio neoyorquino Ennead Architects de Thomas Wong fue el ganador de una ardua competencia internacional para diseñar el complejo. El proyecto vencedor consiste en una estructura súper moderna de 38 mil m2 inspirada en principios astronómicos y en el concepto del espacio-tiempo entendido como un ente único y continuo. Asimismo, el diseño exhibe una ligazón con el pasado, en homenaje a la cautivante historia de la astronomía china, y con las ambiciones futuras del programa espacial de esta potencia asiática.
Tal como difundieron a través del comunicado oficial de Ennead Architects: "Cada una de las tres formas principales del edificio -el óculus, el domo invertido y la esfera- actúa como un instrumento astronómico, rastreando al sol, a la luna y a las estrellas, y les recuerda a los visitantes que nuestro concepto del tiempo se origina en objetos astronómicos distantes". Estos tres cuerpos son el eje principal de la construcción de este planetario futurista. El óculus está suspendido sobre el acceso principal del museo y representa el paso del tiempo a través de la luz solar que se proyecta en el suelo de la plaza de entrada y en el espejo de agua. Sobre el atrio central alrededor del cual se organizan las galerías, el domo invertido permite a los visitantes recorrer el edificio apreciando las vistas diurnas y nocturnas del cielo. Por su parte, la esfera contiene una pantalla curvada, y a través de su claraboya, la luz natural ingresa al museo marcando el inexorable paso del tiempo. Cuando la construcción finalice, el Planetario de Shanghái contará con exhibiciones permanentes y temporales en sus galerías, un cine IMAX, un centro educacional y de investigación, un observatorio y un telescopio solar. Sin embargo, el atractivo principal siempre será el edificio mismo. La obra será inaugurada en 2020 y promete ser una de las apuestas arquitectónicas más importantes del siglo XXI. n 3D