U$D

MARTES 19/03/2019

El G20 pidió reformar la OMC y expuso a Trump por negar el cambio climático

El comunicado final advirtió que el sistema multilateral de reglas “no está cumpliendo con sus objetivos”, pero omitió mencionar las tensiones entre Washington y Beijing por la “guerra comercial”. Estados Unidos y Turquía se negaron a adoptar una agenda de protección al medioambiente

El G20 pidió reformar la OMC y expuso a Trump por negar el cambio climático

El Grupo de los 20 concluyó su Cumbre de Líderes en Buenos Aires dando a conocer un comunicado conjunto en el que los altos representantes de las principales economías avanzadas y en vías de desarrollo acordaron una agenda de trabajo para promover el desarrollo pero sin tomar resoluciones concluyentes sobre la “guerra comercial” por la imposición unilateral de aranceles entre países, y con diferencias manifiestas del conjunto de naciones con Estados Unidos y Turquía por no abordar los desafíos que impone el cambio climático.

En cinco páginas y 31 párrafos –una declaración más breve que la cumbre anterior de Hamburgo, y menos ambiciosa- el G20 advirtió que “el crecimiento económico global ha sido cada vez menos sincronizado entre países” y se mostró preocupado por “riesgos clave” que se evidencian en “las vulnerabilidades financieras”, “las preocupaciones geopolíticas” y “los problemas comerciales actuales”.

Pese a estas declaraciones, el G20 reconoció la “contribución” que el sistema multilateral de comercio ha hecho para “el crecimiento, la productividad, la innovación, la creación de empleo y el desarrollo”, pero expresó a la vez que actualmente “no está cumpliendo con sus objetivos y hay un margen de mejora”, por lo que apoyaron “la reforma necesaria de la OMC para mejorar su funcionamiento”.

Pese al aval en la reforma, la declaración nada dice sobre los ejes de las transformaciones que el organismo debe llevar a cabo a instancias de Estados Unidos, que ha impedido la nominación de jueces en el Órgano de Apelaciones que interviene en litigios entre países. Semanas atrás, una conferencia miniministerial en Ottawa, Canadá, se propuso una agenda de cambios, pero sin el aval de Washington.

En conferencia de prensa, el presidente Mauricio Macri dijo que el director general del de la OMC, Roberto Azevedo, presente en las deliberaciones, “se llevó un gran trabajo en su portafolio para analizar en los próximos meses”.

A diferencia de otras cumbres, por primera vez un documento del G20 no menciona la palabra “proteccionismo” ni hace críticas al respecto.

Pujas sobre el medioambiente

El comunicado final expuso las diferencias habidas con Estados Unidos. De acuerdo al texto aprobado por los líderes, los signatarios del Acuerdo de París –firmado por todos los miembros del G20, menos Turquía- reafirmaron que su implementación “es irreversible”, y anunciaron que continuarán abordando “el cambio climático” y promoviendo “el desarrollo sostenible y el crecimiento económico”.

Sin embargo, el presidente estadounidense Donald Trump hizo incluir un párrafo en el que reitera “su decisión de abandonar el Acuerdo”, a la vez que reafirmó su “fuerte compromiso con el crecimiento económico utilizando todas las fuentes energéticas".

Pese a la contramarcha, en otro tramo de la declaración del G20 se lee que los países admiten las consecuencias negativas que “un entorno cambiante” está produciendo “en una agricultura y clima extremos”, y convinieron en que “una economía fuerte y un planeta saludable” son dos compromisos ineludibles. 

Según el statement, las naciones presentes tomaron nota del reciente informa de la oficina de Ambiente de Naciones Unidas donde se advierte que la mayoría de las economías del G20 no están cumpliendo sus compromisos de reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) para alcanzar el objetivo global de moderar el calentamiento global en 1,5 grados hacia final del siglo.

El próximo martes, en Polonia, comenzará la vigesimocuarta Conferencia de las Partes (COP) que deberá analizar la implementación de los compromisos de París. El tenor de la declaración respecto a este tema deja la perspectiva de esta reunión abierta.

Macri, durante las deliberaciones a puertas cerradas junto al premier japonés Abe

Conclusiones financieras

Los líderes reafirmaron su voluntad de contar “con un FMI fuerte, basado en cuotas y con los recursos adecuados en su centro”. Este mensaje anticipa la discusión sobre la revisión general de cuotas del organismo multilateral, donde se espera un mayor peso y participación de los países emergentes.

El G20 también precisó que se seguirá trabajando desde los bancos centrales para “apoyar la actividad económica y asegurar la estabilidad de precios”, y subrayó que los niveles de deuda pública deben ir a “un camino sostenible”.

Los líderes se comprometieron a “atraer más capital privado a las inversiones en infraestructura” y avisaron que se tomarán acciones para “lograr una mayor estandarización contractual”, abordando la “brecha de datos” y mejorando “los instrumentos para mitigar los riesgos” al anclar capitales.

La cumbre también anunció que se trabajará para “reglamentar los activos criptográficos (criptomonedas) para combatir el lavado de dinero y contrarrestar el financiamiento del terrorismo de acuerdo con los estándares del GAFI”.

Además, hubo una voluntad manifiesta de “ir hacia sistemas tributarios progresivos y gravar la economía digital”, sin descartar “medidas defensivas” hacia jurisdicciones consideradas como paraísos fiscales.

En otros aspectos, hubo un mensaje sobre la crisis migratoria y anticiparon que durante el próximo año se discutirá la manera de abordar “las causas fundamentales del desplazamiento” así como la forma de “responder a las crecientes necesidades humanitarias”, y la necesidad de tener un marco claro para la reducción del exceso de acero en los mercados internacional hacia junio de 2019.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés