Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El auditorio ideal

Con más de 10 mil paneles acústicos, la Filarmónica del Elba recientemente inaugurada en Hamburgo, Alemania, es el primer concert hall del mundo "acústicamente perfecto".

El auditorio ideal

A mediados del mes de enero abrió sus puertas en la ciudad de Hamburgo la Filarmónica del Elba, el proyecto cultural más costoso de Alemania. La construcción de este "auditorio perfecto" comenzó en 2002 y finalizó 15 años después, con una inversión total de alrededor de 800 millones de euros. Más allá del disfrute que provoca a los músicos y melómanos la acústica envidiable de esta sala de conciertos, es una estructura visualmente cautivante desde el punto de vista del diseño, que estuvo a cargo del estudio de arquitectura suizo encabezado por Jacques Herzog y Pierre de Meuron. Herzog y De Meuron también fueron los responsables de la construcción del centro cultural Caixa Forum de Madrid, las bodegas Dominus de California y la ampliación del museo Tate Modern en Londres.
La Filarmónica del Elba también se suma a la lista de grandes éxitos de esta sociedad.
Situada sobre la ribera del Elba, en el corazón del área portuaria de Hamburgo, el acceso a la sala de conciertos es a través de una gran escalera mecánica (82 metros de largo) que llega hasta el vestíbulo de la misma. Para la construcción del auditorio los arquitectos suizos trabajaron codo a codo con el famoso acústico japonés Yasuhisa Toyota, de Nagata Acoustics, quien participó del proyecto de la Filarmónica de París y el Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles. Juntos, han diseñado una sala de conciertos con capacidad para 2100 espectadores que comparte una particularidad con otros famosos concert halls del mundo: el escenario está justo en la mitad del espacio, y a su alrededor ascienden las gradas como si fueran "terrazas de un viñedo", según los arquitectos.
Asimismo, el estudio neoyorquino One to One, de Benjamin Koren, fue el elegido para construir la estructura de 10.000 paneles acústicos de fibra de yeso que cubren el techo, las paredes y los pasamanos. Cada uno de esos paneles tiene una función específica, ya que cuentan con un millón de "células" o divots diseñadas para moldear y dirigir el sonido en el interior del auditorio. Cuando las ondas de sonido impactan contra los paneles, la superficie las absorbe o dispersa para crear un sonido equilibrado en todo el espacio.
Las butacas, diseñadas por la firma italiana Poltrona Frau, logran mantener el mismo efecto en la acústica del auditorio haya o no haya personas sentadas. Es decir, que cada detalle fue especialmente pensado para lograr transmitir el sonido perfecto.
El ambiente del auditorio central se completa por las 1000 bombillas de vidrio sopladas a mano que resaltan el aspecto futurista de la estructura y un enorme órgano de 4765 tubos. Sin duda, la Filarmónica del Elba será uno de los edificios del año y una de las novedades más importantes de Europa para los amantes del diseño, la arquitectura y por supuesto también la música.