Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

El financiamiento del sistema: de la A a la Z

"Reparto asistido" es el concepto acuñado para caracterizar al sistema previsional argentino, que desde hace varias décadas no puede sustentarse solamente con el aporte de los empleados en relación de dependencia y las contribuciones de los empleadores. Por el contrario, un reciente estudio del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) asegura que con esos recursos apenas se paga el 40 por ciento del monto que representan los 6,8 millones de beneficios que mensualmente paga la ANSES.

Las fuentes de financiamiento fueron variando al compás de las sucesivas crisis económicas por las que atravesó el país, así como de la ampliación del número de beneficiarios. Hasta llegar a la actualidad, con siete impuestos afectados total o parcialmente, aunque previamente se toman en forma directa seis puntos porcentuales de los recursos coparticipables, antes de su distribución.

Luego de la reforma impositiva, el financiamiento del sistema previsional quedó integrado de la siguiente manera:

1.- Aportes y contribuciones: es el reparto propiamente dicho. Se compone del 11 por ciento de los aportes del empleado y el 10,17 por ciento de contribuciones patronales. Estas últimas a partir de 2018 tendrán un mínimo no imponible de 2400 pesos que se irá incrementando hasta llegar a 12.000 pesos en 2022.

Para los empleadores cuya actividad principal sea la locación o prestación de servicios, la contribución es del 12,71 por ciento, para los autónomos el 27 por ciento y para los monotributistas, el 70 por ciento del componente impositivo y el 100 por ciento del previsional.

2.- Coparticipación: De toda la masa de recursos coparticipables, se detrajo entre 1992 y 2015 el 15 por ciento para el financiamiento de la ANSES. A partir de 2016, en el marco del "Acuerdo por el Nuevo Federalismo" se dispuso reducir esa detracción a razón de 3 puntos porcentuales anuales, por lo que en 2018 se destinará el 6 por ciento.

Del 94 por ciento restante, los fondos para financiar la ANSES se integran con:

A) Impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios o "al cheque": el 100 por ciento de la recaudación.

B) Impuesto a las Ganancias: 120 millones de pesos anuales previo a la distribución de la recaudación.

C) Impuesto al Valor Agregado (IVA): 11 por ciento de la recaudación, de los que el 93,73 por ciento se destina a la ANSES y el 6,27 por ciento restante a los regímenes previsionales provinciales.

D) Impuestos a las Naftas, Gasolina Natural, Solvente, Aguarrás y a los productos compuestos por una mezcla de hidrocarburos, en la medida que califiquen como naftas de acuerdo con las especificaciones técnicas de la reglamentación respectiva: 21 por ciento.

E) Impuestos al Gasoil, Diesel-oil, Kerosene y el Gas Natural Comprimido: 100 por ciento.

F) Impuesto adicional de emergencia sobre cigarrillos: 100 por ciento.

G) Impuestos a Automotores gasoleros: 100 por ciento.

De cara al futuro, los inconvenientes para financiar a la ANSES podrían agravarse, si se tiene en cuenta que el 6 por ciento de la masa coparticipable bajará a 3 en 2019 y desaparecerá a partir de 2020. Además, el mínimo no imponible a las contribuciones patronales crecerá gradualmente hasta 12.000 pesos en 2022.

Eso, a su vez, será un importante condicionante para reducir el peso de la carga impositiva. Por ejemplo, la recaudación del impuesto al cheque, uno de los más cuestionados, representará este año 1848 pesos mensuales para cada jubilado o pensionado. Para cumplir con el deseo de aquellos que propugnan por su eliminación, habrá que encontrar la manera de reemplazar los 163.389 millones de pesos que el Gobierno prevé embolsar en 2018 con ese gravamen.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar