Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"El error de CFK fue poner a Máximo frente a Hotesur"

El periodista Daniel Santoro revela una trama de lavado y corrupción que involucra en varias causas judiciales a empresarios amigos del poder y salpica a Cristina Kirchner. Afirma que el hijo de la expresidenta goza de inmunidad pero no de impunidad.

De empresario K a usar a traje rayas. Báez fue detenido por orden del Juez Casanello, acusado de lavado

De empresario K a usar a traje rayas. Báez fue detenido por orden del Juez Casanello, acusado de lavado

La imagen del hijo de Lázaro Báez, junto al contador Daniel Pérez Gadín, y un grupo de hombres jóvenes contando billetes en máquinas electrónicas y acarreando esforzadamente bolsas con dinero, parecía salida de una película de gangsters. Ni siquiera le faltaban a la escena el whisky y el habano.

Pero el video era real, y representaba sólo un fragmento de las más de 30 horas de filmación de las cámaras de seguridad de la SGI (Southern Globe Investments, más conocida como La Rosadita), desde donde el emblemático empresario K habría manejado millonarias operaciones de fuga y lavado de dinero.

La contundencia de las imágenes emitidas durante el programa Telenoche Investiga, sacudió a la opinión pública. Se trataba de la punta de un ovillo de intrincadas operaciones financieras y de corrupción, que podría llegar hasta la mismísima ex presidenta Cristina Kirchner y a su hijo, el diputado Máximo Kirchner.

Daniel Santoro, periodista que llevaba años siguiendo la llamada "ruta del dinero K", sintió que era el momento de insistir con la publicación de un libro que había concluído en noviembre de 2014, pero por entonces, la editorial con la que tenía un contrato, había desistido de llevar a la imprenta. En menos de una semana, Santoro se dedicó a actualizar el texto, que llegó a las librerías en tiempo récord, publicado finalmente por Ediciones B.

Su investigación periodística había comenzado en 2007, cuando la diputada Elisa Carrió efectuó su primera denuncia contra Lázaro Báez y Cristóbal López a raíz de una cuenta bloqueada en Lichtenstein. A esta denuncia se sumaron datos aportados por Graciela Ocaña y Margarita Stolbizer. El tema comenzó a ocupar mayor espacio en los medios. Y finalmente, estalló en la primera edición del programa televisivo de Jorge Lanata Periodismo Para Todos, en abril de 2013.

"En esta investigación convergimos muchos periodistas, no fue un trabajo unipersonal. Lo que busqué en el libro fue mostrar la película entera de la corrupción, más allá de las fotografías de (Federico) Elaskar y (Leonardo) Fariña, dos jóvenes rápidos y furiosos que pasaron meteóricamente de viajar en bondi por el conurbano, a llegar en Ferrari a las mejores fiestas de Punta del Este", cuenta Santoro a 3Días.

En el libro, el periodista de Clarín revela cómo, antes de que este dúo dinámico de estafadores apareciera en escena, ya existía una estructura financiera que sacaba dinero de Báez con destino a Lichtenstein y Suiza. Y también relata, cómo el estudio Mossak Fonseca , que saltó a la fama tras el escándalo de los Panamá Papers, creó 148 empresas fantasma para la firma Helvetic, usada por Báez (y por otros empresarios) para evadir impuestos y fugar divisas.

¿Hasta dónde llega la investigación de la ruta del dinero K? ¿Están Cristina Kirchner y su hijo directamente implicados?
- Por ahora en esta causa no están imputatados ni Máximo ni Cristina. La responsabilidad llega hasta Lázaro Báez, quien podría acogerse a la figura del arrepentido, aunque para la legislación argentina, no está contemplada en casos de corrupción, pero sí para casos de terrorismo, narcotráfico y lavado. Si, como prometió el ministro de Justicia, Germán Garavano, se incorpora esta figura y la de "delación premiada", esto le permitiría a Baez negociar la mitad de la pena, a cambio de implicar a un superior. Pero por lo pronto, no rompió puentes públicamente con Cristina y con Máximo, aunque sí tuvo una pelea con Alicia Kirchner.

Concretamente, ¿podrían ir Cristina y Máximo presos por esta causa?
- Cristina va a ser indagada en los próximos días, no por esta causa, sino por la venta de dólares a futuro. En este caso, el más complicado es el expresidente del Banco Central, (Alejandro) Vanoli, más teniendo en cuenta que el BCRA es una entidad autárquica del Poder Ejecutivo.

¿Cómo se explica el repentino apuro del juez Casanello, que durmió durante años la causa, para pedir sorpresivamente la detención de Lázaro Báez?
- Casanello venía investigando el caso desde 2011 y confiaba en que Báez no se iba a escapar. Pero cuando vio el video de La Rosadita sintió que le habían tomado el pelo. Alguien le pasó el dato de que había movimientos extraños, y por eso lo hizo detener el martes por la noche. Además, ahora la causa tiene más datos. El video, y mi propio libro, fueron adjuntados.

Baez parecía un empresario hábil y de bajo perfil. ¿Cómo cayó en desgracia?
- En mi libro cuento cómo, gracias a su amistad con Néstor y Cristina, Lázaro obtuvo u$s 650 millones en contratos de obra pública con Santa Cruz y el gobierno nacional, y a cambio depositó u$s 6,5 millones en la cuenta de Hotesur. El problema es que, para blanquear tanto dinero, el circuito blue de los bancos y financieras no alcanza. Entonces aparece Fariña, un muchacho simpático y bien dispuesto que le vendía acoplados para los camiones, y resultó ser un verdadero encantador de serpientes. Fariña se ganó la confianza de Lázaro, y sobre todo de su hijo Martín, un chico de provincia a quien este porteño canchero le mostró la noche y la diversión.

Un caso que mezcla las finanzas con la farándula...
- Sí, y también fútbol. El estudio del (ex) presidente del club Peñarol de Montevideo, Pedro Damiani, es clave en la conexión uruguaya de las empresas fantasmas de Báez y los Kirchner.

Pero si Cristina Kirchner tuviera algo que ocultar, ¿no hubiese sido más hábil de parte de ella postularse a legisladora para obtener inmunidad?
- El error de Cristina fue poner a su hijo como apoderado de Hotesur, tras la muerte de Néstor, en 2010. Porque de este modo, Máximo tiene responsabilidad penal directa. Al ser diputado tiene inmunidad, pero no impunidad.

En la Argentina se denunciaron muchos casos de corrupción y pocos terminaron con los responsables pagando en la Justicia. ¿Creés que en este caso, sí?
- Es posible que Cristina deba recorrer el camino judicial que hicieron Menem y De la Rúa. No olvidemos que Menem tuvo una condena a siete años y medio de prisión por la causa de las armas que yo denuncié, y esto no le impidió postularse a senador nacional y ganar las elecciones para disfrutar de sus fueros afuera de la cárcel. Y De la Rúa terminó sobreseído...

Más notas de tu interés

Comentarios3
Oscar Aquino
Oscar Aquino 09/04/2016 10:40:08

Cualquier choro con guita robada construye rascacielos...pero no es por que sea "empresario". Ta clarito, no?

Oscar Aquino
Oscar Aquino 09/04/2016 10:26:53

Baez empresario???? Igual que Milagro Salas, Jaime, Maximo,Cristina, Nestor, etc etc... Asi que los choros son empresarios??? Dejate de joder.Hoy nosotros,EL PUEBLO ya dejamos la mochila de la ingenuidad. Corregi papa o te vas al carajo mierda!!!!!

Pablo Garcia
Pablo Garcia 08/04/2016 10:24:44

Ahora Maximo va a salir a decir que era "solo director" y que no tenia acciones ni cobraba sueldo.